“Nadie me visita, platico con los árboles y con Dios”: Isidoro Salazar Delgado

Sep 15th, 2010 | By | Category: Reportajes

CREADOR DEL PERSONAJE RADIOFONICO “EL TIO NACHO Y SU SOBRINO NICHO”

A momentos su vozarrón parece quebrarse. Habla como en secreto, para dos, él y el reportero que están solos en la sala.

-¿Quién lo visita?

-Casi nadie. Dicen que «Nicho» (González Doria) dijo que yo ya morí…Muchos dicen que ya morí; otros dicen que no.

Y la reflexión.

-Nadie se acuerda de mi, pero que no me olvide Dios, y me deje estar con mi familia.

-¿Por qué dice que muchos creen que ya murió?

-Porque no salgo, aquí tengo ya varios años. Salgo cuando voy al Seguro (IMSS).

-¿Por qué no una distracción?

-No. Aquí en el patio de mi casa estoy con los árboles, siempre platico con ellos y con Dios, y vivo feliz. Me encuentro mejor aquí en la casa que allá afuera.

Es Don Isidoro Salazar Delgado, locutor de toda la vida, hoy retirado, creador de ese personaje que hizo historia y fue azote de los políticos demagogos, El Tío Nacho, olvidado hoy por todos sus amigos.

Vive retirado de toda actividad afectado por la  diabetes mellitus.

-Y los locutores ¿no vienen a visitarlo?

-Nadie, tengo cantidad de amigos en ORT y en la televisión y en Fiesta Mexicana.

Francisco González Doria hizo mancuerna con Isidoro en el programa «El Tío Nacho y su Sobrino Nicho», puramente de crítica hacia funcionarios públicos.

-¿Pensionado?

-Sí, por el IMSS, pero me dan muy poco.

AÑOS DORADOS DE LA RADIO

Don Isidoro nació en ciudad Victoria.

-¿Como empezó su carrera como locutor?

-En la XEHP con Alfonso Flores López. Me dio oportunidad de trabajar como vendedor de publicidad. Yo le pedía una oportunidad, en lo que fuera, y me la dio como vendedor.

-¿De que año estamos hablando?

-Hace como unos 60 años.

-¿Y después?

-Comencé a hacer una prueba de radio y me gustó, me llamó la atención e hice la prueba.

Más tarde se fue a la ciudad de México a presentar examen de locutor. De los más de 50 aspirantes, apenas lograron «pasar» cinco.

-Saqué muy buena calificación, la más alta de la radio.

-¿Era más difícil antes?

-Ahora cualquiera es locutor, porque anteriormente había un respeto grande para las personas y ahora hasta dicen majaderías en el micrófono, no se limitan, hablan pero cantidad.

-¿Había sanciones?

-El que tenía licencia hablaba en radio, y el que no, se aguantaba. El que no la tenía, le daban la oportunidad de 15 o 20 días para hacer las pruebas, pero esa era la oportunidad que se daba.

-¿Principal requisito?

-Saber los reglamentos de Comunicaciones, que eran como doscientos y pico de artículos que debería saber uno. Se lo aprendía uno de machete.

-¿Cultura general, inglés?

-Algo de inglés, en cultura general sí porque los discos que uno mencionaba eran nombres extranjeros, las óperas y todo eso, era extranjero y tenía uno que mencionarlos.

-¿Algo que ver la voz?

-Definitivamente tenía mucho que ver. El que tenía voz entraba a radio y el que no tenía, no entraba. Ahorita cualquiera entra a radio, cualquiera tiene su chiste… es un cotorreo de poca, que caray, no se miden.

-¿Por qué se distorsionó esto?

-Mucho depende de los ritmos que entran. Anteriormente Pérez Prado, el Rey del Mambo, era un ritmo tan bonito y precioso, y no distorsionaba la voz del anunciador, lenta y suave…Ahora descomponen todo. No me gusta, oigo la radio nada mas por la música, pero al locutor no le pongo atención.

EL «TIO NACHO», MATAMORENSE

Isidoro trabajó en casi todo Tamaulipas, Tampico, Mante, Victoria, Matamoros, Reynosa, pero el personaje que le dio fama, El Tío Nacho, es matamorense.

-Yo veía muchas injusticias, muchos problemas de la gente, y veía como los humillaban y dije: Voy a sacar un programa; estaba trabajando en la XEAM de Matamoros, con la familia Salinas Gracia. Ahí fue donde nació el Tío Nacho.

-¿Todavía no estaba Nicho?

-No, Nicho aquí lo hice yo, en Victoria, aquí nació. Nicho es un personaje que nació del Tío Nacho, nació por mí.

-¿Por qué el Tío Nacho?

-Andaba muy en boga el jabón de Nacho y de ahí nació.

-¿En que año nacería este personaje?

