“Mientras haya un ser vivo habrá historia”: Antonio Maldonado

Nov 14th, 2009 | By | Category: Entrevistas y Crónicas

Su libro: Cronológía de la capital de Tamaulipas

antonio maldonado g

Cronista de ciudad Victoria desde 1998, maduro, en plenitud  como escritor, Antonio Maldonado Guzmán presentó su obra “Cronología Histórica de Ciudad Victoria 1700-2006”, la cual consta de dos tomos en impresión fina.

El evento se realizó en el teatro “Amalia González Caballero” del Centro Cultural Tamaulipas, con un exitoso evento artístico, histórico y musical preparado por Extensión Universitaria de la UAT.

Luego de la presentación, tomamos las palabras del autor.

-¿Cuánto tiempo le llevó trabajar en esta obra?

-Aproximadamente cinco años en lo que es la recopilación, ordenamiento e impresión. Sintetiza la vida de la capital  desde que nace Don José de Escandón en 1700, hasta el 2006 que cerré. En estos dos tomos encontramos parte de la gran historia de las 12 generaciones que tenemos los victorenses.

-¿Cómo fue compilando, como fue el trabajo?

-Donde quiera que ando…Soy un pasionado urgador de las cosas antiguas y de las actuales, porque la historia la encontramos en libros, diarios, en panteones, revistras, archivos, en todos lados encuentras historia, y cada vez que tenía oportunidad agarraba mi grabadora y me iba a un panteón y ahí levantaba mucha información, me iba a determinado lugar y ahí levantaba otra.

Cada vez la gente me reclama que por qué no están determinadas personas, pero yo no invento, necesito tener un respaldo de lo que digo.

Algunos presumen que sus familiares anduvieron con Pancho Villa, que el abuelo, y pues bueno, ya había muerto el General cuando nació el abuelo.

Son cosas que no se pueden certificar, y uno como cronista tiene que tener siempre respaldos, antecedentes fidedignos para poder sustentar lo que va a ser la historia de Victoria, algo que no nos vayan a criticar. Pudiéramos equivocarnos en una cita, algún nombre, o en una fecha, pero no en un hecho.

Y bueno, nos guste o no, somos parte de lo que se escribe de la historia de Victoria.

-¿Hay algo parecido en publicación?

-No he encontrado un documento con este formato, esa es la realidad. Este libro tiene un formato cronológico, y repito, desde que nació Escandón hasta el 2006, y estoy recorriendo la historia año con año, mes con mes, día con día, y eso me ha permitido también convertirme en un aprendiz de sociólogo.

Cuando uno pasa las páginas de la historia, se ven los troncos de familias honorables, los negocios que existieron, cuando nació un servicio en Victoria, la Cruz Roja, cuando la Cámara de Comercio, el Casino Victorense, una institución. Parte de esa historia está consignada en este documento.

-La historia de Victoria ¿ya se terminó de escribir?

-No, no, no, es interminable. Me dicen que por qué no escribo algo de Tamaulipas, y yo digo que ya quisiera acabarme la historia de Victoria, que es inacabable. No nos la podemos acabar porque mientras exista un ser vivo, o nazca hoy uno, esa es parte de la historia.

Todos los días estamos encontrando elementos. Hace tiempo se dijo que Emilio Portes Gil, victorense, era el hombre más importante y visionario del siglo XX,  y yo estoy de acuerdo con eso, pero no podemos decir que toda la vida, porque el siglo XXI todavía no se termina y habrá un victorense que logre superar lo que hizo Portes Gil.

NO QUEREMOS UNA GRAN METROPOLI

histórica-¿En que aspectos de nuestra historia falta más hurgar?

-Creo que seguir insistiendo en el sentido humano, familiar, ver el arraigo de los vitorenses, y si digo victorense, no es el que nació en Victoria sino el que vive en Victoria. Cada vez encontramos más gente que se ha adueñado de este corazón de Tamaulipas, que ha escogido a esta ciudad como su residencia.

Ojalá y Victoria no crezca demasiado. Ahorita somos en población la número 50 a nivel nacional, ojalá y nunca estemos entre las primeros diez o 20 porque va a ser un caos.

Victoria y los vicorenses merecemos una ciudad tranquila, ordenada, en donde no tengamos los problemas que tiene Matamoros, Reynosa, Tijuana, Chihuahua, el D.F., queremos una ciudad tranquila, mediana.

-La obra ¿contiene fotografías inéditas?.

-Tengo más de siete mil fotografías de Victoria, y ha sido la respuesta a la promoción constante de “les encargo fotografías”, “les encargo gráficas”, y ahorita podemos presumir que no hay gente que tenga un material fotográfico como lo tengo yo.

-¿Habrá más gráficas en poder de particulares?

-Claro, la foto es muy importante cuando está en custodia familiar, pero adquiere un valor extra cuando se difunde, imprime, se sella en un libro o documento.

-¿Seguirá trabajando en este mismo formato?

-Me he hecho un compromiso conmigo mismo, con mi familia, la sociedad, de cerrar todavía un año más en labor constante, para tener elaborado material para el 2010.

En ese año yo no quiero presentar dos tomos sino cuatro, y no tener mil sino tres mil fotografías impresas y que se convierta en un documento histórico dentro del bicentenario y centenario.

-¿Podemos decir que la cronología tiene diferencias con la historia, que es fría?

-No podemos desligarla, pero quiero hacer énfasis en la historia combinada,  combinada en todos sentidos, no nada más  ensalsar al político, al abogado, al médico prominente, ni al maestro, sino desde el peluquero. Aquí la más humilde profesión está dentro. Creo que la sociedad la componemos todos y en este jarrito, cabemos muchos

-¿Está trabajando en otros temas?

-Tengo permanentemente las efemérides, y todos los días escribo. Desde luego que son citas nuevas.

-Este  trabajo ha sido arduo ¿habrá incrementado el conocimiento de los victorenses sobre su pasado?

-En la presentación, nos dimos cuenta de que contamos con muchos artistas, artistas casi profesionales, y nos demostraron que tenemos gente de mucha calidad, que creo que a veces no la tenemos totalmente ubicada.

Finalmente, Antonio Maldonado Guzmán dijo que Victoria es una ciudad joven, “y estamos obligados los victorenses a tratar de interpretar nuestra historia para poder darnos cuenta de cómo vivimos el presente, y tratemos de proyectar el futuro que nos viene”.

Leave Comment

*