"Antorcha", monstruo de mil cabezas creado por el sistema

Oct 10th, 2010 | By | Category: Articulos Destacados

Llegaron a Tamaulipas –procedentes de Puebla- hace alrededor de 30 años y mediante amenazas, presiones y manifestaciones callejeras, crecieron como el monstruo Frankenstein que ahora amenaza al sistema que lo creó y apapachó.

Su fama es de violentos y dogmáticos que han logrado engatuzar a miles de colonos y ejidatarios tamaulipecos. Pero ellos, los dirigentes de Antorcha Campesina, no son de estas tierras y menos desenpeñan una función productiva, nho trabajan.

Son los expertos del mitin y acarreo invirtiendo miles de pesos y trasladando gente de otros estados cuando pretenden prerrogativas muchas veces ilógicas, como esa de “una maestra de danza” para que les instruyera en la llamada Casa del Estudiante, que no es otra cosa que un nido de grillos.

Tan solo en el presente año han realizado al menos media docena de manifestaciones en ciudad Victoria, pero han amenazado el doble con hacerlas si no se les atienden sus caprichos personales como plazas en el magisterio.

Ahora mismo mantienen un plantón “permanente” en la plaza Juárez de la capital.

Este viernes agredieron físicamete a un periodista que cubría su “plantón” permanente que mantienen frente a Palacio de Gobierno.

Hace once años sus objetivos fueron varios: Rubén Narváez, Benito García, Vidal Covián Ramírez, Teresa Medina Marroquín, Ana Luisa García, Lino Kosko y y otros comentaristas por no escribir lo que a ellos convenía.

Antorcha Campesina tiene la costumbre de convocar a conferencias de prensa y, cuando algún reportero escribe algo que les disgusta, de inmediato lo acusan de estar manipulado por el gobierno y ser mercenarios de la pluma.

Una fauna nociva que crearon y auspiciaron los gobiernos federal y estatal de hace algunos ayeres. Crearon un Frankenstein que ahora se las sale de las manos y se constituye en una verdadera amenaza social.

El instrumento de penetración fue una denominada Federación Nacinoal de Estudiantes “Rafael Ramírez”, a través de la cual empezaron a recibir subsidios del gobierno del estado y de la presidencia victorense.

La “casa del estudiante”  en la capital pronto se convirtió en un nido de agitadores que desplegaron acicones para crear “células” por diversos rumbos de Tamaulipas.

Es una organización preparada para amenazar y extorsionar a las autoridades constituídas. Su método es el montón, aquí o en Querétaro, en Veracruz o en el Distrito Federal.

DE CAVAZOS LOS PRIMEROS SUBSIDIOS

Se dicen priístas y muestran los documentos de incorporación que les otorgó en 1988 el entonces secretario general del CEN, Manuel Camacho Solís, en los comienzos del salinato.

Se les dio el número de registro 0290 con fecha 28 de octubre de 1988.

Fue el alacrán que los gobiernos tricolores se echarían a la espalda por un periodo que todavía no termina.

Ellos “nacieron” en Puebla y de ahí extendieron su poderío por algunas de las entidades netamente campesinas, logrando su mayor auge en los tiempos de Carlos Salinas de Gortari, con la protección de su hermano Raúl.

La primera “célula” que establecieron en Tamaulipas fue en el ejido Felipe Angeles, municipio de Llera, cuando uno de sus principales benefactores, Raúl Salinas, dirigía la Distribuidora Conasupo.

El conducto fue Juan Lugo Jaramillo, originario de Llera, quien egresó en 1987 de la escuela de Chapingo en la carrera de Economía Agrícola, y perteneciente a AC.

Juan organizó y dejó el grupo a su tío Roberto Lugo Ramírez. Luchaban por la ejecución de una resolución en un pleito de tierras.

Siguieron los años y sus integrantes se infiltraron en grupos de colonos de ciudad Victoria y en instituciones universitarias como las facultades de Ciencias de la Educación, Enfermería y Leyes.

Cuando creció la “industria” en la segunda mitad de los noventas –sexenio de Manuel Cavazos Lerma-, los líderes nacionales (tienen su central en Puebla) enviaron gerentes con facultades extraordinarias.

Así, se recuerda a René Arturo Vargas Arreola, quien llegó a Tamaulipas al parecer procedente del estado de México y ahora se encuentra en Veracruz haciendo lo mismo: Protestas en contra del gobierno de aquella entidad, mientras cobra como jefe de una escuela agropecuaria.

Luego enviaron a Carlos Martínez Leal y a su esposa Oralba Ocaña Vázquez, quienes se ostentan como dirigente estatal y representante en Victoria.

Se menciona que ellos son del estado de Tlaxcala, en tanto que otros señalan que viven en Reynosa (ahora se encuentra en Puebla, a donde fue llamado por los líderes).

Hay gente que considera a AC como su fuente de trabajo –ingresos permanentes-, como María de Jesús Villanueva Vázquez, Efraín Pérez Gámez, Teresa Alvarado Ornelas, Leopoldo Ramírez, Narciso Velasco Gutiérrez, Enrique Martínez Martínez y otros que tienen años pegados a la ubre y se reparten Tamaulipas como un botín.

