René Lara es una amenaza para Tula… cacicazgo de una fauna nociva

Abr 6th, 2010 | By | Category: Reportajes

Tula.- No se entiende a los dirigentes tricolores: Por un lado acaban un cacicazgo, el de José Gudiño Cardiel en Jaumave, y por otro prolongan y fortalecen el de los Lara en Tula.

Y ni modo que sea cuento: El PRI acaba de postular como su candidato a la alcaldía a René Lara, el enésimo de la familia al que se le otorga la alcaldía.

Han sido vividores de la política, del erario, desde 1978 en que se coló a la presidencia el primero de la dinastía, Rodolfo Lara Gallardo.

Más tarde llegaría otro de los presupuestíboros, Rodolfo Lara Castillo, de triste memoria para los tultecos, pero sobre todo cuando fue jefe de la COMAPA donde cobró por adelantado, por varios años, a los gasolineras del pueblo (que se robaban el agua con el permiso del propio gerente).

Los comentarios de la ciudadanía, son en el sentido de que René es un auténtico peligro para Tula si llega (como parece) a la administración municipal.

Se les considera mas bien como “una plaga nociva”, porque lo mismo están en Itavu que en el programa Unidos Avanzamos Más, o cobrando en la nómina oficial como “El Pisaflores”, o gozando de los programas a fondo perdido como Doña Carla.

Cuando fue alcalde Cruz “El Pitayero” Walle Meza, estuvo pagando facturas por miles de pesos por concepto de pan dulce y bolillos que le compraba a Rigoberto Lara Castillo (¿quién se come 50 mil pesos de pan en el municipio?).

Dicen en el pueblo que todo lo que tocan lo convierten en dinero, como la renta de la casa de la Cultura para juegos de casino, o los degeneres en la llamada terraza San Antonio.

Cuando un Lara llega a la alcaldía, o a la Secretaría del Ayuntamiento, toda la plaga aterriza en el ayuntamiento.

Todo ha calado muy hondo a los tultecos, pero lo que no podrán olvidar jamás, es el gran fraude que Carlos Blanco, cuñado consentido de René, realizó en la llamada Caja de Ahorros Tula.

De la noche a la mañana el cuñado desapareció con toda la lana que tenían “ahorrada” los tultecos, y se fue a radicar tranquilamente a San Luís Potosí, pese a que su nombre aparezca en la lista de los más buscados de la Procuraduría General de Justicia.

Aunque la gene ya no quiere más de lo mismo, a Tula llegaron los operadores del CDE del PRI para imponer a “El Perfumadito” en la llamada consulta a la bolsa…perdón a la base.

Los ciudadanos coinciden: René «El Perfumadito» Lara Cisneros es una amenaza para Tula, si llega a la administración municipal.

«Ya no más de lo mismo» refieren los mortales, los mismo que han visto cómo los recursos de programas oficiales han sido desviados para la familia Lara, ya para la fábrica de shampó, para el hotel, para otros renglones.

LA LLEGADA DE LOS DEPREDADORES

La acción de los depredadores de Tula comenzó durante el gobierno de Enrique Cárdenas González, cuando en 1979  hizo presidente municipal interino a Rodolfo Simón Lara Gallardo, y más tarde, 1987-89, lo colocó como jefe de la Oficina Fiscal del Estado.

Ellos fueron los creadores de la CNOP en Tula, aunque ahora, por conveniencia política, digan que provienen del sector campesino.

En 1955 Rodolfo ya era secretario de Organizaciones Populares, y llegó en 1958 a ser presidente de la misma. También con el apoyo de Cárdenas González, dirigió el PRI en 1979.

«En su lambisconería política invitaba a Enrique a que durmiera en su casa», comentan los ciudadanos que lo conocieron en aquella época.

Poco se le recuerda como alcalde a Rodolfo Simón, que no sea como el padre de otro alcalde depredador, Rodolfo Lara Castillo, quien lo fue de 1996 a 1998, pero distinguido además como el azote de los tultecos para efectuar los embargos de la Caja de Ahorros San Antonio de Tula (lo que es otra historia), al servicio de «Chuy Chanclas» Maldonado Martínez.

La historia de Lara Castillo es de corrupción, en un capítulo bastante triste que abarca su paso por la Comisión de Agua Potable donde casi vendió a Tula y sus bienes.

«Ellos no tiene bandera, solo intereses personales», indica un fuente del PRI, al señalar que lo mismo incursionan en el tricolor que en el PAN, como Gisela Lara Saldaña, quien viene siendo prima de René Lara, al que ahora pretenden imponer como candidato a Alcalde.

