Díez Gutiérrez, solo una obra y no la terminó

May 23rd, 2010 | By | Category: Reportajes

Su construcción empezó hace año y medio con la promesa de que se terminaría en tres meses.

En las primera semanas, el alcalde Arturo Díez Gutiérrez visitó los trabajos en varias ocasiones “para tomarse la foto”.  Tiene más de un año que no se para por ahí.

Es la obra inconclusa y abandonada de lo que se ha llamado Dren Pluvial, que va por el camellón central de las avenidas Hombres Ilustres y La Paz (Ahora Rotaria y Carlos Aviles).

Proyectada con recursos federales, es la única obra que el ayuntamiento de Victoria realizará en tres años en beneficio de los victorenses.

En el tercer año de administración, obras públicas del municipio no ha convocado a ninguna otra licitación. Esta fue la número uno (y la última).

Entregada a cinco constructoras, tendría un costo de alrededor de 60 millones de pesos, de los cuales la autotienda Comercial Mexicana aportó 3.5 millones, para desfogar las aguas pluviales que le afectan.

La empresa depositó los recursos en un banco mucho antes de que empezara la obra de conducción.

Dentro del programa APAZU, la Dirección de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Vivienda y Ecología del municipio, a cargo entonces de Rodrigo Manautou Higuera, convocó a concurso con fecha 18 de noviembre del 2008.

Las obras comenzaron, conforme a programa, el 15 de diciembre del mismo año, para terminarse en tres meses.

El 21 y 22 de enero del 2009, personal y maquinaria del municipio arrancaron decenas de árboles y palmeras de la avenida Rotaria, para elaborar la zanja del dren.

Ante la destrucción de las plantas, grupos ecologistas protestaron y recibieron la promesa que, concluído el dren, los árboles y palmeras se volverían a colocar, que solo se llevaron a resguardo seguro.

El 29 de enero los constructores causaron uno de los más graves problemas a la ciudad: Las máquinas rompieron un tubo de agua de la Comapa en Avenida La Paz y Vía Láctea, y dejaron sin el vital líquido a miles de familias.

Inicialmente, el jefe de obras anunció inversión por 40 millones de pesos, luego que 50, y al último que 67 millones.

También prolongó el tiempo de terminación: Que para abril, luego que para mayo y así sucesivamente.

En julio, los trabajos quedaron abandonados y solo algunas empresas regresaron a terminar  ciertos detalles.

Extrañamente desde diciembre del 2008 , como lo dijo en su primer informe, el alcalde Arturo Díez Gutiérrez daba como terminada la obra.

-La construcción del dren pluvial para la ciudad ha sido posible gracias a las gestiones del Gobernador Eugenio Hernández Flores.

PARA LAS CONSTRUCTORAS FAVORITAS

Abandonadas las zanjas por largos meses, se han registrado numerosos y graves accidentes vehiculares.

El 19 de marzo, a las siete de la mañana, se fue a la zanja de cinco metros una camioneta del Ejército Mexicano, en que resultaron gravemente lesionados cinco elementos

Y es ahí, en La Paz y carretera a Matamoros, donde falta el grueso de los trabajos de conclusión. El tubo de conducción sigue sin terminar.

Fueron recursos de los gobiernos federal y estatal, aunque las obras las concursó el municipio.

El programa APAZU difunde en sus documentos que en total el gasto asciende a 48.8 millones de pesos en el renglón de agua potable, alcantarillado y saneamiento en  zonas urbanas, que a nivel federal maneja la Conagua.

Pero las obras las asignó el municipio y metió recursos de otros lados.

Un informe dice que del programa (también federal) FISE, se destinaron 12.7 millones de pesos. Pero el alcalde tuvo problemas con el gobierno federal “porque no benefician directamente a la población que se encuentra en pobreza extrema”.

No se sabe si la administración de Díez aportaró algún recurso, aparte de la destrucción de los árboles con su personal y vehículos.

Las asignaciones de obra, para los amigos de Higuera y Díez, se hicieron de la siguiente manera.

1.- Inmobiliaria Santa Dolores (Fatemi Corcuera), representada por Ulises Revilla Saldívar, se llevó 15.6 millones de pesos por un tramo de tres mil 97 metros lineales, partiendo de la tienda Mega Comercial, en Fidel Velásquez y Rotaria.

2.- Arxa Constructora, de Juan Francisco Silva García, que cobró 5 millones 612 mil por 1,261 metros lineales de ducto cerrado de concreto, que es la parte de la obra que permanece más abandonada y hasta enmontado el tramo.

En el argumento de estos concursos amañados, para asignar a Arxa, los señores de obras públicas dijeron que había presentado un presupuesto inferior en 80 mil pesos, en comparación con  Ductolíneas.

3.- Inmuebles Jovic, supuestamente de Jaime Vázquez Hernández, recibió otro contrato, este por 3.6 milloncillos, por la construcción de seis “cajas” de concreto y un sifón que se ubican en la carretera a Matamoros y avenida La Paz.

También “concursaron” las empresas Ruter, Indeeg y Arxa, pero extrañamente con un presupuesto superior a los cuatro millones.

4.- A Constructora Sierra Huasteca, le fueron asignados 816 metros lineales más de la tubería, con un presupuesto de 11.9 millones.

Otra rareza: Indeeg, perdió el concurso “por presentar presupuesto muy bajo”.

5.- Indeeg (ahora sí le tocó) se llevó los últimos 816 metros del dren, ya para desembocar al río San Marcos, y presupuestó once millones 976 mil pesos, o sea 21 mil pesos más que Sierra Huasteca.

Mientras tanto los conductores sufren molestias y desperfectos en sus vehículos, dado que algunos cruces permanecen sin pavimentar.

El dren no funciona; no está concluído en el tramo de la carretera a Matamoros, hacia el oriente.

El alcalde evade el tema, ya no lo quiere tratar, pese a que se trata de la única obra pública que ha concursado, aunque no sean recursos propios.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*