Para combatir al Demonio, solo la “Virgen de la Medalla Milagrosa”

Mar 12th, 2011 | By | Category: Articulos Destacados

LA VIRGEN MARIA APARECE PISANDO UNA SERPIENTE

Villa de Santiago, N. L.- Es la única virgen que combate al Demonio, el Diablo o Satanás.

Solo hay que pronunciar una oración:

– Oh María sin pecado concebido, rogad por los que recurrimos a Vos (y llevar la medalla en la bolsa).

Entre los miles de milagros que ha concedido se encuentran  el caso de un hombre que cayó de una avioneta al abrirse la puerta ¡y se salvó!.

A otros hombres (tres casos en la villa) les pasó por encima un camión de volteo y viven para contarlo.

De acuerdo con los organizadores del adoratorio, hay muchos casos de accidentes automovilísticos en que la persona lleva consigo la Medalla Milagrosa, y salva su vida después de pronunciar algunas palabras alusivas.

Se llama La Virgen de la Medalla Milagrosa. Es la santísima Virgen María.

Su primera aparición le ocurrió a Santa Catalina Laboure, hija de la Caridad, en el año de 1830 en el noviciado donde se encontraba, en la calle Bac 140, en París.

Una característica de esta virgen, es que se apareció pisando una serpiente.

En esta localidad de Nuevo León, la virgen se encuentra ubicada en un cerro arbolado, en si el poblado San Francisco, correspondiente al municipio de Santiago.

Del poblado El Cercado deben ser alrededor de ocho kilómetro, pavimentados todos.

En un cerrito, y entre los árboles, se colocó la figura de María tal y como apareció en París.

Fue construida por un grupo de mujeres religiosas, para que cuidara al pueblo de las amenazas de Satanás.

(Te puede interesar: Van miles al adoratorio de la Santa Muerte en Tula, Tamaulipas)

Ha tenido tan aceptación que miles de personas llegan cada día, procedentes del noreste del país y sur de los Estados Unidos, a adorar a la virgen, a agradecer milagros, hacerle “recomendaciones” de familiares, hijos, o padres.

También llegan familias procedentes de Tamaulipas y San Luis Potosí.

Otra característica del adoratorio son las flores: Flores por doquier, flores que son pegadas a los árboles; ramos naturales y artificiales que la gente deposita en todas partes.

No hay templo, como pudieras pensarse, sino que la misa es ofrecida al aire libre.

Han sido construidas bancas de concreto sobre el empinado cerro. Abajo viven los religiosos que a su vez venden recuerdos, milagros, medallas y hasta los videos que contienen la historia de la Milagrosa.

10 MIL MEDALLAS A LA SEMANA

Los responsables del área le regalan al visitante una Medalla Milagrosa para que la cargue en su cartera.

Se entregan alrededor de diez mil por semana, lo que da una idea del número de visitantes por día y por mes.

Las medallitas son de aluminio y contienen por un lado la imagen de la Virgen, y por el otro la Santa Cruz que descansa sobre una “M”.

Es la fe del pueblo mexicano en la Medalla: Tiene el poder contra Satanás. Ante el Rosario, con la llama de amor, Satanás queda ciego.

Un residente de Puerto Carretas, municipio de Aramberri, va y le da gracias a la Virgen por haberle salvado la vida.

Iba en su camioneta junto con otros nueve compañeros y tuvo una volcadura que lo aventó a un barranco de más de 60 metros. Esto sucedió en septiembre de 1996, y salvaron la vida, además de que el mueble no sufrió tantos daños.

En la punta del cerro hay un cobertizo y una bodega donde se guardan los agradecimientos por milagros ofrecidos.

Hay de todo: Desde un velo de novia a un pedazo de yeso y fotografías y juguetes de niños. Todos han sanado, se les ha concedido un milagro.

Son miles las cartas que ahí dejan los fieles, o un letrero, algo que signifique las gracias.

-Cuida a mi hermano donde quiera que esté.

-Que no peleen los hermanos. Cuida a mis hijos para que salgan adelante.

Y la de un niño:

-Vengo a  darte las gracias porque me operaron de mi brazo y salí muy bien.

Quedan los recuerdos del agradecimiento: Gorros, monedas, ropa de chicos y grandes, pero sobre todo flores.

Es la grandiosidad de la fe.

Se advierte:

-Si haz recibido favores de la Santísima Virgen, informa y anótalo en el libro de milagros para gloria de Nuestro Señor.

Pero también se informa que la medalla no es un talismán o un amuleto que prometa riquezas y la vida eterna. No. Hay que tener fe.

Durante la aparición, la Virgen le confió a Catalina Laboure:

-Haz acuñar una medalla según este modelo, las personas que la lleven recibirán muchas gracias; estas gracias serán abundantes para las persona que la lleven con confianza.

Dos años después la medalla fue elaborada con la aprobación de Monseñor De Quelen, Arzobispo de París. La difusión fue acompañada de numerosas curaciones y conversiones.

En el año de 1836 el Arzobispo ordenó una encuesta acerca de las apariciones, del origen y efectos de la medalla bautizada ya como Milagrosa.

Tuvieron lugar 19 sesiones, de tal forma que los promotores concluyeron que eran realidad las visiones de Santa Catalina y los milagros obtenidos.

Pero usted no necesita ir a París a visitar la Virgen de la Medalla Milagrosa. Puede dirigirse a Villa de Santiago, en Nuevo León, y en concreto al poblado San Francisco.

http://www.janambre.com.mx

One comment
Leave a comment »

  1. ya van dos noticias de este tipo, como llamarlas… “extraordinarias”, y la verdad me han encantado, este material es muy llamativo, espero que se publiquen más de estas.

Leave Comment

*