Con el apoyo de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, Gisela fue diputada federal plurinominal por el PAN, pero de su paso por la legislatura no dejó nada positivo, ninguna iniciativa, ningún apoyo para sus coterráneos. Terminó como apestada.

Pero un depredador más es Rigoberto Lara Castillo, hermano de Rodolfo, quien por esa varita mágica de la política llegó a representante del ITAVU en el municipio.

Se le conoce como El Panadero, aunque muchos de los Lara se dedican a amasar la harina desde hace décadas.

Nacido el 20 de enero de 1957, Rigoberto ha sido un mediocre al servicio inicialmente del INEA en varias poblaciones de Tamaulipas, hasta que aterrizó en Tula para vender miles de pesos de pan al ayuntamiento.

Y en ese tenor de que no tienen bandera, Rigoberto fue uno de los pilares del PRD para abrir la «plaza» en el municipio tulteco.

René Lara viene siendo primo hermano de Rigoberto.

SIEMPRE PEGADOS A LA UBRE

Ellos siempre han estado pegados a la ubre, comenzando con el propio René Lara, llamado también El Enemigo de los Campesinos, quien dirigió el sector popular en Tula.

René es hijo de Raúl Lara Gallardo, hermano del que fue alcalde en los tiempos de Cárdenas González.

Raúl nació el 17de julio de 1929 y también ha sido regidor y secretario general de la CNOP en Tula, y ha medrado en muy diversas dependencias del sector educativo.

Es tanto su amor por la nómina que cobró en la administración de Cruz Walle Meza como jefe de cultura con un sueldo  quincenal de varios miles de pesos.

En otras palabras, el hijo René, quien era secretario del Ayuntamiento, le dio trabajo al papá Raúl como titular de Cultura.

Es el mismo Raúl que rentó la Casa de la Cultura de Tula para instalar un minicasino de la familia donde se juntaban vagos y estudiantes que se hacen «la pinta» en las escuelas.

Ellos siempre han estado pegados a la ubre gubernamental y así se recuerda que en el ayuntamiento que presidió “El Pitayero Lover” Cuz Walle, le pagó más de 32 mil pesos a Rigoberto Lara Castillo por concepto de pan en la empresa Panificadora Lara, S.A.

El argumento fue que se habían elaborado bolsas de dulces para los niños que se entregaron en el Día de Reyes.

Y es que en la familia Walle todo se vale, de tal forma que se dedican a vender todo tipo de chucherías al ayuntamiento, inclusive comidas y fierros viejos.

EL DOCTORADO DEL «CHICHIMBRE»

Depredadores todos, pero el que se coronó como «campeón» fue Rodolfo «El Chichimbré» Lara Castillo cuando fue titular de la COMAPA dado que saqueó los recursos del organismo hasta donde pudo, fomentó el robo de agua y sometió a la institución a las leyes de San Luís Potosí y no de Tamaulipas.

Una de las más grandes corruptelas de Lara Castillo, fue haber firmado un «convenio» con las dos gasolineras que operan en la ciudad por el consumo «adelantado» de agua.

Cada una de las gasolineras, Servicio 2000 y Servicio Tula, adelantaron (según documentos) a Lara la suma de 37 mil 500 pesos, es decir, 75 mil pesos, como pago previo del servicio.

Dicho presunto convenio se firmó el 26 de octubre del 2004, a 35 días de que el alcalde Juan Andrés Díaz y Lara entregaran sus chambas.

La situación se agravó porque durante varios años, Servicio 2000 se estuvo robando el agua a través de una toma clandestina y todo permitido por la COMAPA.

Lara Castillo y compañía hicieron convenios con varios negocios particulares para donarles agua, a cambio por ejemplo, de que les dieran comida y borracheras gratis.

Documentos indican que el ex Gerente Rodolfo Lara sometió inclusive los asuntos del organismo a las Leyes de San Luís Potosí.

Los «convenios» con las gasolineras quedaron firmados el 26 de octubre en papelería sin membrete y sin sellos.

Ahí, los dueños de los expendios de combustible adelantaron los 75 mil pesos a Lara sin que se sepa a dónde fue a parar el dinero, o si ingresó a la Comisión donde no hay recibos.

Lo más probable es que se quedó con el dinero, pero comprometió el futuro del organismo, tal vez de por varios años, pues no hay fecha de caducidad de los «convenios» que hizo Lara.

http://www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. Todo lo que en esta pagina se muestra es completamiente cierto no se que piensa la gente de tula, ya gano y metio a toda su familia muchas de ellas ni carrera tienen

Leave Comment

*