Más leña a Río Bravo

Sep 8th, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Le cayo más leña a la hoguera del conflicto político de Río Bravo, en que no se ha definido qué partido ganó el ayuntamiento.

La sala regional (Monterrey) del Tribunal Federal Electoral, acordó que no debe haber nueva elección y ordenó “sanear” la realizada el cuatro de julio .

De paso, los magistrados le ordenan al Tribunal Electoral de Tamaulipas que en un ciclo de diez días emita una nueva resolución apegada a instrucciones que ahí le giran muy específicamente.

A como van las cosas, la tendencia favorecería las intenciones del Partido Acción Nacional de sentar en la alcaldía a su candidato Juan Diego Guajardo Anzaldúa, dado que fue ese partido el que presentó agravios e impugnó la decisión de los magistrados tamaulipecoso de anular la elección.

Además, los del TRIFE lanzan su amenaza de sancionar a los tamaulipecos si no emiten una nueva resolución en los diez días hábiles contados a partir de la notificación oficial.

Como sabemos, los datos del conteo rápido le daban la victoria al PAN, pero oficialmente el comité local electoral le entregó constancia de mayoría al abanderado de la coalición liderada por el PRI. Se abrieron y recontaron todas las urnas.

Cuando muchos pensaban que el ambiente político se enfriaría en aquel municipio y en los cuarteles de los tricolores y azules, las cosas se caldean más ¿qué es lo que va a pasar? ¿qué definirá el TEE? ¿la victoria es del PAN? ¿El PRI tiene las copias de todas las actas en que le dan la victoria?.

Río es el único municipio pendiente de resolver y, por ese motivo, también están pendientes las diputaciones plurinominales y las regidurías de partido.

Con el veredicto del TRIFE las cosas se alargarán. Tal vez alguno de los contendientes no esté de acuerdo en lo que vuelvan a resolver los magistrados estatales.

Y es que solo tienen dos opciones: Reconocer el triunfo de Guajardo, o el de Roberto García Martínez, de la coalición “Todo Tamaulipas”.

A estas alturas, ya es imposible que los magistrados de Monterrey corrijan y autoricen las elecciones.

En concreto: Se quedan las cosas como aparentemente estaban.

En este sentido cabe preguntar ¿quién ganó realmente en el primer conteo de actas?.

La resolución federal ordena dejar “intocado” lo relativo a la ilegalidad que cometió el comité munipal electoral al abrir todos los paquetes sin tener autorización por la Ley.

Vamos a decir que, si llevaban “tacos” de votos, así habrán de sumarse los sufragios.

De acuerdo con el veredicto, los magistrados tamaulipecos tendrán que reponer o reconstruir los datos partiendo de las actas de casilla que se firmaron el día de la elección.

Según los miembros del órgano federal, los de Tamaulipas “no observaron las reglas de la lógica, la sana crítica, la verdad conocida y el recto raciocinio”.

Se supone que el Tribunal Estatal, debe recontar las actas de escrutinio de cada casilla, y esas, esas al parecer le daban la victoria al Partido Acción Nacional con alrededor de cuatro mil votos.

Se entiende que, si las actas que tenían (tienen) los principales contendientes, PRI y PAN, no cinciden, hay otros partidos que participaron en los comicios y tienen copias.

Luego entonces, ya no habrá eleccion local en Río; no más campaña política con mitin y propaganda y todo lo relativo.

El triunfo se definirá en un escritorio: En ciudad Victoria o en Monterrey.

Porque mire usted ¿Qué pasará si algún partido no está de acuerdo con la nueva resolución? En este caso serían el PRI y el PAN.

Los magistrados se reunieron este miércoles después de mediodía y no se anduvieron por las ramas: Regresaron la papa caliente a los tamaulipecos.

Te antemano, se sabe que ya los panistas cantan la victoria porque fueron ellos los que se inconformaron contra la resolución del TEE ¿qué va a pasar? Estaremos pendientes.

En otro tema, mire que da risa que los diputados de la legislatura local vayan a sesionar en Tampico este once de septiembre, para conmemorar la Victoria de Tampico por sobre los invasores españoles dirigidos por el brigadier Isidro Barradas.

Lo que saben todos los historiadores es que no fue una batalla que ganaron los mexicas sino lasintensas lluvias que se dejaron sentir en agosto-septiembre de 1829, y luego la presencia de una epidemia de tifo que mató a la mayor parte de los soldados extranjeros.

Es interesante, ya habrá opotunidad de comentarlo, porque la historia oficial es “muy bonita” y señala que las huestes de Santa Ana y Manuel Mier y Terán lucharon con los invasores casa por casa y dieron la pelea palmo a palmo, aunque eso es una vil mentira.

En fin, nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*