Bragueta suelta

Sep 2nd, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Vaya, vaya, pues ahora resuelta que el Cura Hidalgo fue un garañón de primera: Tuvo  cinco hijos con tres esposas.

Y eso, eso no lo dice la historia oficial a los muchachos de primaria y secundaria ¿le da vergüenza al sistema?

Según las crónicas (entre ellas la del periodista Max Avila Hinojosa), el sexto hijo no lo alcanzó a ver porque lo fusilaron y le cortaron la cabeza. La última mujer se quedó embarazada de Don Migue y la criatura vendría al mundo en varias semanas.

Por tanto, cuando murió nuestro héroe lloraron a moco tendido tres viudas (una ya había muerto), y así estuvieron durante los alrededor de diez años que el cráneo hermaneció “colgado” en la Alóndiga, en Guanajuato.

Y bueno, son datos que la historia oficial no incluye. Pareciera que hay vergüenza a decir que los curas de entonces ya andaban de cabrones, de bragueta suelta como ahora.

Según el dato, por ahí andan todavía descendientes de Don Migue, que lo fueron de sus hijos Agustina, Mariano, María, Micaela, Joaquín, más el último que no alcanzó a imponer nombre.

Pero también fue  bragueta suelta otro “héroe” de la independencia, o sea Don José María Morelos y Pavón, a quien se le mencionan al menos tres mujeres y el mismo número de hijos.

El más conocido fue Juan Nepomuceno Almonte, quien habría llegado a general y colaborador de Maximiliano.

Era hijo de una tal Brígida Almonte.

La contratara de la historia oficial menciona a otra dama con la que procreó una hija, y la tercera esposa fue Francisca Ortiz, de Oaxaca, a quien le hincó un “guerco”.

Y bueno, de 1,810 a la fecha  no hay mucha diferencia. Los curas siguen siendo mujeriegos y la sociedad lo sabe bien.

Lo que no perdona la gente es que existan curas pederastas, abusivos con menores de edad, niños y niñas.

Que sirva el bicentenario de la Independencia para ir desmitificando a individuos como el citado Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga, quien debió haber tenido más viejas e hijos por otros lados, como buen mexica que era.

Solo como ejemplo, en ciudad Victoria tenemos a un cura que tiene hijas ya grandes, casadas, y la sociedad lo considera justo.

Cambiando de tema, mire que ya empezaron a conocerse las primeras violaciones a la Ley que prohíbe la venta de medicamentos sin receta, aunque según esto no se aplicaron multas.

Pero ¿quién soportaría una multa de 850 mil pesos? Solo a un loco y al Presidente Calderón se le ocurre que un negocio de farmacia puede subsistir con una sanción de tal envergadura.

Lo que se dice, y se dice bien, es que el único ganón con la medida será el llamado “Dr. Simi” y su red de consultorios que mantiene en cada farmacia. Pero no lo implementó de ahora sino de hace varios años.

Tampoco ganarán los operadores de ese negocito que se llama Cruz Roja, que mantiene consultas de a 40 pesos “a chaleco”, en tanto que los “simis” cobran 25.

La Roja es un negocio tan lucrativo que, por “checar” la presión cobran un mínimo de 20 pesos. Por “hospitalización” se cobran a 350 pesos la hora.

Así que las familias mexicas, para resistir el embate de la Secretaría de Salud y el Presidente Calderón, no tendrán más remedio que refugiarse en Simi, que cobra menos por las consultas y vende el medicamento barato.

De las demás cadenas de farmacias, para subsistir, tendrán que instalar el sistema de consultorios de a 25 o 30 pesos la firma.

Fuera de eso, mire que ya la raza se las ingeniará para elaborar recetas cuando a usted le urja medicamento. Todo se puede hacer en este país teniendo el ingenio mexicano. Para eso hay computadoras e imprentas.

Tema aparte, mire que los magistrados del Tribunal Estatal Electoral, luego de haber tenido chamba por alrededor de 30 días, se disponen a tomar vacaciones por los siguientes tres años.

Para entonces, seguramente Doña Marcia Guadalupe Pérez Cantú se estará jubilando por llegar a los 70 años de edad.

Ningún magistrado en Tamaulipas debe tener más allá de los 70 y debe pasar a retiro, como pasa con los curas.

Sería bueno que a estos señores, como a los secretarios del mismo tribunal, se les encomendaran otras chambitas, lo mismo que a los consejeros del IETAM porque de todas maneras ganan, como si trabajaran.

Antes de irnos, mire que hay gente sorprendida con la noticia de que el alcalde vicgtorense Arturo Díez Gutiérrez tenía la intención de presentar licencia al cabildo, porque ya no puede con el paquete.

Hay muchas preguntas, pero la principal es ¿en realidad es tan inepto el señor Díez? ¿prefiere irse que enfrentar los problemas? ¿es lo mejor que se le pudo ocurrir?.

Claro que el Gobernador Geño no lo habría dejado ir. El asunto, histórico, sería para el gobernante y no para el tipo inepto.

Parece que, ahora sí, todos los victorenses, hasta quienes fuerono sus amigos, se están dando cuenta que el mongolito no sirve para nada.

Lo hubieran dicho hace tres años, antes de nominarlo candidato a la alcaldía.

Pero mejor nos vamos y le deseamos un feliz fin de semanita, y cuídese.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*