¿Y el cabildo apá?

Sep 13th, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Ha perdido el control de su administración. Camina solo con su alma, nadie “lo pasa” ni lo sigue, y menos los señores regidores.

Si todavía le queda un poquito de pena, muy feo debe haber sentido el alcalde victorense, Arturo Díez Gutiérrez, haber hecho “guardia” casi en solitario ante el hemiciclo a los Niños Héroes, ahí en el paseo Méndez.

Los miembros del presídium y la “clase política” toda, reunida como cada lunes en los Honores a la Bandera, solo sonreían sarcásticamente cuando el señor Díez cruzó solito la explanada para hacer la guardia en homenaje a los Niños Héroes.

Los miembros del cabildo, ausentes, los colaboradores de primera línea también. Salvaron el punto cuatro personas que se apresuraron a colocarse a su lado para la foto respectiva.

¿Y los 21 regidores apá” ¿y los 16 directores generales y 32 subdirectores? ¿y las jefas de grupo pagadas? ¿ya nadie quiere saber nada de su alcalde?.

El evento de Honores de ese lunes, estuvo dedicado a los Niños Héroes y la organización corrió por cuenta del Ejército Mexicano.

La noticia fue que ya nadie sigue al alcalde y seguramente de aquí a diciembre, si es que no paga aplaudidores, andará solo por los eventos y reuniones.

Arturo apenas se había enterado que un grupo de trabajadores despedidos por su suegro Abelardo Osuna Cobos, se manifestaban en la explanada en contra de las mismas autoridades laborales que actúan como si fueran los defensores de la empresa Transpaís.

Es el viejo método de Osuna que le ha dado resultados a lo largo de 35 años (desde que llegó de Tesorero General del Estado) y que no es otro que acusar de robo a los empleados de más antigüedad, para  no indemnizarlos.

En esta ocasión, los abogados de Osuna acusaron del “robo” de 230 pesos a los choferes que presuntamente subieron pasaje sin tener autorización para hacerlo.

El Gobernador Geño se trasladó en seguida al Parque Bicentenario para inaugurar oficialmente el Aguila del Bicentenario, escultura de metal que se encargó al escultor chichuahuense Sebastián.

Ahí, Eugenio envió un saludo a su esposa Adriana González, quien precisamente este lunes cumplió años.

Luego, de buen humor, le echó un ojo a la construcción de la torre de oficinas de gobierno que no se terminó en el tiempo establecido, y dijo.

-Le íbamos a poner la Torre del Bicentenario, pero ahí está…

Según el dato, las lluvias y el ciclón retrasaron la culminación del proyecto de 26 pisos, el edificio más alto de Tamaulipas.

Pero no se desaprovechará la oportunidad de rendir homenaje a otro de los acontecimientos históricos de México: “Se llamará Torre de la Revolución”, dijo Eugenio.

Y es que en efecto, parece que los festejos están encaminados hacia el Bicentenario, olvidando que también se celebra el Centenario de la Revolución Mexicana.

Claro que es congruente que en el Parque Bicentenario exista un Edificio De la Revolución.

Allí, abordado por los reporteros, el Gobernador manifestó que está pidiendo al gobierno federal que el nuevo penal de ciudad Victoria –ubicado rumbo por la vieja carretera a Mante-, sea adecuado y destinado a la reclusión exclusiva de reos federales.

Con eso terminarían muchos problemas en las cárceles que ahora mantienen a internos de los dos fueros, común y federal, y el gobierno central se haría cargo de la seguridad y la manutención.

El evento del parque estuvo bien organizado, incluso con el reparto de sombrillas para los asistentes, para hacer frente al inclemente sol.

Claro, sin faltar agua bien fría y algunos canapés.

Puede afirmarse que el Parque Bicentenario está listo. Ya solo falta terminar el gran edificio que albergará a cuando menos tres mil burócratas.

El complejo, que incluye el Archivo Histórico, Palacio Legislativo, Centro de Convenciones, instalaciones de la Feria, Oficina Fiscal y Registro Catastral, será el legado de Eugenio Hernández Flores para los victorenses.

Todos los gobernadores oriundos del Corazón de Tamaulipas han querido dejar algo por lo que se les recuerde, ya el Planetario, el Centro Cultural Tamaulipas o el Parque de Tamatán. Eugenio quiso el complejo gubernamental.

Y mire que dentro de cien años, en la siguiente gran  celebración, no hay duda que se recordará que el complejo y el Aguila Bicentenaria, se llevaron a la construcción en el gobierno de Hernández Flores.

Finalmente, comentamos el envío de la encuestadora Mitofsky sobre las preferencias para la sucesión presidencial del 2012.

El PRI aventaja con el 38 por ciento; al PAN se la asignan 20 puntos y al PRD el respectivo diez por ciento.

De los aspirantes por cada partido, Peña Nieto va a la cabeza; Santiago Creel entre los azules, y de los amarillos el señor López Obrador ¿cómo la ve usted?.

Ya veremos como andan las cosas a mediados del 2011.

Mejor la dejamos aquí.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*