A empinar el codo… Una hectárea de agave: 14 mil litros de tequila

Ago 4th, 2010 | By | Category: Reportajes

Es tequila y se llama La Picota, pero comercialmente no se le puede llamar así por cuestiones de la denominación de origen.

A alguien se le ocurrió que el municipio de Victoria no puede entrar en la región productora de tequila de Tamaulipas, aunque aquí se generen los mejores agaves.

Por tal motivo, Sergio Niebla Alvarez y sus hijos, Daniela y Cristian, buscarán que la bebida que producen, «La Picota de Tamaulipas», tenga su propia denominación aunque destilada al ciento por ciento de agave azul.

-Lo que queremos es concederle a Victoria una denominación propia con la que se le conozca, sin ser tequila ni aguardiente.

Luego entonces, simplemente se llama: “Bebida de tequila”, y listo, a empinar el codo.

Después de La Gonzaleña, en González, puede considerarse que La Picota es la segunda planta de tequila que se instala en Tamaulipas (a nivel comercial), y está ubicada precisamente en Victoria, con planta en el kilómetro 12 de la carretera a Monterrey, antes de llegar a Subida Alta.

Tiene capacidad para producir hasta 80 mil litros de bebida al año, «elaborada con el más estricto control de calidad, tal y como se hacen los mejores tequilas de México».

La empresa «Sol, Montaña y Cactus», del rancho La Tequilera, tiene años produciendo el destilado a nivel comercial y se apresta a «ensayar» exportaciones, inicialmente a los Estados Unidos, uno de los mayores consumidores del mundo.

Se producen tres variedades: Añejo, reposado y blanco que empiezan a trascender más allá de los consumidores de la región.

-Esto nos ha costado mucho trabajo y esfuerzo, dice Niebla, quien procedente de la costa del Pacífico, tiene ya dos décadas de radicar en ciudad Victoria.

Para arrancar su empresa ha recibido y tiene en trámite algunos apoyos oficiales en créditos, en espera de ampliar su mercado y también las variedades.

Cabe mencionar que la denominación de origen del tequila solo llega hasta el municipio de Llera e incluye todo el sur de Tamaulipas, de tal forma que, si la planta de «La Picota» estuviera en esa franja, podría llamarse libremente tequila sin riesgo de problemas legales.

Dice Niebla.

-Nos gusta ser muy claros con los clientes. El municipio de Victoria no tiene denominación de tequila y mezcal. Lo que hacemos es una destilación de agave y tenemos la certeza de que el producto es bueno, ciento por ciento de agave, como el mejor tequila.

Para ello cuenta con suficiente equipo de cocción, molido y destilación «con la técnica más depurada», que trajo precisamente del estado de Jalisco.

Los Niebla están pensando ya en producir una bebida típica de la región aprovechando que nos encontramos en una vasta zona citrícola y que las jugueras que funcionaban han cerrado sus puertas.

La idea es  hacer bebidas en base a los cítricos, que bien podría ser licor o combinado con agave azul de la región.

-¿Por qué La Picota?.

-Es muy del centro de Tamaulipas, de San Carlos. Históricamente es una música bastante conocida; se presenta como una manifestación cultural…Un nombre muy tamaulipeco.

Y precisamente el emblema, el logotipo de La Picota, es un maguey de fondo y la figura de un pájaro correcaminos.

De acuerdo con informes del sector agropecuario, en la región sur y centro de la entidad hay cuando menos 15 mil hectáreas sembradas de agave tequilana. El programa intensivo de siembras comenzó en el año dos mil, de tal forma que las primeras cosechas serán entre el 2010 y el 2011, pero ¿Qué seguridad hay de que habrá mercado?.

Hace dos años se dio la crisis de la materia prima de tal forma que, el kilogramo de piña de maguey (también vinieron a comprar henequén) andaba en los 15 pesos, y ahora es de dos.

Hoy, en Llera y Mante, están por entrar en operación tres tequileras que se supone comprarán toda la producción de agave.

Al respecto Niebla reflexiona:

-Debemos tener una válvula de seguridad para el mercado, elaborar aquí nuestro propio producto, por si en el momento en que se viene la cosecha no somos competitivos.

Y sus argumentos tienen base.

De una hectárea de agave se obtiene un promedio de cien toneladas de piña.

Para elaborar un litro de bebida, pura de agave, se requieren no más de siete kilogramos.

Esto significa que, por cada hectárea, se podrían destilar más de 14 mil litros de tequila.

-Para el tamaño de mi industria con diez hectáreas al año tengo, reitera.

Se sabe por otra parte, que la tequilera de González no requiere más de 25 hectáreas de planta anuales. Lo que sobre de todas las plantas instaladas y por instalar irá al mercado exterior de Tamaulipas.

www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. que bueno escuchar de empresas locales sobresaliendo…
    Saludos

Leave Comment

*