El mejor y el peor alcalde

Abr 14th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

 Cd. Victoria, Tam.- El año pasado su página sus “jaqueada” por los cibernautas, pero ¿qué se hizo la empresa encuestadora Lavín y Asociados?.

Presuntamente resurgió a nivel nacional con nuevos bríos y el lema: “Convertimos tu opinión en estadística y la estadística en políticas públicas”.

Pero el señor Luis Lavín dice que sigue pendiente de Tamaulipas con sus trabajos de opinión.

Con motivo de los cien días del arranque de las administraciones, Lavín comenta haber realizado un sondeo en diez municipios para  determinar la popularidad de los alcaldes (también del gobierno estatal).

Si ya hicimos la introducción ¿quién cree que va en primer lugar?.

 No se lo podemos decir a boca de jarro porque se puede desmayar más de uno de nuestros escasos lectores.

Vayamos por partes y digamos que la más baja calificación se la otorga a San Fernando con un 5.0 por ciento. Luego entonces Tomás Gloria Requena es el más impulsar de Tamaulipas, dicho por su misma gente.

De más a menos peor, la encuestadora va señalando a los alcaldes de Miguel Alemán, con 6.0 puntos, Matamoros y Mante con 6.9, y Reynosa con 7.5 puntos porcentuales en la escala de diez.

Si nos vamos por el otro lado, la más alta calificación se la otorga a la paista de Tampico, Magdalena Peraza Guerra, con el 8.5 por ciento.

Pero luego hay un empate en los siguientes tres lugares, Nuevo Laredo, Río Bravo y Madero con ocho de porcentaje.

Muy rara la encuesta, pero si le hacemos caso, Magdalena ocupa la mejor calificación otorgada por la ciudadanía.

Lo que queda decir es que Lavín y su empresa han sido largamente cuestionados desde que en el 2005 empezaron a trabajar en Tamaulipas.

Para el 2008, ya rumbo a la sucesión del gobierno del estado –que fue en el 2010-, Lavín daba los primeros los sondeos respecto a los elementos de los principales partidos del mercado electoral.

Remarcaba “posicionamiento” y  no intención del voto.

En aquellas fechas extrañaba por ejemplo, que el primer lugar en popularidad lo ocupara “Enrique Cárdenas” con un 72 por ciento, hablando de las filas del PRI.

Ya en lo cortito decía que el nombre solo era Enrique Cárdenas sin especificar si era el viejo o el joven, o sea Cárdenas González o del Avellano.

Llegó a sospecharse con mucho convencimiento que la chambita la pagó el entonces diputado federal.

Mientras tanto entre los panistas, imponía a José Julián Sacramento como el más posicionado con un 65 por ciento.

A este sí le atinó porque casi dos años después fue nombrado candidato a la gubernatura de Tamaulipas por el PAN.

En cuanto al PRD, los sondeos de Lavín decían que la más popular era Diana Chavira Martínez, entonces diputada local.

Siempre se ha dicho que el que “gana” las encuestas es el que las paga. En este caso ¿la pagaría Magdalena? Porque Tampico es de los municipios quen no tienen lana ni para una limosna en la iglesia.

Bueno, aunque Lavín dice no cotizarse en mucho: Apenas entre los cuatro y cinco mil dólares cuando es una chambita sencilla.

Lanzó los primeros diez resultados, pero dice que los 43 municipios serán evaluados.

Y bueno, aquí cabe preguntar ¿usted le cree a Lavín? Porque yo  -el columnista- sinceramente no.

Ello, a pesar de que el hombre jura y perjura que todo está bien, que su equipo de colaboradores visitaron casa por cada y concurrieron a lugares públicos y de alta concentración chambas realizadas por encargo.

Y si hablamos de municipios, mire que el diputado local Antonio Martínez Torres tiene dentro de la agenda de chamba de a levantar sus opiniones.

Habría que verlo detenidamente Don Luis, a pesar de que dice que en su trayectoria lleva más de mil su comisión, introducir reformas para que se obligue a los ayuntamientos a dar a conocer la información pública de oficio.

Según la Ley de Transparencia y Acceso a la Información, los alcaldes (municipios de más de 70 mil habitantes) tenían 30 días para meter a Internet la información básica. Pero ya pasaron cien días y nadie lo ha completado.

En concreto, Toño quiere introducir reformas que otorguen facultades al Instituto de Información Pública, de aplicar sanciones a los incumplidos (o que no dijo si serán multas económicas o cárcel).

Parece que es lo más correcto, porque los presidentes municipales hacen lo que les da su regalada gana.

Luego, por tanta burrada de los alcaldes, Tamaulipas sale en los niveles más bajos de calificación en transparencia del manejo de la lana pública.

En otro tema, mire que la gente de la UAT –directivos, académicos y estudiantes- siguen adelante con el programa anual de recolección de juguetes “Universitarios con Corazón de Niño”, que es una creación del Rector José María Leal Gutiérrez.

La entrega de los obsequios, con motivo del Día del Niño, se realizará este mismo fin de semana en tanto que algunas facultades lo harán el mero 30 de abril, y otras en los primeros de mayo, al regreso de las vacaciones.

Ha sido tanta la respuesta de universitarios y sociedad en general, que se han llegado a reunir hasta 150 mil regalos y juguetes.

Antes de irnos, mire que allá en Jaumave ejerció un cacicazgo férreo durante 24 años. Hizo y deshizo con vidas y almas.

Pero hoy, ya nadie se acuerda de él, ni rastro quedó siquiera.

José Gudiño Cardiel supo retirarse a tiempo a gozar de la fortuna acumulada.

Ya no vive allá, ni se para por allá, ni pidió posiciones políticas para su gente. Tampoco le está pidiendo la dirigencia del PRI local a Lucino Cervantes Durán.

Su lealtad al sistema merece escribir otro libro.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*