Los "esos" al tigre

Dic 1st, 2009 | By | Category: Opinión Pública

Por: Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria.- Durante largas décadas los panistas habían planteado la posibilidad de la reelección de ciertos funcionarios, como los senadores, diputados federales, diputados locales y miembros de los ayuntamientos.

Hoy, parece que el Presidente Calderón está dispuestos a presentar la iniciativa y desafiar a la historia misma, para retornar a los tiempos del porfiriato de 1910.

Peligroso, bastante peligroso, porque en el 2010 celebramos precisamente el primer centenario del inicio del movimiento social llamado Revolución Mexicana, cuya principal bandera fue la No Reelección.

Vamos a recrear que, dentro de 200 años, la historia mencionará que en 1910 (Constitución de 1917) el pueblo luchó por la no reelección de sus gobernantes, y en el 2010 Calderón regresó a lo mismo.

Pero bueno, allá los azules en su empeño, y si los tricolores que son mayoría lo autorizan.

Yo solo quiero referirme al 115 Constitucional que hoy prohíbe que los alcaldes y síndicos y regidores sigan en al chamba por tiempo indefinido.

No quisiera imaginarme que la reforma ya está lista y mi alcalde, Arturo Díez Gutiérrez, quiere quedarse por otros tres, o seis o nueve años, los que se le antojen ¿qué culpa tiene el pueblo para sufrir tanto? ¿para que si su administración no tiene pies ni cabeza?.

De antemano sabemos que, cuando un presidente llegue al gobierno, difícilmente podrá ser echado porque tendrá todos los recursos a su disposición para hacer proselitismo.

Que el Señor nos agarre confesados si los diputados aprueban de inmediato una reelección indefinida de las autoridades municipales.

No quisiera imaginarme a un Francisco García Cabeza de Vaca como presidente de Reynosa por nueve años consecutivos, o un Ricardo Quintanilla en Jaumave, o Erick Silva Santos en Matamoros.

Muy grave sería por ejemplo, que Ramón Garza Barrios, como no pudo ser candidato a la gubernatura de Tamaulipas, decida perpetuarse en la alcaldía de Nuevo Laredo por una o dos décadas.

El nuevo ordenamiento provocaría (provocará) que los alcaldes, desde el primer día que lleguen, comiencen a trabajar por continuar por tres años más.

Quien sabe por qué pensará eso el señor Calderón, si así como estamos “estamos bien”, como dice un político tricolor que habla de la no reelección para los periodos inmediatos.

Mire, aquí en lo cortito, Pepe Gudiño Cardiel quiere por tercera vez la presidencia de Jaumave, lo mismo que Arsenio Rodríguez en Padilla y “El Matón” Ramírez Lucio en Abasolo ¿ahora sí podrán hacerlo por tiempo indefinido?.

Y los diputados ¿seguirán en su desvergùenza y con posibilidades de reelegirse en forma inmediata?.

Por ejemplo, querido lector ¿cuántas veces se ha parado por su distrito (local) el diputado que lo representa?.

Imagínese el lector que Enrique Cárdenas del Avellano se perpetúa como diputado federal por el Sexto Distrito, Mante, en el que no vive, no nació ni tiene intereses o de perdido familiares.

Parece que está cañón, cañona la iniciativa calderonista.

Alguien decía que le anda jalando los “esos” al tigre sin tener la debida protección.

Ahora bien, de los senadores ¿qué han hecho por usted los actuales?¿ha ido a su barrio la señora Lázara Nelly? ¿ya lo visitó Amira Gómez? ¿Sacramento le ha resuelto algún problema?.

Muy cañón modificar el artículo 83 de la Constitución, el que había quedado marcado desde el 29 de abril de 1933, cuando se prohibió la reelección presidencial.

Y de la misma fecha el 59 que habla de los senadores y  diputados.

Por lo demás, yo te apoyo Felipe, para que pidas que se reduzca de 500 a 300 el número de haraganes en el congreso federal, y de 128 a 32 los senadores.

Se me hace que, cuando eran menos, el pueblo de México era más feliz. Ahora hay un animalero en el Congreso de la Unión, y todos se dicen influyentes y ganan dinero a manos llenas.

De los Gobernadores, parece que esos no entran al proyecto panista. Y es que se podría crear otro cacicazgo como el de la era porfirista.

Mientras tanto, los tricolores por voz de Beatriz, ya dijeron que las reformas no pasarán, pero ¿acaso no dijeron lo mismo cuando el aumento a los impuetos?.

Y el consejo general para mi tocayo: No le pellizque los esos al tigrillo porque se encabrita.

Nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*