Satisfacción orgásmica

Abr 27th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- No hay mal que dure cien años -menciona el adagio popular-, ni pueblo que los aguante.

Y precisamente a menos de cien años de haberse instituido el sufragio efectivo no reelección, las huestes panistas avanzan en el proyecto reeleccionista de senadores y diputados.

Hace 20 años un intento de tal naturaleza hubiera sido condenado por los “revolucionarios” enquistados en el poder, los priístas.

Hoy, bajo la guía panista, el Congreso de la Unión se dispone a autorizar la reelección por uno y dos periodos más, de los senadores y diputados.

Y aquí en lo cortito, ya en confianza, querido lector, ¿quién de nuestros senadores por Tamaulipas le gusta como para volver a darle el voto?.

Porque mire usted,  tenemos que los azules José Julián Sacramento y Lázara Nelly González Aguilar son los que hoy representan a nuestra tierra en el pacto federal. Amira Gómez Tueme llegó por la primera minoría, la tricolor.

Ya solo faltaba eso, que los señores diputados puedan permanecer nueve años consecutivos en la chambita, en tanto los senadores dos periodos de seis años.

De los diputados federales ¿quién le gusta para volver a darle el voto?.

En la historia reciente hemos tenido cuadrúpedos y bichos raros como representantes populares, tanto que, si el voto ciudadano fuera real, jamás habrían llegado a cobrar sus dietas.

Ya encarrerados, no se dude que en un futuro nuestros legisladores aprueben la reelección del Presidente de la República, los Gobernadores y los alcaldes.

Es por eso que su servidor  desde ahora se adelanta y le pide a su diputado local (¿?) que haga suya mi demanda de autorizar la reelección de los señores legisladores locales y presidentes municipales, pasando por la de Gobernador.

Quien sabe si la Ley podría ser retroactiva (lo es cuando beneficia a la persona, según los abogados), pero yo desde ahora exijo entre otras exigencias, que se vuelva a postular para Gobernador al hombre del sombrero, a Manuel Cavazos Lerma.

Todavía retumban por la Sierra de Tamaulipas sus sabias palabras: “No adelanten vísperas”,  “no prefieran vereda por camino”,  o las de “rumbo nuevo”, “fuego nuevo” y algo por el estilo.

Acaso querido lector ¿no le gustan los bailongos por los 43 municipios? ¿y los jaripeos? ¿acaso no la meditación trascendental?.

Además, el doctor en economía era ahorrativo: Nunca encendió los aires acondicionados del despacho de Palacio.

Y exijo también al PRI – desde ahora-, que postule a quien por tres ocasiones consecutivas ya fue mi diputado local, Felipe Garza Narváez.

El hombre no tenía por qué esperar tres años entre uno y otro periodo para volver a la cámara, si es uno de los políticos más populares de nuestro terruño.

Su figura ya se ha vuelto familiar entre los electores de municipios como Hidalgo, Villagrán y Mainero, que forman parte del distrito Victoria Norte.

Tanto ha “convivido” con esa gente que los ha visitado en tres ocasiones en nueve años: Cuando fue a pedirles el voto.

Si va por cuarta vez, esos ciudadanos ya lo podrán considerar como su gran cuate y camarada.

Y si llega a diputado por quinta o sexta ocasión, dirán que es de la familia, o mejor dicho, hasta primo, hermano, o por qué no, padre!.

Por eso yo pido que la reelección llegue a los estados, a Tamaulipas en particular. Y es que uno se “enamora” de sus autoridades, o de las acciones de sus hombres públicos que es lo mismo.

Con todos mis derechos como ciudadano, exijo también la reelección del señor Arturo Díez Gutiérrez como presidente de Victoria.

Hace falta con sus tarugadas y mentiras, sus desplantes y sus viajes de turista a Las Vegas para presenciar peleas de box.

Siento que hacen falta los “paisajes lunares” en que convirtió las calles, y solo le faltó incluirlos en la guía turística del Corazón de Tamaulipas.

Extraño la satisfacción orgásmica de caer en los baches de concurso que dejó crecer y reproducir por todo el pueblo.

Y por que no, tengo derecho a recibir las noticias de los borrachazos automovilísticos de la familia Díez.

En concreto: Extraño a estos hombres públicos y, ahora que está de moda la reelección, yo exijo que vuelvan, que regresen a sus chambas de inmediato.

Ahora que, si más adelante se puede, definitivo que presentaré iniciativa para que queden inamovibles de sus puestos. El pueblo los necesita y ya.

El hecho es que el sistema reeleccionista del Partido Acción Nacional está en marcha con la complicidad de legisladores de otros partidos, principalmente PRI y PRD.

Que brincos diera Don Porfirio, de alegría, si pudiera regresar en el tiempo para presenciar que sus ideas siguen vigentes.

Ah! y se me olvidaba, los alcaldes tienen que reelegirse con toda la planilla del ayuntamiento.

Extraño bastante, por ejemplo, al señor regidor Félix Mezquitic Montoya. En su desempeño se convirtió en el brazo derecho del partido  tricolor y el señor Gutiérrez.

Claro que ese amasiato PAN-PRI, permitirá también las candidaturas ciudadanas a todos los puestos de elección, incluyendo la Presidencia .

Es por eso que, desde ahora mismo, yo (que no tengo partido) me apunto para diputado por el V distrito de la capital, considerado como el “más fácil” de Tamaulipas.

Mejor me voy por ahora porque ya, ya, ya, pueden resultarme contrincantes.

Todo lo que le digo es en serio, tanto como seria es la política. Por favor no se ría.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*