Probar las mieles

Mar 14th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Se nos hace que alguien –pudiera ser el Congreso del Estado- deberá echarle un “ojito” a los sueldos de los regidores de los 43 ayuntamientos.

Pero no porque los señores representantes populares estén recibiendo muy poco peculio, sino porque a lo mejor se sirven con la cuchara grande.

En los primeros tres meses del año poco se ha sabido si cumplen con la Ley, sobre todo aquellos ediles de los municipios considerados como “medianos” por su población.

Habrá que ver “con lupa” si los administrados por el Partido Acción Nacional se sujetan en sus ingresos a lo que establece el Código Municipal del Estado en su artículo 30, tomando en cuenta que hace tres años algunos de ellos solicitaron amparo.

Y consiguieron ese amparo, lo ganaron, aunque sea tres años después, cuando ellos ya no estaban en ejercicio.

De todas maneras es el antecedente para violentar la Ley si saben que se les concederá el derecho a no respetarla.

Y es que mire usted, a partir de enero del 2008 el Gobernador Hernández Flores quiso meter un freno a la desfachatez y voracidad de algunos alcaldes y síndicos y regidores.

De esta manera, un municipio con hasta cinco mil habitantes no puede mantener un sueldo de más de cuatro mil 800 pesos mensuales para sus regidores.

Y de los “grandes” (municipios) la lana de cada representante no debe se superior a los 36 mil 360 chuchos, o sea 606 salarios mínimos.

Asesorados por su comité estatal, los azules promovieron amparo en Abasolo, Llera y Gómez Farías.

Pero los juicios se resolvieron hasta marzo del 2011, o sea cuando esos cabildos ya se habían ido ¿qué es lo que procede?.

Los tricolores “se la mordieron”, no dijeron nada, no podían decir nada.

Se sabía por ejemplo que los de Nuevo Laredo percibían un ingreso de hasta 56 mil pesillos cada 30 días.

También andaban muy arriba los de la zona conurbada, Reynosa y Matamoros.

De los panistas se entiende que se ampararon para hacer del presupuesto su caja chica… Pero no alcanzaron a disfrutar las mieles ¿ahora sí lo harán?.

Hay que ver ahora si ahí donde son administración se impusieron los sueldos que ellos querían.

Que se sepa, de los ayuntamientos tricolores 2011-2013 (municipios con más de 250 mil habitantes), el de Victoria cumple perfectamente con el ordenamiento: Cada rugidor percibe alrededor de 24 mil del águila (aunque se les hace poco).

Respecto  los neolaredenses, el ingreso es de 44 mil por piocha.

En todo caso estos últimos andan fuera de la Ley.

De los cabildos panistas no sabemos nada y de seguro ni lo van a publicar como “información oficial”. Tal vez se quieren servir (ya se sirven) con la misma cuchara grande).

Por cierto, si el decreto que modifica el Código va a seguir vigente, tenemos que con los censos de población 2010, algunos municipios podrían “subir” en la clasificación y sus alcaldes y síndicos y regidores recibir más lanita.

Los que no pueden ir más allá son aquellos que ya tienen más de 250 mil habitantes. La lana seguirá siendo la misma.

Por cierto, le dimos una “ojeada” al resultado de los censos 2010 y encontramos nuestro municipio capital ya tiene poco más de 321 mi habitantes.

En total hay alrededor de 86 mil viviendas de las cuales un 41 por ciento cuenta con al menos una computadora.

Otro dato interesante es que del total de hogares, un 26.5 por ciento cuentan con una jefa, o sea que tienen como jefe a una mujer.

Es alentador también, saber que aquí en la capital el nivel de instrucción es de 10.5 años, arriba de la media estatal que es de 9.01.

Pero bueno, ya habrá oportunidad de comentar más. Por lo pronto los colaboradores del alcalde Miguel González Salum ya tramitan ante las autoridades correspondientes el incremento presupuestal a que tenemos derecho.

Se entiende que el pastel del erario (general en México) se reparte según los censos de población, independientemente de cual sea la recaudación regional.

Y si volvemos con la lanilla que se llevan los miembros de los cabildos, el de la pluma reaviva la vieja petición: Que la chamba sea honoraria, o sea sin ingresos.

Tenga usted la seguridad querido lector, que así se acabarán tantos pleitos por las posiciones en los ayuntamientos y sobre todo en las listas plurinominales.

Antes de irnos mire que, como lo anticipamos aquí, estalló la “bronca” en la COMAPA Victoria por la tontez del gerente provisional, Carlos Montelongo Terán, de negarse a dialogar con el sindicato para posibles incrementos salariales.

El hombre alega que “no hay lana”, no hay, no hay.

En tanto, acaba de dar de alta en la nómina a por lo menos diez individuos e individuas con muy buenos ingresos sin que las plazas estén autorizadas por el Consejo de Administración.

Según los datos del gremio sindical, los sueldos para 130 cráneos de confianza se elevan a un millón 440 mil pesillos por mes.

Mientras tanto, 430 empleados agremiados cobran apenas un millón 600 mil chuchos en el mismo ciclo.

La bronca estallará este mismo martes si es que Montelongo no se ha “movido” para desactivar el conflicto, dado que el hombrecillo quiere quedarse en la gerencia con carácter definitivo por los siguientes tres añitos, de perdido.

Mejor nos vamos.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*