Cuestión pública

Abr 24th, 2011 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

¿JESUCRISTO PRIMER SOCIALISTA?

Reflexionar en estos días sobre Jesucristo hombre a más de 2000 años de su muerte respecto a su ideología política prescindiendo de la supuesta divinidad, resulta interesante porque Jesús sigue siendo el personaje más reconocido por millones de personas que aun creen en su pensamiento y en su misión.

El cristianismo nació de la necesidad de lucha contra el despotismo y salvajismo del imperio romano. La clase marginada judía buscaba en el cielo la salvación en la tierra.

La afirmación de que Jesús fue el primer socialista del mundo no tiene sustento ideológico por carecer del rasgo característico de esa corriente de pensamiento progresista a pesar de haber sido un líder combatiente en pro de  la liberación de su pueblo contra el dominio del imperio romano.

No lo fue en el sentido que el cristianismo planteaba la distribución del producto del trabajo en base a las necesidades de la gente, sin embargo Jesucristo no rechazaba la propiedad privada sobre los medios de producción. En los hechos era un liberal antiimperialista, que no significaba ser necesariamente socialista.

Para el socialismo es más importante la propiedad social de los medios de producción. Sin esto, cualquier socialismo termina siendo un humilde gesto de filantropía.

El primer socialista primitivo del mundo fue aquel hombre en donde los medios de producción arcaicos, eran de propiedad social y lo bienes producidos, estaban destinados a la satisfacción de las necesidades de las gens o de las tribus sin que ninguno conservara sobrante para su provecho propio individual.

Se dice que Jesucristo predicó la palabra de Dios al servicio de los pobres. Si bien esto por sí mismo no es socialismo, es un aporte en la lucha contra la dominación de las oligarquías económicas.

También se dice que Jesucristo expulsó a los mercaderes del templo. Esto tampoco es socialismo, aunque tiene mucho de valor en la lucha contra la explotación del hombre por el hombre.

Así mismo se dice que Jesucristo dijo que primero entraba un camello  por el ojo de una aguja que un rico al reino de los cielos. Este pasaje no es socialismo, sin embargo tiene una carga de valor en la lucha por ese Dios amante de la justicia y la igualdad sociales.

La  ideología liberal de Jesucristo quedó plasmada en el siguiente pasaje:

El episodio de María de Betania cuando ungió con aceite perfumado a Jesucristo, al ver esto al ver esto los discípulos, se indignaron: ¿A qué viene este despilfarro? Pudo venderse a gran precio, y darse a los pobres. Jesús les dijo: “¿Por qué molestáis a esta mujer? Ha hecho una buena obra conmigo. Pues siempre tendréis pobres con vosotros, pero a mí no me tendréis siempre”.

El cristianismo fue salvajemente combatido por el Imperio Romano hasta Constantino, quien vislumbrando la inevitable caída de su poder decidió, apresurado, establecerlo como la religión oficial del Estado

Jesucristo predicó y luchó contra el Imperio Romano procurando la liberación de su pueblo. Su ideología tiene mucho de validez en la lucha contra el colonialismo y por el derecho a la autodeterminación de los pueblos.

El cristianismo de Jesucristo, no es el cristianismo practicado en el Imperio romano en su decadencia, ni es el cristianismo practicado por “Su santidad” del Papa Ratzinger desde el Vaticano. El Cristianismo practicado por la Iglesia católica universal, nada tiene que ver con el pensamiento del Cristo original.

En definitiva Jesucristo no fue ningún socialista tan es así que no se conoce ningún testimonio donde Jesucristo haya predicado la propiedad social sobre los medios de producción y la abolición de la propiedad privada.  Esto sin demeritar su lucha contra el Imperio Romano y por la justicia a favor de los pobres contra los ricos de ese tiempo, activismoí que  podría ubicársele dentro de la izquierda judía.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*