Reír para no llorar

Jul 15th, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Hay cosas que, en lugar de llorar, dan ganas de reír a carcajada abierta.

Vea usted si no, cuando termine de leer estas líneas.

Mire, actualmente la diputada local por el Partido del Trabajo (plurinominal) es María de la Luz Martínez Covarrubias, por ocupar el primer lugar en la lista del 2007.

Su esposo se llama Raúl Yépez López, dirigente del partido en el municipio de Victoria y miembro del comité estatal.

Pues bien, Raúl Yépez fue el candidato en el 2010 a la primera regiduría  de la planilla del PT por el ayuntamiento de la capital, y tiene asegurado ya su espacio en el cabildo.

Pero mire que su suplente es Victoria Martínez Covarrubias, hermana de la esposa y diputada, o sea su cuñada.

Y por si hubiera lugar a más nómina en el municipio, el tercer lugar es ocupado nada menos que por Micaela Martínez Covarrubias, la otra cuñada.

Pero la familia también alcanza la lista plurinominal, y el señor Pablo Yépez López va en el sexto lugar listo y dispuesto a sacrificarse por el pueblo.

Vamos: Si por alguna razón Raúl tiene que “sacrificarse” con los gastos de campaña para la siguiente diputación federal, y debe pedir permiso, la nómina seguirá en familia, cobrará la cuñada.

Pero si le damos una vueltecita al proceso del 2007, encontramos que Raúl Yépez López jugaba también en el número uno de la planilla presidida por Luciano Mota Rivera.

Claro, tenía que ir la cuñada Victoria Martínez Covarrubias, en el sexto lugar.

En ese mismo año, Pablo Yépez López participaba en el segundo lugar suplente de las diputaciones pluris.

Y más atrás, en el 2004, la misma gata aunque menos revolcada.

No se vaya a reír querido lector cuando le desglosemos la planilla del Partido del Trabajo.

Presidente municipal, Juan José Puente Olvera; segundo síndico Jacinto Martínez Covarrubias; primer regidor, Raúl Yépez López y suplente María de la Luz Martínez Covarrubias.

En ese tenor, si Yépez ganaba la regiduría de partido, llevaría a la nómina a su mujer.

Pero esto no para, sigue sigue, y la segunda regiduría era para Victoria Martínez Covarrubias, en tanto que la posición 12 para San Juana Leticia Martínez Covarrubvias, y la suplencia para María Guadalupe Martínez Covarrubias.

Toda la familia se quería incrustar, pues la quinta regiduría fue ocupada por Sergio Covarrubias Aguirre y la suplencia de la tercera por Micaela Martínez Covarrubias.

Pensaron con seguridad que darían el gran golpe y se descargaron todos.

En ese mismo año, hubo otra familia que pensó en la buena cosecha.

La cuarta regiduría fue ocupada por María Concepción Flores Coronado; la onceava posición fue para Herlinda Coronado Hernández y el lugar 13  para Joel Noriega Coronado, llevando como suplente a Leonor Coronado Hernández.

Además, tres suplencias: Yadira Noriega Coronado, Tomás Flores Coronado y José Alberto Flores Coronado.

Quisieron dar el zarpazo como lo dio Félix Mezquitic, este del PRD, al imponer como suplente suyo a su mujer Rosa Irene Castro, quien acaba de probar las mieles de la nómina en el Corazón de Tamaulipas.

Si le buscamos más atrás, seguramente en los últimos 18 años Yépez está en el primer lugar de las planillas por la alcaldía de la capital. Ahora, al fin será regidor ¿por qué concepto? ¿por cansancio?.

Da risa también por ejemplo, la integración de la planilla del PT en el municipio de Hidalgo, que jugó en los comicios del cuatro de julio.

Presidente municipal: Eleazar Yado Martínez

Segundo regidor: Carlota Yado Martínez

Suplente de Segundo: Héctor Alemán Yado

Tercer Regidor: Jesús Yado Cepeda

Cuarto regidor: Ana Luisa Yado Alemán.

Son apellidos que se conocen, porque en las listas de las planillas debe haber matrimonios, hijos, sobrinos y hasta nietos.

Hay muchos otros ejemplos, solo está en buscarlos, como en González, donde el PRD postuló como síndico a Cinthia Viridiana Hernández Chávez; quinto regidor Antonia Berenice Hernández Chávez, y su suplente a Jorge Luis Hernández Chávez ¿cómo le va usted?.

No se ría porque todo eso lo permite el Código Electoral ¿por qué no legislar para que se acaben esos negocios familiares? Porque los partidos eso son, un negocio redondo.

En otro tema, mire que en esos problemas de inundaciones y damnificados, no hemos visto a ningún diputado al Congreso del Estado que haya sacado la cara, que esté chambeando en algo.

Ni siquiera el pastor del Congreso, Felipe Garza Narváez, ha sido capaz de enlodarse sus zapatitos y pisar ahí por Hidalgo y Villagrán, que se supone son parte de su distrito que dice ha representado en tres ocasiones.

Nada, ni para la foto se ha parado, como es su costumbre, a pesar de que en el legislativo anda de vacaciones.

Tampoco se han despeinado otros legisladores de la zona afectada, como Mario de la Garza, de San Fernando, quien en la tranquilidad de su hogar debe tener agua y energía eléctrica.

¿Y en dónde está Ernestina Rodríguez Borrego, la de Méndez y Burgos? ¿Y Norma Parra de Río Bravo? ¿Y Juan Carlos López Olivares? ¿Y Abdala de la Fuente de Nuevo Laredo?.

La Ley dice que en el ciclo de vacaciones deben andar por sus distritos viendo por la gente, viendo qué hace falta para que gestionen ¿dónde andan paladitos (as)?.

Mejor nos vamos.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*