Delegados dinosaurios

Ago 2nd, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.-Ya mero concluye la administración de Felipe Calderón Hinojosa y los delegados federales en Tamaulipas, impuestos desde el anterior sexenio, siguen inamovibles.

Mire que salieron más listos que los tricolores para eso de permanecer en la nómina por tiempo indefinido.

Cuando los tricolores, los delegados se iban conforme el sexenio, o bien según los cambios de la adminsitración estatal.

De los últimos tiempos, mire que el delegado dinosaurio más conocido se llama Fernando Cánovas Royo, de la SCT, quien, procedene de allá por el estado de México, se quedó a vivir en definitiva en ciudad Victoria.

El chico llegó como delegado el 15 de agosto de 1993 y abandonó la representación el 16 de marzo del 2003 (gobierno de Chente Fox). Se sacrificó por espacio de diez años consecutivos.

Cuando se fue Cánovas, en abril de ese año llegó Jorge Organista Barba, quien continúa inamovible. Ya calentó la silla por más de siete años.

El hecho es que, en los últimos días, se vuelve a comentar que habrá una mochadera de cabezas de los representantes federales, todos panistas por supuesto, pero que al parecer han cometido regazones.

Se menciona por ahí, con insistencia, que el representante del IMSS, Jesús Nader, dejará la nómina en los siguientes días.

Pero no es el que tiene más años en la nómina federal cobrando más de cien mil pesillos por mes, sino que hay otros que ya le agarraron sabor al caldo pero sin sudar lo suficiente la camiseta.

Por ejemplo está doña Lucirene Alzaga Madaria, de la Sedesol, quien llegó en abril también pero del 2004, y ya se “reventó” un sexenino completo.

Decimos de sudor a la camiseta porque la señora, este lunes, mientras se desarrollaba la Reunión de Evaluación de los daños del huracán “Alex”, ella parecía que estaba en pachanga o en algún circo: En el chacoteo.

Se dice en el medio que los delegados tienen una profesión afin a su carrera, pero ella no. Ella terminó una academia comercial y solo pisó una universidad cuando asistió como invitada a un evento político del PAN, y ahí se conserva. Las grillas le han hecho lo que el aire a Juárez.

Otro que ya se convirtió endinosaurio es Efraín Rodríguez Hernández, de la PROFEPA, quien llegó a la nómina el uno de diciembre del 2003 y sigue pegado.

Esto le ha permitido a Efraín salir de todos los problemas económicos para el resto de sus días. Como abogado no aprendió a sacar un preso con la multa en la mano.

Otro aque tiene más de siete años es César Guerra Montalvo, delegado de Oportunidades, pues llegó a  la nómina el 16 de enero del 2003 y se niega a perder su cheque quincenal.

Y mire que Don Félix Flores Stringel también es delegado y candidato a dejar el banquillo en esa “limpia” que recomendó la “comisión de evaluación” luego del fracaso electoral del 2009. Es el delegado de Linconsa desde el 16 de diciembre del 2003.

Como representante de la Reforma Agraria, Doña Elva Lidia Valles Olvera apenas tiene seis años, desde abril del 2004, y seguramente tiene ganas de permanecer otro sexenio.

A nadie se le ven ganas de abandonar la chamba, pese a las críticas que les llegan desde las mismas oficinas de su partido.

Los comerciantes y otras organizaciones han solicitado la remoción de los dinosaurios, pero seguramente su voz será como un clamor en el desierto. Nadie los ecuchará.

Rosita Uribe Mora, de Diconsa, esa es de las nuevas, apenas va para los cinco años.

En otros tiempos, en los del priísmo, era común que los representantes federales se fueran con sus trastos cada sexenio estatal.

También eran borrados del ambiente conforme a los sexenios federales. Muchos se acomodaban y otros de plano se iban a la fría banca.

A como están las cosas, mire que el recién nombrado delegado de Conafor, Rafael Salazar de León, permanecerá todavía en la chamba allá por el 2018, si entró en enero del 2009.

En otro tema, mire que regresó el personal del gobierno del estado, y el Gobernador Eugenio Hernández Flores presidió los tradicionales Honores a la Bandera allá en la plaza de De los Héroes.

Luego encabezó la reunión de evaluación de los daños (o petición) causados por la tormenta “Alex”, en el Salón Independencia del Palacio de Gobierno.

Geño apenas se dio unos cuantos días de descanso. Regresó a la chamba desde el domingo, cuando visitó Matamoros y la zona sur, donde sigue la emergencia por la crecida de los ríos Bravo y Pánuco.

El personal de la UAT se tomará una semana más, aunque esto no obsta para que el Rector José María Leal siguiera en actividad algunos días más del ciclo de asueto.

Y los que regresaron asombrados, espantados del evento de Honores en el ayuntamnietno de la capital, son los reporteros de la fuente que abordaron al alcalde Arturo Díez Gutiérrez en un restaurante.

Les dijo que es el mejor alcalde de México y que la ciudad está destrozada porque así están todas las ciudades de Tamaulipas ¡Bendito Dios!.

Mejor nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*