Entre comillas

Jul 11th, 2010 | By | Category: Editoriales

Por.-  José Luis Ávila

A CURAR LAS HERIDAS

1.- De la pluma de quien esto escribe aun surgen frases llenas de nostalgia, dolor y tristeza, pues la trágica muerte del Doctor Rodolfo Torre Cantú, llego a convolucionar el corazón de todos los tamaulipecos, a parte de todos estos sentimientos que surgen de la pena y el dolor, todo se transformo, y modifico una serie de esquemas y de proyectos, es decir desbarato por completo al Estado en todos sus renglones.

Lo digo así porque estamos a seis meses de que concluya la actual administración estatal de Eugenio Hernández Flores, y que de inmediato inicie otra con Egidio Torre Cantú, y hasta el momento no hay nada claro y esta a obscuras el futuro de Tamaulipas, es decir nadie sabe lo que va a suceder.

El Estado ha sido noticia a partir de los últimos días de junio y en lo que vamos de julio, y nosotros quienes habitamos esta hermosa entidad, en verdad, no sabemos lo que va suceder, hasta todos se preguntan ¿Qué falta?, ¿hacia donde vamos?, pero no hay respuesta.

Lo cierto es que todos los tamaulipecos están pendientes de las decisiones y acciones que habrán de realizar en este tiempo tanto Eugenio Hernández Flores como Egidio Torre Cantú, ya que ambos encierran en su saber el futuro de la entidad, pero no esta de mas decir, y estamos seguro de ello, de que todos quienes aquí habitamos exigen que Tamaulipas vuelva a su estado normal del cual fue hace años, de paz y tranquilidad, es mas, seguro es que el Doctor Rodolfo Torre Cantú, desde donde se encuentra ha de afinar el camino a su hermano para que este tome decisiones llenas de cordura y sensatez, por la responsabilidad que ahora representa, por desgracia hay que darle vuelta a la hoja, la vida sigue y se debe enfrentar tal y como viene, ya sabemos que el amigo nunca se le olvida.

Por si fuera poco de la mano de todo este suceso nos llega el  huracán “Alex”, tragedia que barrio con las entidades de Nuevo León, Tamaulipas y Coahuila. En lo que respecta a  nuestra entidad fueron devastados municipios la parte centro y quedaron bajo el agua y sufriendo pérdidas de muchos tipos.

Las pérdidas sociales, ¡quién lo duda!, fueron cuantiosas. Las pérdidas económicas, también fueron grandes. Ahora sigue curar las heridas y enterrar los tristes sucesos. Esta es la parte más dolorosa de la tragedia, la que nos cimbra, la que nos estremece a todos: la pérdida de vidas humanas.

Y es que nadie está preparado para la separación definitiva de sus seres queridos o cercanos. De esos que murieron y que aún no debían partir, pero que se enfrentaron a fuerzas superiores a las suyas, contra las cuales nada pudieron hacer. Los que se encontraron entre el torrente imparable del agua o los que vieron, impotentes, como se acercaba velozmente una terrible sombra la cual se estrellaron y que en un momento de claridad final pensaron en los suyos y les dirigieron su último pensamiento, despidiéndose en silencio.

Cuando la muerte la causa una enfermedad, podemos prepararnos, digerir, asimilar aunque con dolor, el deceso irremediable. Pero cuando es de improviso, cuando se mueren en buen estado de salud y con muchas posibilidades de realización, el asombro nos impide asimilar adecuadamente el suceso. Es en ese momento cuando empieza el duelo pero a su vez se reflexiona por la paz y el respeto al hombre.

Termina cacicazgo de Arsenio.

2.- Antes de que se olvide, en la mesa de un buen restaurant se comento como se agruparon las fuerzas políticas del PRI del municipio de Padilla, para que Arsenio Rodríguez no llegara al triunfo, y ya me lo había mencionado el ex alcalde Everardo Ruiz Aguilar la serie de estrategias en las cuales habrían de incurrir para que Arsenio no disfrutara de su tercera ocasión en la silla presidencial, y tanto fue así que hasta el actual alcalde Manuel Treviño al parecer también metió las manos, y no lo descarte, pues ni las palabras del Ricardo Gamundi Rosas, ni de Lupita Flores, ni del ahora candidato electo a diputado local, Oscar Almaraz Smer, le hicieron mella, pues hizo caso omiso y dio todos sus recursos en apoyo al candidato del PAN, Eduardo Alvarado García, y los resultados pues usted ya los conoce, ahora Lalo Alvarado en unión con la esposa de Manuel Treviño, se les mira por diferentes puntos del municipio otorgando ayuda y apoyos a las personas damnificadas, por los estragos ocasionados por el huracán “Alex”, por otro lado, esto también me recuerda como una de las prestigiadas tiendas comerciales ubicadas al norte de la Ciudad
y frente a un importante hotel, aun tienen todos sus productos al aire libre, algunos obvio, ya se están en estado de descomposición pero aun así sus encargados no hacen nada para donarlos a los hermanos en desgracia.

Ya para el cierre, Felipe Garza Narváez, con su arduo trabajo en el Congreso del Estado levanta la mano y exige una absoluta coordinación de información entre las dependencias federales y estatales sobre el manejo del agua y de la operación de presas como El Cuchillo, La Amistad, Don Martín, Marte R. Gómez y Falcón, entre otras, pues difiere que solo así se pueden tomar decisiones correctas, sobre todo de tipo preventivo, que salvaguarden a la población del noreste del país, sobre todo en esta temporada de huracanes. Ya veremos los resultados. Correo electrónico.-  joseluis_avila_2@hotmail.com

Leave Comment

*