Trapecista sexenal

Oct 7th, 2010 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- A través de sus amigos y emisarios especiales ha difundido que su futuro político es halagador, que no se le despeguen, que es el más experimentado operador de todos los tiempos en muy diversos frentes.

Como buen trapecista de la política, su mira está puesta en sobrevivir al cambio sexenal. Tiene experiencia en esos malabares desde el gobierno de Emilio Martínez Manautou, cuando aterrizó ahí por la Tesorería y fue ascendiendo hasta llegar al tercer piso del palacio del poder.

Son 30 años pegado a la ubre que seguramente –bien cierto- nadie está en condiciones de igualar (con excepciones claro, como Juan Cruz Villarreal y algunos otros inventariados en los activos del gobierno).

Claro, la permanencia es real, pero otra cosa son los resultados en beneficio de los tamaulipecos o la eficiencia en las chambas que le encargaron.

Y en ese curso del trapecio por cinco sexenios, ha logrado acumular un suficiente capital que “no se queja” y le durará para el resto de sus días, así se jubile a partir del 31 de diciembre del presente.

Caballeroso para unos, otros lo consideran servil y oportunista, convenenciero, que lo mismo le prende una veladora a la Virgencita que otra al Demonio con tal de caer parado.

Cuando secreafirma en una chamba sus actitudes son napoleónicas, de jefe absoluto y dueño de conciencias, vidas, almas, borregos y hasta dedos levantados cuando se trata de legisladores.

Su argumento es que ha hecho “escuela” con tres presencias en el Congreso del Estado y nadie jamás lo igualará.

Y a partir de hoy, hoy, hoy, que su experiencia no solo abarca el legislativo sino que tiene bien “planchados” los asuntos de la prensa con cuyos editores –según su versión- juega a las canicas y al balero.

En su hablar no se le escapa nadie, desde el norte hasta el sur, y lo mismo de medios escritos que electrónicos.

Su estilo es pavorrealesco y dicen que fue el motivo por el que se le fue la alcaldía de Victoria. Aunque –se afirma-, nunca ha estado en esa posibilidad y solo son sueños faraónicos de su oportunismo.

Dicen sus amigos que ni en servicio social ejerció la profesión que estudió.

Solo conoció por los libros las “fresas”, el pulidor y las pinzas para dedicarse mejor a la grilla donde resultó un escuche de monerías y un costal de mañas que le ha redituado mejor que sacar muelas.

Entre sus amigos y conocidos tiene sus apodos: La Chiquita, Bigote Pintado, El Sacamuelas, Miss Clairol, pero al parecer le gusta mejor que le digan “El Doctor” aunque de doctor no tiene nada.

Con el auxilio del presupuesto público, de aquí a diciembre se propone desplegar toda una estrategia de relaciones públicas e imagen para “vender” su costoso proyecto a los hombres del nuevo gobierno. Se quiere hacer necesario, crear su necesidad a través de los medios.

Y se jacta que esa práctica nunca le ha fallado.  Brincó de un sexenio a otro en proyectos tan distantes como el de Manautou y Américo, o el de este y el de Cavazos Lerma.

Su argumento principal siempre es el “control” que dice mantener en los medios masivos y que no le cuesta nada.

Tal vez usted ya sepa de quién se trata y por hay necesidad de mencionarlo en estas líneas.

En otro canal, se empieza a comentar sobre los eventos de la próxima transición de los poderes estatales, o mas bien de dos: Ejecutivo y legislativo.

Por ejemplo ¿en que lugar se efectuará la ceremonia? La asunción de Eugenio Hernández Flores tuvo lugar en el Centro Cívico Gubernamental. Pero hoy se menciona el Polyforum como el mejor espacio.

Ya quedaron atrás el teatro Juárez, el Centro Cultural y hasta el estadio Marte R. Gómez que sirvieron de escenario para la asunción de varios gobernadores.

La pregunta de la época ¿quién le tomará la protesta a Egidio Torre Cantú?. Se olvida que es la legislatura entrante, los señores diputados.

Bueno, los nuevos diputados al Congreso deben instalarse el 31 de diciembre para rendir su protesta ante la Comisión Permanente (las sesiones plenarias se terminarán el 15 de diciembre).

Dice la Ley que, si no se reúne la permanente, y tampoco la mesa directiva ordinaria, los electos se pueden instalar solos seleccionando como su presidente al primero de la lista en el orden alfabético.

Al día siguiente, la nueva directiva, ya con el presidente de la coordinación política, el Gobernador deberá rendir su protesta ante la 61 legislatura.

Pero otro de los puntos ¿asistirán los candidatos que perdieron la gubernatura? Porque el uno de enero del 2005, cuando Geño protestó, ahí estuvieron Gustavo Cárdenas Gutiérrez, Alvaro Garza Cantú y Bruno Alvarez Valdez.

En esta ocasión ¿se irá a presentar José Julián Sacramento? ¿asistirá el señor Julio Almanza Armas? Ellos que fueron los principales contendientes.

Antes de estos eventos, allá por el 30 de diciembre, el nuevo Gobernador dará a conocer la lista de sus principales colaboradores, ya sea personalmente o a través de quien será su Jefe de Prensa.

Claro, para que esas fechas lleguen falta mucho. Antes el Gobernador Hernández Flores deberá rendir su sexto y último informe.

Y claro, los diputados deben aprobar la nueva Ley Orgánica de la Administración Pública, para crear las dependencias del ejecutivo conforme los proyectos del Gobernador Egidio Torre Cantú.

Nos vamos.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*