Dos presidentes del PRD

Mar 21st, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Ya se dio el relevo de la dirigencia nacional del PRD ¿y que sucederá en Tamaulipas?.

Parece que todo seguirá igual, Mario Sosa Pohl en la presidencia  pero sujeto a los feroces embates de sus contrincantes encabezados por Jorge Valdez Vargas y Cuitláhuac Ortega.

Por nuestro terruño cuerudo asistieron a la asamblea nacional cuatro consejeros: Sosa, Ortega, Mario Reyes Cantú y Martha Patricia Gutiérrez Palacios (secretaria de Acción Electoral del CDE).

Luego entonces ¿votaron todos? ¿cómo votaron?.

La realidad es que Sosa no votó, no se le permitió el gafete de consejero por la sencilla razón de que hay un conflicto por la dirigencia estatal con Valdez Vargas, que se ventila en los tribunales.

En una decisión salomónica a ninguno de los dos se les permitió votar, es decir, las cosas se quedan como están.

Y es que Valdez concurrió a la reunión alegando ser el nuevo presidente estatal del partido amarillo.

Pero no, una vez más quedó confirmado que la representación la tiene Jorge Mario y el otro Jorge sigue desencadenando una feroz lucha por arrebatarle la dirigencia.

¿Y los otros dos delegados?. Bueno, la versión dice que Patricia emitió su voto a favor de Jesús Zambrano (quien ganó la dirigencia), en tanto que Cuitláhuac lo habría hecho como partidario que es de Dolores Padierna y la fórmula a la que esta se integró.

Resultado: Jorge Valdez Vargas no es delegado nacional y por tanto no es dirigente en Tamaulipas.

Habrá que esperar el juicio que ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federal promueve el ex alcalde de Madero.

Lo cierto es que habrá un choque de intereses del grupo padiernista por aquello de que el propio Ortega Maldonado, junto con Valdez, ya se pronunciaron en hacer alianza con el Partido Acción Nacional rumbo a las diputaciones federales del 2012 en los ocho distritos electorales de Tamaulipas.

En cambio el primer pronunciamiento de Padierna fue en contra del amasiato con los azules.

En resumen: Ganaron la presidencia los “chuchos” y la secretaría general los “pejistas”, pero con el convencimiento de que no habrá más alianzas.

Claro que no las habría en Tamaulipas, donde los datos históricos nos dicen que ni juntos PAN-PRD pueden superar las cifras que alcanzan tricolores (desde luego que tiene que haber una primera vez).

En una evaluación somera se acusa que es demasiado el daño que Jesús Ortega le hizo al partido durante su paso por la dirigencia nacional. Hasta hay la convicción de que no hará alianza en el Estado de México.

Es el panorama que se observa en Tamaulipas luego de la decisión nacional. Habrá que esperar a que se convoque a elecciones en las representaciones estatales.

Mientras tanto las cosas siguen como estaban. La victoria no es de nadie pero sí hay una relación de Jorge Mario Sosa Pohl con Jesús Zambrano, y viene de cuando este fue secretario general del CEN.

En otro tema, parece que el señor secretario de Educación, Diódoro Guerra Rodríguez, sigue sin entender que en esa cartera no es él quien manda sino las mafias sindicales.

A principios de este mes dijo que daría a conocer los nombres de aproximadamente 300 “comisionados” que no cumplen con la chamba para lo que fueron contratados.

Que además publicará sus nombres en acatamiento a la instrucción del IFAI.

Ya pasaron más de 20 días y el señor de Guardados de Arriba sigue mudo, sin dar esa famosa lista.

A como van las cosas, de seguro para finales de año encontraremos que el gobierno del estado regresó a la federación la lanita que esos 293 holgazanes se llevaron sin cumplir con la chamba (en lenguaje claro se le llama fraude).

Ya sabemos que Doña Federación no perdona ni un peso, y la mayor parte de los recursos del sistema educativo en Tamaulipas vienen de con Lolita.

¿Se atreverá Diódoro a publicar los nombres de los comisionados? ¿será capaz de moverle a la jicotera? ¿lo dejarán las mafias del gis?.

De acuerdo con el dato, son cientos de “comisionados” que nunca han laborado.

Sobre todo se encuentran en los partidos políticos y el mismo PRI; otros y otras son esposas de funcionarios y ex funcionarios.

Hay gente que tiene hasta 25 y 30 años –sobre todo damitas- que no conocen la puerta de la escuela u oficina en que tienen su adscripción.

Para los partidos políticos minoritarios ha sido una forma de conseguir subsidios a sus dirigentes y militantes. De eso se mantienen, del cheque de educación.

Parece que al ex director del Poli le falta en efecto un buen asesor después que le echaron a José Luís “El Chino” García García.

Claro, se ve que también le faltan los servicios de otros pilares del sistema como Humberto “El Oso” Hinojosa Ochoa.

Mejor nos vamos.

Leave Comment

*