Los asuntos de "Panchillo"

Ene 30th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Yo, el que escribe, tengo la plena seguridad de que están equivocados aquellos que han especulado sobre el asunto que movió al dirigente estatal del PAN, Francisco Garza de Coss, hacia palacio de gobierno para entrevistarse con el gobernador Egidio Torre.

Hay colegas que señalaron que fue a “renovar” su acuerdo de complicidad para seguir sirviendo a la causa del Partido Revolucionario Institucional, y que le habría dejado muy buenos dividendos.

Hay quien publicó que se fue a ver Egidio para ofrecerle, ya, ya, ya, la cabeza de su candidato a diputado por el V distrito si es que se llegan a dar comicios extraordinarios.

Agrega la referencia que el señor –como buen comerciante-, fue a ofrecer un paquete completo que incluye la “venta” del V distrito más las candidaturas del año venidero en los ocho distritos.

Otros dicen que fue a conseguir contratos para sus empresas en Reynosa, principalmente la de carga, a la que está dedicado en cuerpo y  alma como su fuente de ingresos secundaria (la primera es la política).

Hasta hay quienes se atrevieron a decir que el “rechonchito” estuvo con Egidio para solicitarle –este como primer priísta- que no le de cabida en las filas tricolores al perverso Roberto Schuldes Dávila (delegado de la Conagua), quien es un admirador de “Beto” Moreira.

Claro que están equivocados los que manifiestan que “Pancho” fue con el Gober para mostrarle su boletín de prensa en que pide agilidad de la Procuraduría, para meter al bote a los ex integrantes del comité electoral de Río Bravo que por poco y le escamoten el triunfo a Juan Diego Anzaldúa.

Y es que, según el dato, Coss está completamente indignado porque el asunto ya tiene seis meses y el expediente no se ha turnado ante un Juez.

Sería una tontera que Panchito perdiera su tiempo en minucias por un presunto delito electoral.

Además, como él mismo lo boletinó a la prensa, la investigación sigue su curso y ya tienen cita todos los integrantes del órgano electoral (ya veremos si dentro de tres años encuentra quien se haga responsable del Comité).

No señor, que va, para eso no solicitó audiencia el pastor azul.

Los  colegas más serios dijeron que el muchacho estuvo con el Gobernador para solicitarle guaruras porque sienten que trae a los secuestradores muy cerca.

Otros agregan que el tipo quiere que Torre Cantú  le compre o le facilite una camioneta blindada para ir y venir a Reynosa cada semana.

Claro que tampoco le atinan quienes aseguran que  Don Paco quiere un avión que lo lleve y traiga a la frontera, cuando los fines de semana regresa a su casa extenuado y fatigado de tanta chamba que tiene en ciudad Victoria.

También es un error pensar que Panchillo fue con el Jefe Político a pedirle una buena piscacha para irse de vacaciones con cargo al erario.

Menos se presentaría con Torre Cantú a pedirle perdón, en el caso de las irregularidades que han encontrado los auditores en el destino del subsidio que el gobierno del estado le proporciona al PAN vía IETAM.

Mire usted querido lector, el señor sí está preocupado por el retraso de las actividades de la Procuraduría por la falta de agilidad en la chamba, por el rezago en las averiguaciones previas.

Es por eso que el Panchón estuvo con Torre para exigirle la rápida consignación ante el Juez, solicitando las correspondientes órdenes de aprehensión, del expediente 397/2010 por los delitos de fraude y asociación delictuosa.

Y es que esta averiguación tiene ya casi el año de permanecer “atorada” en la Procuraduría y nada que hay obsequios de captura.

El Pancho le dijo a Don Egidio que este expediente lleva archivado el doble que el asunto de Río Bravo, y es preocupante que esos delincuentes andan libres y son una amenaza para la sociedad tamaulipeca.

Le comentó a nuestro Gobernador durante su audiencia que en ese expediente (y otro más que se les abrió por ahí) es investigado todo un cártel de defraudadores, una pandilla de rufianes que ya deben estar bajo la sombra antes que desplumen a más coterráneos.

A eso fue El Panchillo con Torre Cantú, a pedirle persecución pronta y expedida de los delitos y no que los expedientes se archiven por meses tratándose de delitos que no libran la fianza por ser graves.

Lo de Río Bravo con pequeñeces  para lo que se trata en el 397/2010, donde sí van involucrados peces gordos, animales de uña, víboras tepocatas y bichos rastreros.

En otro tema, mire que tiene toda la razón Doña Lupana Flores Valdez, lideresa del Congreso, para establecer que no tiene documentos para enjuiciar a los alcaldes señalados como bandidos.

Sin papeles -encausados como Dios manda-, no puede meter al bote a nadie. Por ahora solo son periodicazos.

Nadie le puede exigir cárcel para los pillos de la noche a la mañana.

Debe recordarse que el ex de Llera, Juan Toral Mendoza, no fue hospedado en el Hotel Tamatán sino un año después de haberse indigestado con los recursos públicos.

El ex de Soto la Marina, Teodoro Herrera Sosa, fue a dar al fresco bote casi seis años después de haber terminado su periodo.

En cuanto a Juan Genaro de la Portilla, de Altamira, este individuo llegó al penal cuando ya era diputado local y se había olvidado de sus pillerías.

Tampoco hubo prisa por apretarle las tuercas a Mario Sosa Pohl, de Madero, no obstante que las cuentas públicas habían sido aprobadas por el Congreso.

Así que no, nadie tiene por qué “carrerear” a Doña Lupe de que ya debe demandar a los pilluelos. Primero necesita papeles, como ella dice.

Nos vamos.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*