Se fueron los diputados…Vivieron intensamente nuevos amores y complicidades

Dic 15th, 2010 | By | Category: Nota del día

Ellos y ellas se colocan aquí y allá para tomarse “la foto”, la del adiós. Ya en las graderías o en el salón de sesiones.

Desde hace dos días sacaron sus camaritas, como Ricardo Gamundi, o Norma Alicia Dueñas Pérez que hizo una “sesión” especial de poses sugestivas arriba de la tribuna.

Será el “recuerdito” de que pasaron por ahí, para enseñar la imagen, para que les crean que fue cierto que llegaron al Palacio Legislativo y no precisamente de visita.

A lo largo de tres años gozaron de prerrogativas y favores. Se distinguieron como los más holgazanes en la historia de Tamaulipas, pero también como los mejor pagados.

Los diputados de la 60 legislatura se despidieron este miércoles para no volver (si acaso a una reunión extraordinaria allá por el 27 de diciembre) al recinto con esa investidura, al menos en los siguientes tres años.

En el viejo y el nuevo Palacio Legislativo, diputados y diputadas vivieron intensamente complicidades y traiciones, defendieron las “líneas” de sus partidos y, sobre todo, persiguieron intereses personales

Ellos hicieron nuevas amistades y algunos se irán con nuevos amores a sus lugares de origen, como lo reseñó en su resumen de despedida la coordinadora del PAN, Leonor Sarre Navarro, en alusión a la bancada tricolor.

-Probablemente algunos de ustedes no regresen solos a sus distritos…Sino con una acompañante.

Recriminó que la mayoría aplastante del PRI  hayan realizado trabajo “al vapor” (así entre comillas) y en la simulación.

Reiteró:

-Les faltó ponerse la camiseta de la legislatura.

Con la irresponsabilidad con que empezaron terminaron.

En la última sesión de su trienio, el presidente de la directiva, Mario De la Garza Garza convocó “exactamente a las once de la mañana”. Pero empezaron casi a las cuatro de la tarde.

Fue la última en que estarán juntos los 32. Ya no necesitan estar aquí, ni para la entrega de sus oficinas porque ya las desalojaron.

De antemano limpiaron los “ratoneros” en que ya habían convertido los cajones de sus cubículos.

Y se fueron con la bolsa satisfecha. Nunca se informa oficialmente, pero la versión especula que cada uno marchó con al menos 500 mil pesos y algunos “favores” para la operación de centros educativos, fíats de notarías, licencias para negocios utilizando bienes públicos y “algo más”.

A la semana siguiente, y por dos ocasiones, solo tienen obligación de regresar Felipe Garza Narváez, Leonor Sarre y José Guadalupe González Galván, que se nombraron integrantes de la Comisión Permanente.

Ellos si acaso tendrán que firmar papeles o recibos de pago.

Pero Norma Cordero González, del PAN, le dijo adiós al Congreso 15 días antes de “terminar” su periodo de tres años: Solicitó y recibió licencia para separarse del cargo.

En busca de conseguir algún cargo administrativo dentro del gobierno (seguramente municipal) que viene, no razonó que la historia del Congreso registrará que no terminó su periodo. Se fue antes.

El pleno acordó llamar al suplente, que es Silvano Flores Morán, ahora regidor electo en el municipio de Victoria, algo que seguramente no aceptará.

DE UN PLUMAZO FELIPE PENSIONA A MAGISTRADOS

En su último día de “trabajo” (entre comillas, como lo pidió Sarre Navarro), el coordinador del legislativo, Felipe Garza Narváez, cambió la orden del día por cuatro o cinco ocasiones.

La tardanza en iniciar los trabajos de la última sesión se atribuía a que podría llegar del gobierno el proyecto de la nueva Ley de Upysset.

Se decía:

-Estos quieren dar madruguete!.

Al principio solo había 12 dictámenes, relativos a nueve iniciativas del PAN que fueron enviadas al cesto de la basura, se declararon improcedentes.

También la expedición de la Ley de Conciliación y Arbitraje Médico, cuya iniciativa fue presentada en diciembre del 2005 por la bancada del PAN; dos permutas de terrenos con particulares, en Tampico y Matamoros, reformas a la Constitución estatal y a la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado.

En cuestión de minutos se incluyeron 18 iniciativas más –en su mayor parte respecto a pensiones vitalicias de servidores públicos fallecidos-, pero no la tan ansiada Ley de Upysset.

A dos se les dio trámite rápido: La desaparición de varias comisiones de diputados, entre ellas la de Los Bicentenarios de la Independencia y la Revolución, y la licencia de Cordero González.

La sorpresa fue el decreto por el que se otorgan pensiones por dos años a los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura, cuando terminen su periodo o se retiren antes.

Se les pagará su sueldo dos años consecutivos, además de todas las prestaciones de Ley, como la prima , vacaciones y tres meses de como haber de retiro “para que lleven una vida decorosa”.

En cuanto a la ley de Conciliación y Arbitraje, los diputados se dieron cuenta que en Tamaulipas funciona una Comisión de Arbitraje desde el año 2000, pero que “ha resultado poco funcional y se desconoce de sus actividades y resultados”. No tenía un sustento legal.

Y FALTARON “LAS GOLONDRINAS”

En los res años de ejercicio de la 60 legislatura se realizaron 186 sesiones. Los diputados expidieron mil 851 decretos (incluyendo las cuentas públicas cada tres meses) y emitieron 233 puntos de acuerdo.

Directamente de los legisladores el acumulado de iniciativas fue de 840, de los cuales se desecharon los provenientes de los partidos de oposición al PRI.

Los panistas señalaron que hicieron llegar a la directiva 113 iniciativas, se les aprobaron 42 y 50 fueron a dar a la basura.

La real “producción” de la legislatura fueron 17 nuevas Leyes y 120 adiciones o reformas a las ya existentes.

Esta última sesión fue “cerrada” a  las 18:11 horas junto con el último periodo del tercer año de ejercicio.

Y después el desorden, la despedida, las fotografías con sus camaritas de aficionados y celulares.

Ya con las empleadas del Congreso o entre diputados y diputadas, y la gran “pose” final teniendo al fondo la tribuna.

Esta vez al “pastor” Felipe Garza Narváez le faltó la música y Las Golondrinas.

No pocos diputados pidieron la música del adiós pero nunca llegó.

Por eso el diputado Ricardo Gamundi comenzó con su voz jarocha:

-A donde irá…

Pero no, por más que hizo el esfuerzo, Gamudi no provocó las lágrimas en sus colegas.

Por la mañana almorzaron juntos…Se dijo que por la noche se correrían una borrachera de miedo.

Ya el jueves regresarán a sus distritos y seguramente varios no lo harán solos son acompañados.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*