Abel, el último familiar directo del General Pedro J. Méndez

Ene 3rd, 2010 | By | Category: Entrevistas y Crónicas

Pese a que toda su vida ha radicado en Ciudad Victoria, pocos saben que Don Abel García Méndez, es el último familiar directo del General Pedro J. Méndez.

Como es de suponerse, nació allá en Hidalgo, en Estación Cruz, en cuyas cercanías había una enorme hacienda propiedad de Manuel Gonz´Alez.

Su madre, Doña Esperanza Méndez Hernández, fue hija única de Juan Felipe Méndez, sobrino directo del general.

A su vez, Juan Felipe fue el hijo de Gabriel, hermano de Pedro José, quien tuvo además otros dos hermanos, Agapito y Vicenta.

Abel tiene siete hijos y, aunque va la sangre, en ellos desaparece el apellido Méndez, pues son García Martínez.

-¿Es el último familiar?.

-Sí, con el apellido Méndez, en grado sanguíneo directo sí ¿pues quién más?.

Habla de los últimos Méndez que conoció, como Pedro Méndez, un ingeniero primo de su mamá, quien trabajó en la construcción de la carretera nacional México-Laredo.

-Me acuerdo que había dos primos de mi mamá, hijos de Camilo Méndez, hermano de mi abuelo. Uno era Pedro, el ingeniero.

Después de la revolución, algunos miembros de la familia se fueron para San Carlos y otros vinieron a Victoria a radicar.

-¿Otros parientes?

-Había por Padilla, pero mi tío Apolinar, primo de mi mama, ya falleció. Mi tía Magdalena y mi tía Ernestina ya murieron…Doroteo, su papá, era hermano de mi abuelo.

-¿Lo invitan a los eventos oficiales del General?

-A mi poco, más a mi madre. Como ya mi apellido Méndez es el segundo.

Don abel ya tiene bisnietos.

«VAMONOS AL RANCHO HIJO»

Abel es de piel blanca y ojos azules. Dice haber quedado huérfano de padre al año con ocho meses de edad.

Fue entonces que su madre, como era de ciudad Victoria, decidió venirse a la capital a vivir con su familia en 15 y 16 Juárez, «atrás de lo que fue el antiguo Teatro Juárez».

Y conoció también el rancho El Enchilado, propiedad de la familia de Pedro.

Cuando el reparto agrario, los líderes le ofrecieron a Doña Esperanza el casco el rancho y diez hectáreas de agricultura con riego.

Comenta Abel:

-Mi mamá no lo quiso. Yo tenía como 14 años.

Ella quería abrir un restaurante frente a la carretera y aprovechar la casa, además de cultivar la tierra.

-Vámonos a sembrar!, le decía al adolescente.

-¿Quién, tú o yo? -le contestaba el muchacho-; ni tu ni yo podemos y si vamos a contratar a alguien ¿con qué le vamos a pagar?.

Además, por entonces El Enchilado era un muladar, parecía un campo de batalla pues llegaba gente de todas partes a buscar los supuestos tesoros del general y hacían hoyancos por donde quiera, dentro de la casa y de los corrales.

Venían grupos de otras ciudades con aparatos detectores de tesoros.

-Una señora decía que en la noche se escuchaba el tropel de caballos corriendo, y por eso venían, creían que había tesoros.

Y aclara García Méndez: «Allí cerquita Don Pedro tenía otro rancho que se llamaba San Agustín, pero él nació en El Enchilado».

Se informa que el papá de Pedro murió cuando él tenía 17 años y, por ser el mayor, se quedó al frente de la familia, aunque bajo la conducción de su madre, Doña Agapita Ortiz.

Por eso se decía que los ranchos eran de Pedro José.

HIJA DE PEDRO MURIO DE OCHO DIAS DE NACIDA

Pensionado por el gobierno del estado, donde laboró por espacio de 45 años, Abel García Méndez recuerda muchas otros temas que se manejaban entre la familia.

