Azulado El Mante

Dic 9th, 2009 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- “Estuve 12 años, me siento del gobierno,  tengo un compromiso con el gobierno (del estado)”, dice Mario Alberto Cruz Ayala, ex Tesorero Estatal, acusado de ser el obstáculo para que se realice la construcción del nuevo aeropuerto de Tampico.

Consejero estatal del PRI representando a Tampico, asistió el sábado anterior a la reunión efectuada en ciudad Victoria.

Afirma:

-No me opongo al progreso, nada mas que paguen.

Este martes el jefe estatal de obras, Alberto Berlanga Bolado, dijo que el gobierno tiene “arreglado” el 90 por cinto de las dos mil 260 hectáreas que serán expropiadas.

Seguramente ese restante diez por ciento, corresponde a las 240 hectáreas que son propiedad de Cruz y su esposa Adela Calderón Anaya.

A la fecha no hay interpuesto ningún amparo, ni demandas en contra del gobierno del estado.

Como abogado que es, comenta, sabe en que momento se deben dar esas cosas.

Por ahora ya fueron notificados oficialmente, pero hasta ahí. Está suspendido el diálogo respecto a la indemnización, comenta.

El hecho es que Cruz Ayala tenía ya un proyecto para utilizar la superficie; con otros inversionistas, dedicarían los predios a la construcción de vivienda comercial.

Respecto al yate trasatlántico, manifiesta que ya no lo tiene, aunque es promotor y le gusta la pesca.

De los ranchos allá por Soto la Marina, indica que solo tiene 400 hectáreas por el rumbo de Lavaderos.

Y bueno, pues ya está esperando a los negociadores de Berlanga quien, por ciento, en el legislativo no explicó ningún detalle del proyecto, y solo se concretó a mencionar que será a largo plazo.

En tema diferente, mire que allá por Mante, ya se menciona que el siguiente alcalde será Ubaldo Guzmán Quintero, de Acción Nacional, si es que Ricardo Gamundi Rosas, del PRI,  se empeña en postular a Rigoberto Rodríguez Rangel, su protegido desde hace varios años.

Guzmán ya fue presidente, hace 20 años, y dejó muy buena impresión entre los sectores urbano y rural. Ahora, una vez más está dispuesto a jugársela.

Cabe mencionar que Mante ha tenido ya dos alcaldes por las siglas azules, y de ninguna manera se descarta que Don Ubaldo pudiera repetir.

Es un hombre honesto a carta cabal, y así lo demuestra todos los días cuando atiende su negocio de restaurante ahí por la calle principal.

En cuanto a las aspiraciones de los diputados locales, Zermeño y Dewey, dicen los políticos locales que de alcanzar la administración, sería como entregar el poder a “El Güero” Catellanos, una rémora que estancó el progreso local del pueblo.

Guzmán Quintero también fue diputado local plurinominal y tiene relaciones con prominentes panitas del DF y Monterrey, que hace 20 años le habrían financiado su campaña.

Por cierto, allá por Mante, este viernes será el segundo informe del alcalde Héctor López González, documento que seguramente hará un resumen de los logros alcanzados durante el último año de ejercicio.

En cambio de canal, mire que este miércoles se realizó la comparecencia ante Comisiones del Congreso del Estado, del secretario de Educación, José Manuel Assad Montelongo, y del Procurador Jaime Rodríguez Inurrigarro.

Assad llevó porra: Los cuatro subsecretarios a su servicio y cuando menos medio centenar de directores generales y directores.

También comida y botanas para “la cueva de los leones”, o sea los periodistas que cubren la fuente, tal y como lo hizo un día antes el jefe de la SEDESOL, Manuel Muñoz Cano.

Terminado el turno de Assad, en las instalaciones de todo el recinto –salas de comisiones y de prensa- no quedó ni agua, esa embotellada y que tiene bajo contenido en sales.

“Dijeron que traerían tehuacanes, pero ni esas”, comentó un compañero del medio en  referencia a los ministeriales.

Como bien lo resumió el diputado Bocanegra Alonso, la de José Manuel “fue una lluvia de flores”, en que los legisladores le preguntaron cosas tan “interesantes” como a cuánto asciende la inscripción de los niveles básicos en Tamaulipas.

Más interesante resultó la comparecencia de Jaime Rodríguez, a quien el “picudo” Francisco Javier García Cabeza de Vaca le hizo interrogantes difíciles, pero supo contestarlas una a una. A nada le sacó vuelta

Debe advertirse que Jaime no es ningún tonto, pues ya fue diputado federal, alcalde, Secretario General de Gobierno y muchas cosas más. En otras palabras, nunca ha trabajado.

Pero mejor nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*