Cuestión pública

Abr 15th, 2011 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo.

REELECCIÓN FRUSTRADA DE GARZA DEL COSS.

Finalmente después del retraso intencional, el Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN a propuesta del todavía presidente Francisco Javier Garza de Coss, aprobó por unanimidad de votos el proyecto de convocatoria para elegir a la nueva dirigencia estatal, la cual se efectuará el 11 de Junio de 2011, a las 11:00 horas.

El pretexto de Garza de Coss  para el diferimiento antiestatutario de la convocatoria fue la preparación de su reelección como dirigente del panismo estatal, creyendo limpiar su imagen al lograr que el Consejo de su partido aprobara sus cuentas correspondientes y el presupuesto de egresos de este año.

Sin embargo no abona a su objetivo el pésimo trabajo político de Garza de Coss en la conducción del PAN estatal, expresado en el desastroso resultado obtenido por Acción Nacional en las elecciones federales de 2009 y estatales 2010, fue tan grave que los cimientos del partido crujieron bajo el peso del desmembramiento.

Así mismo Francisco Javier promovió una profunda división entre sus militantes propiciadas por la ausencia de una política integradora y de unidad del Comité Ejecutivo Estatal, quien privilegió el uso del garrote para zanjar los problemas antes que el diálogo y la concertación.

Pesa también sobre Garza de Coss acusaciones de haber sido coptado por la pasada administración gubernamental, actuando mas como empleado del gobierno que como dirigente de un partido de oposición.

En las campañas políticas nunca acompañó a algún candidato a diputado federal,  gobernador, acalde o diputado local en su labor proselitista o encabezando ruedas de prensa en los municipios y distritos electorales en apoyo a estos.

El dirigente panista al decir de sus adversarios en las campañas políticas recientes guardó silencio, limitando su “apoyo” a esporádicas declaraciones, pero sin tocar ni por asomo al PRI estatal del Estado y mucho menos al entonces titular del ejecutivo.

De ahí que el panismo tamaulipeco ha visto como pasa el tiempo, en tanto Garza de Coss hundió al PAN en una profunda parálisis, donde su mejor divisa fue la inacción, con presuntos actos de corrupción en el manejo de los recursos, que generaron fuertes protestas  y marchas de la militancia exigiendo su salida.

Por otra parte la Comisión de Vigilancia del Consejo Nacional del Partido Acción Nacional  en cumplimiento a lo ordenado por la Sala superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación practica una auditoria al Comité Ejecutivo Estatal del PAN sobre el anejo de los recursos públicos, con los siguientes resultados:

Se detectaron a Garza de Coss facturas a nombre del PAN expedidas por el restaurante “Don Elías” por concepto de consumo, escaneadas pero alterando el importe de 174 pesos por otro de mayor cantidad que sobrepasa los 130 mil pesos.

Así mismo se encontraron Cheques por la cantidad de 13 mil pesos mensuales cobrados por personas no autorizadas y girados por el CDE albiazul por concepto de renta de inmueble, cuyo arrendamiento es inexistente y sin los recibos fiscales correspondientes, ya que se trata de un comodato gratuito.

Trascendió que existen más facturas de este tipo, ya se investiga también a la imprenta o equipos de cómputo donde se  procesaron las facturas duplicadas y de la cual se sospecha que emiten este tipo de documentos no autorizados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda.

Este nuevo escándalo sale a relucir después de que el dirigente del PAN en Tamaulipas,  se pavoneo de que el consejo estatal corroboró las finanzas sanas del partido y le aprobaron las cuentas del 2010 y el presupuesto para el ejercicio del 2011, alardeando que lo hizo en aras de la trasparencia y rendición de cuentas.

Los panistas, están hartos de Francisco Javier Garza de Coss, por  la soberbia,  abusos de poder, criterio patrimonialista, al intercambio de favores políticos,  opacidad y rifas fraudulentas, negociación de posiciones políticas con alto aroma de corrupción y por la inclinación obsesiva hacia los argumentos contantes y sonantes.

En definitiva, quedan frustradas las aspiraciones de Francisco Javier Garza de Coss para la reelección al frente de Acción Nacional en Tamaulipas, sin perjuicio de ser destituido en breve del cargo y acusado de malversación de fondos y defraudación fiscal y como consecuencia tendría que designarse un Delegado estatal hasta en tanto se elige un nuevo dirigente panista..

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*