Trafican loros de cabeza amarilla

Jun 30th, 2010 | By | Category: Noticias

Por.-  José Luís Avila.

CD. VICTOTRIA, TAMPS.- Saqueo de cactáceas y la explotación ilegal de animales  en  peligro de extinción en Tamaulipas, es una de las actividades que  ha crecido en los últimos cinco años en la región del cuarto distrito, por lo que urge frenar esta labor  ilícita y salvaguardar  las especies que van desapareciendo lentamente.

Una de las piezas que más demanda tiene actualmente en el mercado negro,  es el lo­ro cabe­za ama­ri­lla o ro­ja, mismo que adquieren los  traficantes de animales a los aldeanos que se dedican a la captura de estos, para ofertarlos  entre 250 y 400 pesos, contrario a los depredadores que logra  comercializar estas aves arriba de los cuatro mil pesos.

Esta situación, aunado a la falta de  vi­gi­lan­cia por par­te de la Procu­ra­du­ría Fe­de­ral de Protec­ción al Am­bien­te, (PROFEPA), coloca al Estado  co­mo uno de los prin­ci­pa­les santua­rios pa­ra la ex­plo­ta­ción ile­gal de estas especies.

Raúl García Walle, dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, asegura, que de acuerdo a informes que tienen, existen alrededor de cien especies de ani­ma­les  en pe­li­gro de desaparición  en­tre los que des­ta­can el ja­guar, ga­to mon­tés, pu­ma, la ví­bo­ra de cas­ca­bel y aves ca­no­ras co­mo el loro ca­be­za ama­ri­lla y ro­ja

De igual manera por lo que hace a flora y de acuerdo a un estudio que cuenta la organización campesina,   se tienen el conocimiento que existen  17 especies de cac­tá­ceas,  en la re­gión del IV distrito que  es­tán a pun­to de de­sa­pa­re­cer por el sa­queo que se rea­li­za de es­tos re­cur­sos natu­ra­les por par­te de ex­tran­je­ros que via­jan a es­tas zo­nas pa­ra reco­lec­tar es­te ti­po de plan­tas,  mismas que son comercializadas en países co­mo Es­ta­dos Uni­dos, Ja­pón y Europa en can­ti­da­des mi­llo­na­rias.

En la actualidad, reconoce, que por la fal­ta de apo­yo de instituciones bancarias en algunos casos  ha ori­gi­na­do que al­gu­nos cambien la actividad  agrí­co­la o ga­na­de­ra pa­ra dedicares a la cap­tu­ra de ani­ma­les y aves de orna­to que son adquiridas por tra­fi­can­tes a costos sumamente bajos.

Leave Comment

*