Un secretario de lujo

Dic 23rd, 2010 | By | Category: Editoriales

Cd. Victoria.- Pues que ya, ya estuvo por las instalacines de la Secretaría de Educación en Tamaulipas el doctor Diódoro Guerra Rodríguez, posiblemente para hacerse cargo de la dependencia a partir del uno de enero del año que viene.

Acudió con quien presuntamente será su “brazo fuerte” durante el sexenio –si se le hace la chambita-, que no es otro que el señor José Luis “El Chino” García García, quien ya fue jefe del sector en los tiempos del cavacismo.

El chisme dice que Diódoro será el Secretario y “El Chino” el Subsecretario.

Y…¿Eso es bueno o es malo?.

Si el hombre de Miguel Alemán aceptó colaborar con el Gobernador Egidio Torre Cantú significa que tendríamos en Tamaulipas un secretario “de lujo”.

Presuntamente Guerra dejó ya el trajinar del DF, está jubilado y vive tranquilamente en su ranchito de Guardados de Arriba, donde cría ranas y maneja huertos productivos a maneja de matar el tiempo.

Allá por el año 1998 se le mencionaba como “posible” candidato a la gubernatura. Pero no lo fue porque fue la época en que se acabó la tradición de que los gobernadores llegaban del centro. La rifa se la sacó Tomás Yarrington Ruvalcaba

Pero de ninguna manera se puede negar que Diódoro sea un hombre capaz de dirigir la Secretaría de Educdación. Le sobran “tatema” y experiencia. Es más, el sillón le quedará chico.

Nuestro hombre nació el diez de julio de 1951 en Miguel Alemán, de tal forma que está “chavo”; todavía no llega a los 60 abriles.

Ha tenido una carrera extraordinaria en el sector educativo. Allá por 1976 –muy jovencito- ya lo tenemos como Subdirector de Escuelas Tecnológicas de la SEP.

Es ingeniero del Politécnico Nacinal en la especialidad de Comunicaciones y Electrónica, con un doctorado en la Universidad de Madrid.

Fue secretario de educación en el estado de Michoacán entre 1983 y 1986, y más antes había sido delegado de la secrearía ahí mismo. Además delegado en Zacatecas.

En el sistema tecnológico, antes de su jubilación, escaló todos los puestos de mando, entre ellos director de Operación de Secundarias Técnicas y Subdirector de Delegaciones, y hata ocupar la dirección de su Alma Mater, el Politécnico, entre 1994-2000.

También dirigió el sistema Conalep.

Como ingeniero, en su especialidad tiene varios premios mundiales.

Si ya aceptó la chambita en Tamaulipas, su tierra, no hay duda que Egidio tendrá un colaborador de lujo. Todo estaría en que aguante el “grillerío” del magisterio.

Sobre el mismo tema de los funcionarios que vienen, se confirma que la ceremonia de cambio de poderes tendrá lugar el uno de enero a la una de la tarde en el Polyforum Victoria.

En cumplimiento cabal de la Ley, sale Eugenio Hernández y entra Egidio Torre.

Por cierto, el primero de ellos sostuvo el miércoles un convivio con la prensa estatal en la residencia oficial de Carretera Nacional No. 700.

Fue tanta la demanda que tuvieron que instalarse 40 sillas más de las inicialmente 200 preparadas con sus respectivos platillos.

Durante su gestión Geño se reunió cada año con directivos y reporteros de los medios masivos, ya en diciembre o en enero, ya en la capital en un encuentro estatal o en cada ciudad.

Este fue el último que sostuvo con la investidura de Gobernador (y es que no está permitida la reelección).

La noche del miércoles 22 los colegas no solo se dejaron querer sino que pusieron su granito de arena al ambiente, entonando las melodías de su preferencia.

Hay que decir que Eugenio rompió ese trato frío y de protocolo que los Gobernadores mantenían en sus eventos con la prensa, que la cena, que el almuerzo con discurso de ida y vuelta.

Sus entrevistas y reunines fueron de camaradería, de amistad aunque sin romper el respeto mutuo que siempre es necesario.

Y no hubo distingos. Siempre entraron a la Casa de Gobierno los editors, directivos, los reporteros de la nota dura y hasta los “tucos” (conocidos porque traen librera y cámara pero no laboran para ningún medio).

Ahí mismo se supo que a partir de esta semana se retira de la Subcoordinación de Comunicación Social el licenciado Raúl Camacho, matamorense de origen pero con su carrera académica en San Luis Potosí.

Regresa a la facultad potosina de donde egresó, fue maestro y llegó a ser director.

También se supo que el jefe del área, Mario Ruiz Pachuca, luego de quedarse sin chamba el uno de enero, tomará varios días de vacaciones en su tierra para luego escuchar propuestas de empleo donde las haya.

El Gobernador Geño seguirá con sus actividades hasta el último día de su admistración. Le falta todavía entregar los centros deportivos de alto rendimiento e inaugurar otras obras realizadas por su gobierno.

Aunque los servidores públios gozan de vacaciones, se pronostica que la actividad pública no parará.

Y es que los funcionarios que llegan –desde el primero de enero- visitan ya las dependencias que tendrán a su cargo. Se hacen los preparativos para la entrega-recepción.

Además, muchos quieren seguir en la nómina y colaboran ya con los “fuertes” de la siguiente administración.

El 27 viene la reunión extraordinaria del Congreso del Estado y luego la instalación de la 61 legislatura, que es el día último.

Antes de que termine el año la ceremonia de protesta de los ayuntamientos, las primeras sesiones de cabildo y por supuesto la toma de protesta del nuevo gobenador.

En fin, parece que el mundillo político y los periodistas no tendrán muchos días de descanso.

Nos despedimos de esta colaboración no sin antes desear a nuestros lectores (y no lectores también) una Feliz Navidad con los suyos, como debe ser, como lo ordena la tradición social.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*