Por ejemplo, indica, a su madre le impusieron el nombre de Esperanza porque así se llamaba la esposa de Manuel González, quien era el patrón de su abuelo.

-Mi abuelo era tenedor de libros y llevaba la contabilidad de 18 haciendas de Don Manuel.

Incluso, ya en esta capital, Juan Felipe llevó los asuntos contables de los Filizola, que también eran hacendados y se dedicaban la comercio.

Y las historias se van dando.

Pedro José Méndez casó con María de Jesús Moncayo, originaria de San Luís Potosí, quien venía siendo prima segunda del general.

Tuvieron un hija a la que le pusieron Diana, pero que murió a los ocho días.

Ahora, es García Méndez quien pregunta la reportero.

-¿Sabe dónde nació? En una cueva, en Las Peñuelas, municipio de Hidalgo, María de Jesús estaba escondida.

-¿Sabe por qué le impusieron Diana? Porque hubo una batalla que ganaron los patriotas y tocaban la diana para celebrar, y entonces alguien preguntó: ¿Cómo la vamos a bautizar?, a lo que otros respondieron, «pues Diana».

Al final de la lucha coNtra los franceses, María de Jesús fue pensionada por el gobierno.

DONARON LAS PERTENENCIAS A LA UAT

De los familiares directos de Méndez Ortiz, todos fueron a rendirle tributo a la madre tierra muy jóvenes.

Dice Abel:

-Mi padre murió a los 27 años. Decía mi mamá que de anemia perniciosa, pero más bien creo que fue de leucemia porque duró tres meses internado en Monterrey.

Juan Felipe falleció en 1912 cuando tenía 38 años, manifiesta su nieto, «porque la ciencia entonces estaba muy jodida».

El mismo Pedro José fue muerto cuando tenía 29 años (batalla de Tantoyuquita).

Las pertenencias del guerrillero se fueron dando en la sucesión de familiares, de tal forma que, en su tiempo, Doña Esperanza tenía en su casa varios objetos, como una espada del general y libros, que ella donó al museo de la universidad a través de Juan Fidel Zorrilla.

-Venía Juan Fidel y le decía: Doña Esperancita, mire, para el museo…

Y agrega García Méndez: «La que se quedó con todo lo de valor fue María de Jesús Moncayo”.

-¿Dinero, dinero?

-A ella le dieron una pensión….Y a mi mamá también le pusieron 150 pesos que los iba a cobrar aquí al gobierno…A veces yo le hacía los recibos.

-¿Usted también tiene de esas pensiones?

-Ya no alcancé. Estoy pensionado por el gobierno con tres mil pesos, sin derecho a médico ni medicinas.

Entre sus recuerdos, Abel conserva una fotografía donde aparece con su madre y sus primeros hijos en el monumento erigido en memoria del General en 17 y Carrera Torres. Esto fue en el primer centenario del fallecimiento del guerrillero, en 1966.

-¿Hermanos suyos?

-No tuve…Y mi mamá también fue hija única.

Abel García nació en 1927 y casó con Doña Graciela Martínez Guerra, con quien procreó siete hijos.

http://www.janambre.com.mx

2 comments
Leave a comment »

  1. Estoy demaciado emocionada por lo que acabo de leer!!!! Mi abuelito es abeel!!! Don Abel García Méndez y Maria Graciela Martinez Guerraes son mis abuelos paternos. Mi papa es el 3 de esos 7 hijos, Luis Leandro García Martínez. Y somos 2 hermanas. No lo puedo creer, ya sabía qe mi abuelito Abel era descendiente del general Pedro José Méndez, pero nunca había leído nada al respecto. Que alago!! Me interesa mucho saber más información, si saben o descubren algo mas me gustaría saber. De igual manera me pongo a su disposición por sí puedo ayudar en algo. Gracias.

  2. Siento decirte que tu abuelito no es descendiente directo del Gral. Pedro Jose Mendez porque el solo tuvo una hija que murio a los ocho dias de nacida

Leave Comment

*