-Aproximadamente, caray, pues hace tanto tiempo, ya hace mucho, no me acuerdo, pero tiene mucho tiempo. Allá nació, en Matamoros.

-¿Y este personaje también se fue moviendo?

-Así es, pero en algunas  difusoras tenían mucho «ligue» con los gobiernos y autoridades y ahí no querían. Ahí no había crítica.

-Antes ¿había más libertad de expresión en la radio que ahora?

-No, no la había porque era castigado por la Secretaría de Comunicaciones.

-¿La tomaban ustedes?

-En efecto, y yo arriesgaba mi trabajo y exponía a la difusora que me daba el trabajo, pero estaba chambeando.

-¿Eran Opiniones?

-Las críticas mías eran duras, durísimas. A veces en Matamoros tenía tres o cuatro patrullas en la puerta. Pero son satisfacciones que tengo.

ALUMBRAMIENTO; LLEGO «NICHO»

-¿Como nació Nicho?

-Ja, ja, aquí en Victoria, en la XEBJ. Yo trabajaba en El Mante y Don Fernando Elizalde me propuso trabajo… Sí voy señor, le dije, y me vine, me despedí y me vine.

Aquí nació la música moderna que la trasmitía pero en cantidad. Entonces comencé a decirle al señor Elizalde que si me permitía entrar como Tío Nacho y le platiqué mi historia. Y aceptó.

-Pero aquí el Tío Nacho es duro para la crítica.

-Está bien…hecho¡.

Y continúa Salazar Delgado.

-Entró David Núñez Villasana conmigo y en fín, pero buscaba el medio de quien me acompañara. Y entonces busqué a González Doria, y le dije: ¿Cómo le haría con la voz?.

Estuvieron 15 días haciendo la prueba hasta que encontraron la voz como niño, un niño juguetón que había vivido en Estados Unidos.

-Y comenzamos a trabajar igual, pum pum, pum, y aquí estamos todavía.

-¿Nicho venía de Matamoros?

-No. Aquí nació. El es de Valles, S. L. P.

-¿En que época?

-Tendría yo como 19 años, estaba joven. Nicho estaba soltero, y aquí lo casamos.

LA RADIO ES COMO LA MUJER

El Tío Nacho se retiró del micrófono. Luego la diabetes lo agarró desprevenido. No sabía que padecía el terrible mal.

-¿La radio deja ingresos?

-Deja cuando el hombre se dedica a pastorear por dinero. Yo nunca agarré un solo centavo, ni lo conocí tampoco. No se si los demás lo harían, yo no.

-¿Qué perfil necesita un nuevo locutor?

-Sobre todas las cosas prepararse, su voz primeramente, aprender las comunicaciones, poco de inglés… Muchas cosas.

-¿Escuela de radio?

-Nunca ha habido en Tamaulipas pero hace falta, mucha falta. En la actualidad, usted llega a una estación y dice: Me permite su licencia… No, pues no conocen de eso.

-¿Es vocación?

-Definitivamente. Antes había locutores grandes, locutores buenos, en fin había de todo, pero muy seleccionadito.

-¿Quitaban las licencias?

-Sí, hubo varios, en Matamoros quitaron  dos porque cometieron una falta; en Mante, Tampico también, caray, en todo el estado la Secretaría estaba pendiente de todo eso.

-Y la Anécdota de Don Ruperto Villarreal, que estaba trasmitiendo el béisbol en Nuevo Laredo ¿es cierto?.

-Ja, ja, ja, es cierto…Se va la bola , se va, se va, a la chingada…. brincó la barda. Ya no le permitieron trabajar en radio.

-¿Le recomendaría a sus hijos que fueran locutores?

-Necesitan tener una cosa: Voz, necesitarían estar pegados a la radio, escuchar la radio, que es lo principal.

Y la despedida del Tío Nacho.

-Señor, es tan grande mi vida, mis acciones, que nunca terminaría de platicarlas, exponerlas. Es muy bonito todo. La radio es bonita, es como la mujer: Si uno le ve el lado bonito, es bonita, si ve el lado peligroso, o malo, cuidado porque es duro, muy duro.

http://www.janambre.com.mx

2 comments
Leave a comment »

  1. quisiera que escribiera la vida del sr escandel perez ya que tambien era un locutor muy querido,y tambien que subiera a la red sus poemas ya que mucha gente como yo los busca,gracias

  2. Es cierto!!! estaria muy bien que se subiera la historia del gran Sr. Escandell Perez y por su puesto sus poemas, cuando menos el poema muy famoso en Tampico y que se escuchaba en la radio en de fin de año, que a muchos de nosotros nos hacia reflexionar lo que ya habia trancurrido en ese año y lo poco que faltaba para finalizar…

    Saludos y gracias por tener este espacio para comentarios.

    Esperando respuesta

Leave Comment

*