Luis Puebla, el borracho que fundó la normal y preparatoria federalizada

Ene 20th, 2010 | By | Category: Articulos Destacados

Se pasó la vida de briago, de tal forma que falleció víctima de cirrosis, solo y abandonado en un pueblito de Veracruz.

Víctima de su vicio, de ciudad Victoria se fue de la noche a la mañana, sin dar aviso siquiera a las autoridades que le dieron trabajo, que lo mimaron y quisieron como si fuera un prócer.

Muchos pasajes de la vida de Puebla y Cuadra siguen hoy en la oscuridad del misterio.

Nació en Cocoyoc, Morelos, tal vez en el año de 1860.

De profesión agronónomo, ejerció el magisterio en Tamaulipas y Chiapas, y murió en completa pobreza en la tierra veracruzana, a consecuencia de una cirros hepática.

Uno de los hechos que reflejan su extraña actitud, es el abandono de la escuela fundada por él, sin explicar las causas que lo orillaron.

Dirigió el entonces Instituto Científico y Literario por espacio de ocho años, dos meses y un día.

Partió de esta tierra donde se le quería y necesitaba, para no regresar más, un siete de noviembre de 1896.

Cincuenta años después de su muerte, por gestiones del gobierno de Tamaulipas, sus huesos fueron traídos y depositados en la institución que fundó.

A las nuevas generaciones se les dice que fue un héroe, un científico non, un letrado que dejó a Tamaulipas una escuela que sigue en nuestros días, pero…

LO BECO DON PORFIRIO

Luís fue el menor de cinco hermanos, producto del matrimonio de Alejandro Puebla y Rosa Cuadra, viudos ambos y con hijos, que decidieron un día unir sus vidas.

Su niñez transcurrió en el campo, reservado, sobrio y discreto, aunque comprendiendo cabalmente cuáles eran los propósitos de las luchas entre liberales y conservadores que se libraban en la República.

Los maestros Dolores Uribe Torres y Ramiro Cisneros Zuckerman, en su obra biográfica del educador, manifiestan que se inscribió en el Instituto Literario de Morelos.

De acuerdo con ellos, solo se ha podido comprobar que el 15 de enero de 1879, recibió certificado de estudios de primero y segundo grados de preparatoria.

En seguida cursó la carretera en Administración en Fincas Rurales en la Escuela de Agricultura de Acapantzingo (cuatro años), mediante una beca otorgada por acuerdo del Presidente Porfirio Díaz.

Para tener derecho a examen profesional, Luís fue enviado a la Comarca Lagunera a fin de poner en prácticas las técnicas del cultivo del algodonero, cuyas experiencias a su vez llevaría inmediatamente al centro de Tamaulipas.

Junto con un compañero suyo realizaría las prácticas en la hacienda de Dolores, en las márgenes del río Purificación, municipio de Padilla, propiedad del general Manuel González, a donde llegó el 11 de abril de 1883.

Cursados los trámites de su examen, Luís Puebla y Cuadra regresó a Dolores en 1886, donde puso en práctica sus conocimientos sobre agricultura, pero a su vez fundó una escuela para impartir las primeras letras a niños y jóvenes.

La noticia de  su entusiasmo y su cultura cundió muy pronto, que las autoridades de Padilla lo invitaron para que se hiciera cargo de la escuela de la villa, lo que aceptó gustoso para implantar nuevos métodos y programas.

Y su prestigio llegó a ciudad Victoria, donde un grupo de padres de familia manifestaron al Gobernador Rómulo Cuéllar su interés de invitar a Puebla para que fundara en la localidad una institución secundaria y preparatoria.

Aceptó el llamado y el 10 de septiembre de 1888 comenzaron los cursos, con carácter particular.

Al año siguiente fue incorporada al estado, con el agregado de ser a la vez Normal de Profesores y Colegio de Educación Secundaria.

Y SE FUE…BORRACHO SEGURAMENTE

Luego vendría lo indescifrable.

Un siete de noviembre de 1896, pidió licencia sin goce de sueldo por seis meses consecutivos.

Partió y jamás regresó a Tamaulipas.

Dícese que, cuando Luís se encontraba en un pueblo de Veracruz, el Gobernador de Tamaulipas, Guadalupe Mainero, le envió una carta donde le comunicaba que únicamente podría prorrogar por siete meses más la licencia que había solicitado.

Nunca le contestó.

Los biógrafos dicen que se dirigió hacia el sur del país, a San Cristóbal de las Casas, en Chiapas, es decir, un promedio de mil 500 kilómetros desde ciudad Victoria.

Ahí se le ubicó por dos años, y en enero de 1899 se le tenía como catedrático del Instituto Literario, que luego llegaría a dirigir, según sus panegiristas.

No obstante su aparente relevante posición, presentó su renuncia a la dirección del instituto en septiembre de 1900.

Luego se le ubica en febrero de 1902 en Veracruz, cuando el gobierno le niega la cátedra en el Instituto Cantonal de Córdoba ¿por qué se le negó? ¿por borracho?.

Más tarde se habría dirigido a Pochutla, Oaxaca, a efectuar investigaciones arqueológicas (¿).

En esta época seguramente, contrajo matrimonio con Doña Severiana Cano y López.

Finalmente llegó al lugar que lo vio morir, Playa Vicente, a orillas del río Tesehuacán.

Fue precisamente en mayo de 1980, cuando sus restos fueron trasladados a ciudad Victoria.

Presuntamente había fallecido el 18 de enero de 1929.

http://www.janambre.com.mx

3 comments
Leave a comment »

  1. Estimado Felipe permiteme un comentario de tu articulo soy docente en una escuela normal y en los cursos qe imparto hablamos de la vida de Luis puebla y Cuadra como padre del normalismo Tamaulipeco y lo tenemos en un altar por su gran contribucion a la educacion en Tam con este articulo se me confunden los futuros maestros. desgraciadamente nosotros los mexicanos somos muy dados a señalarnos nuestros defectos y no nuestras virtudes y nos estamos quedando sin heroes a quien admirar es una de las causas por las qe mex no progresa te pido por favor quitar este articulo para limpiar en nombre de Luis Puebla que para su epoca era de los pocos intelectuales que tenia Mexico. saludos

  2. Estimado Felipe, soy nativo de Playa Vicente, de 70 años de edad, por lo que fácilmente deducirás, que no conocí personalmente a Don Luis;sin embargo conocí a personas que si tuvieron esa oportunidad, ignoro porqué te expresas tan despectivamente de una persona, de quien sus contemporáneos se expresaban de una manera que solo manifestaban admiración, respeto y agradecimiento. Supongo que tu tampoco lo conociste, pero que si estudias algo respecto de la enfermedad del alcoholismo, fácilmente entenderás su proceder.

  3. yo no te pido que quites ni que te expreses de otra manera del ingeniero Luis Puebla y Cuadra por respeto a la libre libertad de expresión, al final de cuentas yo daré crédito a lo que he investigado y leido sobre su vida, lo que tú u otros publiquen y quieren atraer la atención mediante estos encabezados no me interesa en lo absoluto.

Leave Comment

*