¿Y cuándo "La Peineta" apá?

Oct 1st, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- El jefe de los tricolores en Tamaulipas, Ricardo Gamundi, renovó ya, a su gusto, la dirigencia de la CNC… O mejor dicho, al gusto de Doña Guadalupe Flores, la secretaria general del CDE del revolucionario.

Nada más idóneo que Juan Báez Rodríguez para reorganizar a las huestes campiranas que se habían alejado cuando “un hombre blanco” y desconocido para ellos se apoderó de la organización, para ser más precisos, el hacendado Sergio Guajardo (por cierto, tiene apellido sinónimo de traición).

Ya tiene también nuevo “líder” de las masas populares (CNOP) en la persona de José Elías Leal, un diputadito que se cree el último refresco en el desierto –en su changarro no se le paran ni las moscas-, pero ahí está, “flamantito y si uso”.

Pero ¿y la CTM apá? ¿qué va a pasar con “La Peineta” García Román? Ya tiene casi los 12 años al frente de la organización y su sector aparece como el más desorganizado y sin rumbo como agrupación priísta.

Se supone que el tricolor estatal debe mantener una auditoría constante sobre quienes son los “líderes” que le están fallando, para reorganizarse y estar preparados para las nuevas luchas electorales, pero ¿y Edmundo García Román?.

En otros tiempos, la central obrera fue la más poderosa y mejor organizada del Revolucionario. Atraía votos en las buenas y en las malas; se le encargaba un triunfo y lo sacaba adelante, y pedía y exigía.

Los obreros deben recordar los tiempos de Diego Navarro Rodríguez, el último que se fajó los pantalones por su partido y su sector.

Todavía Leocadio Mendoza Reyes sacó adelante posiciones y luchó por los suyos. Luego vino una mujer y la CTM se fue al suelo ¿cuántos diputados locales tiene ahora? Ninguno.

Pero el tema es ¿y  cuándo se va La Peineta”? ¿cuándo se enferma? ¿cuándo se va a atender asuntos particulares?.

La chambita de la Federación Regional de Trabajadores es por seis años y el señor García ya tiene dos periodos consecutivos.

Fue nombrado en 1999 y el 27 de agosto del 2005, en Nuevo Laredo, obtuvo su segundo pase por otro sexenio ¿hasta cuándo?.

Parece que se va erigiendo en un cacicazgo fidelista que el sistema está permitiendo por convenirle así a sus fines ¿cuántos votos le dio al PRI en el proceso eleccionario de julio?.

“La Peineta” se jactó de haber acercado  hasta 120 mil sufragios para alcanzar las victorias tricolores ¿será cierto?.

¿Qué tanto control tiene “el cácaro” cinematográfico sobre sus borregos? Porque tan solo en ciudad Victoria, el suplente de la Federación Regional de Trabajadores fue el candidato del PRD a la alcaldía.

En los últimos años, ante la imposibilidad de ejercer control sobre la gente –que ya no cree en él-, García Román se ha dedicado a crear sindicatos alternos, o fantasmas, como el de Cinematografistas al que presuntamente pertenece él, y que desapareció desde hace varios lustros.

Las bases no bajan al señor de ser un mercantilista, un hombre de negocios para la firma de los contratos, aun sobre las opiniones de las federaciones regionales. Cada vez se le van las organizaciones que en aquellos tiempos pertenecieron con orgullo al cetemio.

No hay duda que los tricolores deben voltear su mirada hacia ese elefante blanco y amodorrado que debería marchar conforme a los tiempos de la manada.

Se ha bronqueado con muchos, con agrupaciones fuertes y activas, como es el sindicato de la COMAPA en Victoria, cuando él no quería que la dirigente fuera una mujer, Sandra Guadalupe Mendoza Garza.

A tanto llegó la tontejez de García que acusó a Mendoza y su gente de pretender envenenar el agua entubada que llega  (en marzo del 2008) a los victorenses.

Cuando los reporteros entrevistaron a  la mujer, respondió con ecuanimidad.

-Me causa risa, porque jamás haría eso. En primer lugar porque tengo hijos y familia y todos dependemos del líquido que es vital. Probablemente él se confundió y además no tengo acceso a donde está el agua. Pienso que esto es un problema interno, somos un sindicato autónomo y no tenemos porqué perjudicar a la ciudadanía victorense.

Como urge ya otro Diego Navarro, un Agapito González o Pedro Pérez Ibarra (que no permitían que la borregada de les saliera del huacal), en el cetemio se menciona que ya está listo para renovar al esquirol, nada menos que Juan Villafuerte Morales, dirigente de la Federación de Matamoros.

A la muerte del eterno González Cavazos, en febrero del 2001, Villafuerte se perfiló como el hombre fuerte del sindicato de jornaleros y el nombramiento le cayó en mayo del 2002.

Casi un año después, en marzo del 2003, Juan fue nombrado secretario general de la Federación Regional de Matamoros.

Originario del municipio de Aldama, todo hace suponer que es el más idóneo para sustituir a García Román, en cuya dirigencia sepultó al obrerismo en Tamaulipas.

En la fronteriza dirige una organización de 48 mil obreros, la más fuerte y exigente en la entidad, por si fuera poco la de más recursos .

Mejor nos vamos en este sabadito.

P. D.- Hemos dejado de lado el tema del “Dos de Octubre no se Olvida” ¿Para qué tocarlo si hemos hablado de esa matanza durante los últimos 25 años?. Pero debe haber por ahí columnistas que no tenían tema de interés y cayeron en lo mismo.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*