Tiempo de cobrar cuentas

Ene 16th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Ahora sí lo tiene cerca.

En alguna ocasión expresó que su hombre objetivo andaba huyendo por Australia y por eso  no lo podía alcanzar.

Pero esta vez Manuel Rodríguez Morales aquí está cerquita, es el secretario de Obras Públicas del gobierno y, quien lo buscaba, Primo F. Reyes Pérez, también se encuentra en el Corazón de Tamaulipas. A tiro de piedra uno del otro.

Y es que el yucateco –Primo- demandó penalmente al victorense por varios delitos, entre ellos el de “lavado de dinero procedente de recursos federales”.

Rodríguez había sido delegado de Comunicaciones y Transportes en Tamaulipas entre 1989 y 1992, y presuntamente para cometer los delitos se amafió con constructores.

Más tarde Manuel llegó a una Subsecretaría de SCT, dependencia donde había hecho carrera por varios años en diversas direcciones.

Si es cierto o no que el Ex-a-Tec huyó para aquel continente perseguido por los panistas que en el año 2000 alcanzaron la Presidencia de la República, eso es harina de otro costal.

La realidad es que las demandas penales sí se presentaron por parte de Primo en contra de Rodríguez, además de los empresarios Guillermo Rodríguez Méndez y varios de sus hermanos, así como de Fernando Cano Martínez, el fabuloso constructor de otros sexenios.

También alcanzó “ración” Fernando Cánovas Royo, siguiente delegado después de Morales, uno de los más longevos en la chambita.

Primo presentó las querellas a nombre propio y en representación de un ejidatario llamado Estanislao Balderas García, con derechos en Laborcitas, municipio de Victoria.

Los documentos señalan que Rodríguez, Cánovas y los empresarios saquearon la parcela para extraer grava y arena que utilizaron en la rehabilitación y construcción de carreteras de la región.

Primo dijo que, como funcionario, Rodríguez Morales adjudicaba todas las obras de carretera en el noreste del país a la compañía Materiales y Construcciones Sierra Gorda, que sería del propio ex Subsecretario (según la acusación).

Y bueno, el abogado yucateco ya tiene aquí cerca de Manuel, para que le cobre.

Al decir del quejoso, la resolución judicial final fue por varios millones de pesos que se niegan a cubrir los señores Rodríguez, Cánovas y Cano.

En realidad fueron varias las demandas penales.

Uno es juicio agrario con el número de expediente 725/2001 que llevan las autoridades respectivas.

Otro es el proceso 144/2002 del juzgado primero penal de esta capital, cuyo titular negó la consignación de la Procuraduría por delitos como robo, daño en propiedad ajena y despojo de inmueble.

Lo que sí es cierto, es que Manuel, cuando fue delegado, parte del personal de su rancho (uno de sus ranchos) en Villa de Casas cobraba en la dependencia, y lo mismo distraía los vehículos. O mas bien, enviaba a los empleados de la SCT a hacerle chambas a su propiedad.

También es cierto que con lana federal se pavimentaron varios kilómetros del acceso al rancho del señor Rodríguez (por el lado del ejido Jacinto Caneck, fundado precisamente por Primo Reyes).

Es oportunidad de cobrar cuentas.

En otro tema, mire que ciertamente da pena que ningún diputado de las últimas legislaturas locales ha sostenido como premisa el diálogo con sus representados que le dieron el voto para cobrar en la nómina del Legislativo.

Claro que tampoco se espera que lo hagan los actuales diputados, y menos el del Verde Ecologista que representa al distrito Victoria Sur, René Castillo de la Cruz, o bien el del área rural del municipio capitalino, Sergio Guajardo Maldonado.

Lo interesante es saber que un plurinominal, y del PAN, Leonel Cantú Robles, pretende establecer (si es que no lo ha hecho) un programa denominado “Diálogos con tu Diputado”, que sería en por todo Tamaulipas o en su natal Reynosa.

Que interesante sería que los 22 diputados de mayoría –que son priístas- organizaran diálogos semanales con la ciudadanía para recibir inquietudes y proyectos e informar de sus gestiones.

Tenga la seguridad querido lector que, el día que un político lo haga, tendrá asegurada su permanencia en el medio político, ya como alcalde o diputado y hasta como Gobernador.

En la UAT, el Rector José María Leal cubrió ya la vacante que dejó  Enrique  de la Garza Ferrer en la dirección de Servicio Social para irse a Deportes del Gobierno. Llega el joven veterinario Antonio López Acevedo.

Por cierto, la universidad espera que este 2011 terminen su doctorado varios maestros que cursan en universidades españolas como Santiago de Compostela, Sevilla  y Burgos.

Asimismo irán estudiantes locales a la universidad de Washington del Este, según el convenio respectivo firmado por Leal Gutiérrez con autoridades de la institución americana.

En cuestiones de la política y sus partidos, mire que en el medio se ha inventado lo que se llama los “huérfanos de Gamundi”, en referencia al tenebroso ex dirigente estatal del PRI en la entidad.

Presuntamente, con su inesperada salida de la presidencia tricolor, El Ricky ha dejado en la orfandad a elementos que estuvieron a su servicio como el joven Francisco Javier Garza de Coss, todavía presidente estatal azul.

También quedaría sin protección quien se aferra a la presidencia del PRD, Mario Sosa Pohl, alias “El Ruso”, acusado de hacerle el juego esquirol a los tricolores en el más reciente proceso electoral.

Se acusó de muchas cosas al negro Gamundi, como tener a su servicio a los representantes de los demás partidos políticos reconocidos.

Si así fuera el caso, un huérfano más sería Emiliano Fernández Canales, representante de Convergencia por la Democracia. Según en el dato, Gamundi se lo trajo de San Luís Potosí para hacerlo presidente del PRD, pero como les ganaron el mandado, lo desvió hacia el otro partido.

Bien lo señala el dicho: “Crea fama y échate a dormir”.

De los “lideres” de los demás partidos, Verde y del Trabajo, ni se diga. Serían empleados del jarocho ¿quién les pagará ahora?.

Nos vamos.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*