Odiaba a los delegados del PRI

Dic 1st, 2009 | By | Category: Reportajes

HOMENAJE A DON SIMON TORRES DE LA GARZA

Cd. Victoria.- Con ausencia de su dirigente estatal, Ricardo Gamundi Rosas, y del delegado del CEN, Salomón Rosas Ramírez, el PRI homenajeó a Don Simón Torres de la Garza, “priísta de corazón”, en el 19 aniversario de su muerte.

SIMON SIMONTarde fría y lluviosa, frente al busto del militante tricolor en los patios del comité estatal del partido.

Con su ausencia, Rosas parecía darse por enterado que Don Simón odiada a los representantes del comité nacional y, si viviera, lo hubiera echado del evento.

Fundador del Partido Socialista Fronterizo y del Partido Nacional Revolucionario (PRI), Torres decía que por lo general se nombraba a una persona que venía del centro del país, “sin conocer al estado, los municipios y menos los valores locales”, como indica Marco Antonio, uno de sus hijos.

Los delegados del nacional, afirmaba, “es uno de los más grandes daños que ha recibido el PRI”, y era congruente en su decir con el actuar.

En los tiempos del Gobernador Interino Raúl Gárate Legleu, Torres fue designado presidente estatal del PRI en Tamaulipas. Por entonces el comité nacional envió como delegado a un coronel De la Garza.

-Al momento en que supo, nuestro padre renunció porque no estuvo de acuerdo en que vinieran esos delegados. Decía que cómo era posible que una gente extraña sin conocer del estado y los valores, vinieran a manejar la política.

Después del incidente, el comité nacional del PRI pareció burlarse de la actitud de Don Simón y lo nombró delegado del tricolor en Sonora, pero jamás fue a tomar posesión, aunque nunca dejó al partido.

Pese a que han transcurrido más de 50 años de aquella acción de dignidad de Torres de la Garza, el PRI sigue enviando delegados. Ahora es Rosas Ramírez, oriundo del Distrito Federal y avecindado en San Luís Potosí.

La ceremonia fue presidida por la Secretaria General del CDE, Guadalupe Flores Valdez, y con la presencia de los hijos de Don Simón: Leoncio, Herlinda, Cristina, Oscar y Marco Antonio Torres Delgado, así como nietos y bisnietos.

Y SOBRAN LOS APROVECHADOS

Uno de sus hijos entrecierra los ojos y recuerda:

-Le voy a platicar una anécdota de la que yo fui testigo. Yo lo llevé (a mi papa) a la ciudad de México, con el Presidente del PRI nacional que era Gustavo Carvajal Moreno.

El propósito era que los diputados federales del PRI propusieran en la Cámara la inscripción de las palabras que pronunció Salvador Alvarado cuando se despidió como Gobernador de Yucatán: “El orgullo más grande que me llevo de Yucatán, la tierra de mi mujer y de mis hijos, es que me voy más pobre que cuando llegué”.

Y la respuesta de Carvajal fue:

-Simón, eso que estás diciendo es una gran verdad, pero también sería un bofetón muy grande para las gentes que han corrompido al partido.

Así era Don Simón Torres de la Garza, fundador del PRI en 1929, y más antes del Socialista Fronterizo de Don Emilio Portes Gil.

En sus últimos días de actividad política, Torres de la Garza siempre quiso que, en su tumba, se le impusiera el signo, el emblema del Partido Revolucionario Institucional.

Como priísta escaló todas las posiciones, desde seccional a presidente estatal, pasando por la dirigencia municipal del tricolor.

Nació el uno de abril de 1902 en el rancho San Francisco, municipio de Guemes.

También fue fundador –aunque nunca Secretario General- de la Liga de Comunidades Agrarias, siempre al lado, en esa época, de Emilio portes Gil.

SIMONMASMuy joven fue diputado local representando al distrito de Victoria, de tal forma que fue el líder de la cámara cuando apenas tendría los 25 años, lo que le valía críticas de que estaba inmaduro. Sin embargo era inteligente y un fogoso orador, y supo salir adelante con sus responsabilidades.

Sus hijos recuerdan que ya no es el mismo PRI, el que ahora ha perdido la esencia de la democracia y justicia social que dice representar.

-Antes se ayudaba a la gente con médico y medicinas, con cajas de muerto, y no solo en periodo de elecciones, comentan.

-¿Ha fallado el partido?

-Ha fallado la gente. Han llegado para resolver sus necesidades personales y no para resolver las necesidades de las mayorías, responden

EL PRI TENIA SENTIDO SOCIAL

El busto de Don Simón Torres fue develado frente al edificio del directivo estatal del partido, en 1992.

Desde entonces se le rinde homenaje cada uno de diciembre, en el aniversario de su fallecimiento.

Y vienen los recuerdos de su labor como priísta.

Cuando fue presidente, creó una especie de Consejo Técnico Consultivo del partido, donde se aglutinó a los elementos más relevantes, experimentados para orientar a la membresía y a la propia dirigencia del tricolor.

Entre ellos se menciona a Rafael González Rendón, al doctor Macario Sánchez, a Manuel Reyes Porras, a José García García, de aquella época.

También, cuando fue líder estatal, Don Simón creó un grupo musical del partido, un trío, en el que se recuerda a Menchaca, «El Charrito» Sánchez y a otro de nombre Gregorio. Ellos amenizaban y actuaban durante los eventos y festejos del tricolor.

Por supuesto que integró un equipo de fútbol, en que figuraban Meche Alvarado, Othón Juárez y Oscar García Olvera, entre otras figuras.

Eran tiempos de auténtica dirigencia priísta. Se atendían los problemas de los militantes.

A PETICION DE DON SIMON NACE LA UAT

Cuando el general Rodolfo Sánchez Taboada llegó a la presidencia nacional del PRI (su secretario particular era Luís Echeverría Alvarez) mandó llamar a Don Simón Torres para que le explicara eso del Consejo Técnico Consultivo.

Y fue y le dijo todo y entonces el general acordó formar lo que más tarde sería el Instituto de Estudios Políticos, Económicos y Sociales.

La historia de Don  Simón Torres como luchador social y dirigente es mucha.

Manifiestan sus familiares que fue fundador del gremio petrolero de Tampico y el Gremio Unido de Alijadores.

También habría sido quien  le pidió los decretos al Gobernador Gárate Legleu para la creación de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Asimismo le pidió a Horacio Terán y luego a Treviño Zapata la construcción de la carretera a Tula.

El doctor matamorense le habría dicho, en un momento en que se encontraban en El Balcón del Chihue, municipio de Jaumave.

-Don Simón, esto es un sueño. El gobierno de Tamaulipas no tiene el dinero  necesario, pero voy a iniciarla.

Y así fue, la comenzó y hubo un gran evento durante la apertura.

Establece uno de sus hijos.

-Mi padre le pidió a Horacio Terán, en Tula, al construcción de la carretera y le dijo que no había dinero. A cambio de eso le aprobó la creación de la UAT. De eso hay documentos.

www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. Como estos hombres quedan muy pocos, por no decir ninguno. Hombres idealistas y amantes de su patria es lo que necesita este País. Tuve la fortuna de conocerlo y es un ejemplo a seguir.

    Saludos

Leave Comment

*