“Soy sobrino directo de Alberto Carrera Torres”: Eutiquio Carrera

Dic 1st, 2010 | By | Category: Articulos Destacados

EL GOBIERNO SE ENOJO CON SU ABUELA “POR HABER PARIDO CINCO GENERALES”

Eutiquio Carrera Márquez es de los escasos familiares directos que quedan del general Alberto Carrera Torres, el revolucionario de Bustamante.

-¿Es descendiente directo del general?

-Así es. Fue hermano de mi padre, Francisco S. Carrera. Yo soy descendiente directo de él.

-¿Qué recuerda del general Carrera?

-Lo que me platicaban en algunos casos mi padre y mi madre. Ella sí recordaba muy bien a Don Alberto, decía que era una persona muy fina.

-¿Cómo se llamaba su madre?

-Ana María Márquez.

-¿Qué le decía ella?

-Que era una persona muy culta, sereno, nada nervioso y muy justo. Eso era lo que me decía mi madre de Alberto. Que siempre trataba de ayudar a todo mundo sin importar credo, grado o estudios, nada. Ayudaba a todos.

-Los familiares ¿qué objetos personales conservan del general?.

-Creo que ninguno. Cuando vine aquí en 1960, fue cuando me platicaron algunas personas. Me decían que tenían algunos objetos de él, pero no recuerdo.

La esposa de mi tío Eufrasio, mi tía Celia, ella sí sabe el nombre de quienes tenían objetos personales.

Eutiquio es agrónomo, “oficialmente” nació en San Luís Potosí –donde vive la mayor parte de la familia Carrera- el 24 de septiembre de 1934, pero él asegura que nació en Tula.

-¿Recuerda cómo murió su abuelo, el padre de Alberto Carrera?

-Me platicaba una tía, hermana de mi madre, que había muerto en la sierra. Mi abuelo Candelario falleció por un lugar que le llaman El Peñón, que ahora está por el ejido Alberto Carrera Torres, antes La Rana.

-¿Su familia es originaria de Bustamante?

-De un poblado que pertenece, un ranchito del municipio de Bustamante, que se llamaba Tanque del Polvo. Pertenece ahí, cerca de un ejido hoy Calabacillas.

Hay un manantial grande que le dicen La Cueva del Perrito.

Yo andaba por ahí haciendo trabajos de topografía y me dijo una persona: Mire, esta es la casa donde nació Alberto Carrera Torres, pero ya nada más estaban las piñas de la construcción.

Había las ruinas del tanque de almacenamiento de agua que bajaban en la sierra del Perrito.

LOS RECUERDOS DE DOÑA JUANA CARRERA

Habla de los recuerdos de Doña Juana Torres, su abuela, que también fue revolucionaria.

-Mi madre decía que  los domingos yo quería ir a ver a la abuela, Doña Juana, porque me daba una moneda de plata de 25 centavos.

-¿En qué año murió?

-Como en 1942, por ahí.

-¿Le platicaron cómo la detuvieron las fuerzas constitucionalistas?

-Parece que aquí en Victoria y se la llevaron a Tampico. Allí, al ser entrevistada por un periodista norteamericano, le preguntó ¿por qué está usted en la cárcel? Y ella le respondió.

-Porque el gobierno está enojado conmigo.

-¿Y por qué está enojado con usted?.

-Porque nada más tuve cinco generales, cinco hijos generales. Posiblemente el gobierno habría querido que pariera más.

Agrega que al general lo fusilaron dos días antes de que llegara el indulto de la ciudad de México, el perdón que había firmado Venustiano Carranza.

Alberto tenía varios hermanos: Antonio, que incluso fue diputado por Tula, Prudencio, Eutiquio, el general Fausto y Benito, el más chico de todos

Benito tuvo varios hijos: Margarita, Martha, Alma, Benito y Fausto Carrera y de la Torre.

-¿Y de los tíos?

-Conocí a mi padrino Fausto Carrera. Aparte de tío era mi padrino de bautismo, también a mi tío Toño, que vivió mucho tiempo en Tula pero falleció en San Luís, y a mi tío Benito.

-¿Los familiares más directos son los sobrinos?

-Ya de los hermanos no hay ninguno. Ahorita somos los sobrinos, los más directos. Por mi parte, de mi tío Benito, que dejó descendencia, y de mi padre, que también dejó.

Pese a que Eutiquio es de los pocos familiares directos que quedan de Carrera Torres, cuando en 1999 los restos del general fueron traídos desde Tula a la rotonda de los Tamaulipecos Ilustres, no le avisaron y menos le pidieron autorización.

-Absolutamente ninguno. Desconocieron o desconocían mi parentesco con él. Nadie me invitó, me hizo ningún comentario. Lo supe por la prensa, nada más.

El traslado de los huesos se hizo en la noche, en la clandestinidad, tres días antes que terminara su gobierno Manuel Cavazos Lerma.

No se le hicieron los honores a la investidura de general, como lo ordena la Ley.

La última pregunta para Carrera Márquez.

-Y cuando se llevaron los huesos de aquí a Tula ¿hubo honores?

-Me platicaban los familiares que con todos los honores. Aquí en Victoria cuando fue exhumado el cadáver, y con  los mismos honores los llevaron a Tula y allá también, cuando los enterraron.

Alberto Carrera fue fusilado en 1916, sepultado en el panteón del Cero Morelos de ciudad Victoria, y sus restos trasladados a Tula en 1923, de donde regresaron en 1999 para ocupar un espacio en la Rotonda de los Tamaulipecos Ilustres.

http://www.janambre.com.mx

2 comments
Leave a comment »

  1. los felicito por la entrevista…

  2. soy familiar

Leave Comment

*