Hasta hace poco también gozaban de la preferencia de los reporteros para difundirles sus declaraciones.

El 12 de junio del 2009 convocaron a los periodistas para anunciarles que celebrarían el 35 aniversario de su fundación con bombo y platillo. Se trasladaron a la ciudad de México en infinidad de autobuses rentados.

CASA DEL ESTUDIANTE, EL NIDO DE GRILLOS

En ciudad Victoria, el nido de los activistas violentos se encuentras en una finca ubicada en 19 y 20 Juárez, a la que llaman “Casa del Estudiante”, cuya renta comenzó a pagar la administración estatal de Manuel Cavazos Lerma.

Sin saber que estaba consolidando al monstruo, a finales de 1994 la presidenta del DIF, Elisa Cavazos Lerma, le dio a la casa la categoría de Institución de Servicio Social, con lo cual les otorgaba un subsidio.

Pero no solo eso, sino que el gobierno empezó a pagar la renta en otro domicilio, en 18 y Zaragoza, que ellos destinaron para el alojamiento de los varones.

La mayor parte de los “clientes” de las dos casas no son de Tamaulipas sino

agitadores provenientes de Puebla, Veracruz, Hidalgo y San Luís Potosí, y por supuesto de Puebla.

En 1999, al comienzo de la administración de Tomás Yarrington Ruvalcaba, el gobierno del estado se dio cuenta que el monstruo había crecido tanto que tenía ramificaciones en nueve municipios.

El gobierno había dejado de pagar la renta a la propietaria de la casa de Juárez, María Auxiliadora Vélez, por lo que los líderes antorchistas, para septiembre, exigían al estado que les comprara la propiedad.

Además, la administración del alcalde Ramón Durón Ruiz los había concedido ciertas prebendas que querían les restituyera el nuevo alcalde, Enrique Cárdenas del Avellano.

Habían crecido económicamente, tanto que utilizaron –como siguen utilizando- decenas de autobuses fletados para transportar agitadores de otros estados, principalmente de la zona huasteca.

Con Yarrington los funcionarios se dieron cuenta que AC se había infiltrado por varios municipios y colonias urbanas con algunos métodos violentos.

Con apoyo oficial habían creado colonias por doquier, como la Amalia González Caballero en Victoria, y tenían grupos en el llamado Plan del Alazán, que cubre los municipios de Reynosa y Río Bravo.

En nuestros días pululan grupúsculos por numerosos municipios, como Mante y Altamira, donde se meten sobre todo en colonias marginadas y grupos campesinos.

Pero también están en Reynosa, Nuevo Laredo, Mante y cubren casi la totalidad de los 43 municipios.

En ciudad Victoria el principal centro de operaciones se encuentra en la colonia Amalia González Caballero, aunque tienen “células” en Barrio del Bosque, La Peregrina, Vamos Tamaulipas, El Palmar, La Ravizé, Loma Alta y Veteranos.

Si antes se movían en la semiclandestinidad, a principios del 2007, de plano dieron la cara y formaron lo que se llama Frente de Defensa a la Economía y Derechos de los Tamaulipecos, que quien sabe si esté funcionando, o solo fue un periodicazo.

A los antorchos se habrían unido elementos como Romualda Ricardo Hernández, del gremio del Hospital Civil; la doctora perredista Adriana Véjar Flores; el profesor José Luís Coronado, aparente disidente de la sección 30, y el esquirol Alejandro Ceniceros Martínez, del PT, además de otros perredistas como Antonio Leal Doria.

Ellos dicen tener varios “brazos”: Antorcha Estudiantil, Antorcha Magisterial, Antorcha Obrera, Antorcha Popular y Antorcha Campesina, entre otros.

El dos de mayo del presente acudió un grupo de ellos al registro oficial de Rodolfo Torre Cantú del candidato del PRI a Gobernador de Tamaulipas, en evento realizado en las oficinas del IETAM.

Los gobiernos federal y estatal les han otorgado múltiples beneficios en los últimos meses.

El cuatro de octubre (la semana anterior) se beneficiaron 200 antorchistas de la colonia Loma Alta y del ejido Juan Rincón, de Victoria, que recibieron estufas ecológicas y ahorradoras de energía.

El dirigente nacional del grupo, Aquiles Córdova Morán, desde Tecomatlán, Puebla, tiene más de 35 años al frente de la organización, junto con su familia.

De ese tamaño es el monstruo creado por los gobiernos recientes que amenaza con devorarlos si no le ponen un hasta aquí.

Y lo mismo está pasando con la prensa –escrita y electrónica-, que por largos años les ha dado espacios gratuitos y ahora es agredida.

http://www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. jajaja que risa, bueno que se puede esperar. Pero les falto mencionar Michoacan, deben dar informacion completa. Saludos de un acarreado mas de Antorcha jajajaja. pero los acarreados tambien contamos…. y mucho saludos gente….

Leave Comment

*