Robaron hasta la vajilla

May 20th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Por grave crisis política atraviesa el ayuntamiento tulteco cuyo gerente es René “El Perfumado” Lara Cisneros, de quien ya se pone en duda que pudiera terminar su trienio (dos años con nueve meses).

Este jueves, el alcalde ordenó el cese de su jefe de Desarrollo Económico, Erik Armando Ramírez Avalos, un operador político que tiene varios años interviniendo en los triunfos del PRI.

Pero no se fue solo. En solidaridad con él, presentaron su renuncia cinco más de los principales funcionarios.

Ellos son el Contralor, Gilberto Gómez Lara; el jefe del Jurídico, Arturo Portales Castillo; el de Desarrollo Rural, Alberto Rosales Cruz; el Oficial Mayor, Ramón Borbolla Olvera, y el jefe de Obras Públicas, Oscar Tlatelpa Nieto.

Todos ellos son cabezas de grupo tricolores, con excepción de Tlatelpa, quien en los últimos tres años operó también desde el PAN, partido del que fue candidato a alcalde.

Se le fueron a El Perfumado más de la mitad de los colaboradores, y se menciona que la semana entrante también podría retirarse la secretaria del ayuntamiento, María de Lourdes Díaz Lara, a pesar de ser pariente del alcalde.

De esta forma, El Perfumado solo se quedaría con su Tesorero, Agustín Ruán.

La versión que se maneja, es que René llegó a la alcaldía sin equipo político. La campaña se la hicieron elementos que tradicionalmente han trabajado para el PRI, a los que pagó con unas chambillas pero haciendo las cosas a su manera, de la patada.

Es por eso que el equipo no estuvo de acuerdo en que el alcalde metiera a la nómina a toda su parentela, sin hacer nada.

También comenzaron a beneficiarse de los programas oficiales manejados por el ayuntamiento, pero cuyos recursos provienen de la federación y el estado.

Solo faltó que renunciara el titular de Desarrollo Social del municipio, Rafael Aguilar Gallardo, para que el presidente se quedara solo.

El alcalde no designó de inmediato a los nuevos colaboradores y se menciona que será la semana entrante.

Pero también se pronostica que ya nada será igual, que se ha echado de enemigos a los grupos políticos del municipio, que son quienes lo llevaron al poder, le hicieron su campaña y hasta le dieron recursos.

No se le pronostica muy buen futuro a este individuo que cobra como alcalde, a quien además apodan “El Químico”.

Por el mismo rumbo de la zona árida, pero en Jaumave, el dato dice que el alcalde Epigmenio Villarreal Valadez encontró un desastre en el manejo del municipio.

Su antecesor, “Don Billeto” Ricardo Quintanilla Leal, cargó hasta con la sala de espera que había en la oficina de recepción de la particular.

Hubo tanto raterismo en la administración de extracción perredista, que los funcionarios de Quintanilla “desaparecieron” hasta las vajillas de la cocina del DIF que funcionaba en la explanada de la presidencia.

Cuando él, Quintanilla, llegó a la alcaldía, denunció que sus antecesores se habían robado hasta la bandera nacional con que se hacían los eventos cívicos.

Ahora, se acusa que Don Billeto cargó hasta con los platos y vasos de la cocina del municipio.

Desaparecieron los vehículos automotores y no quedó una sola computadora en las dependencias de la administración.

Pero como el nuevo alcalde, el duranguense Epigmenio Villarreal no curte mal las vaquetas (ya fue alcalde en otra ocasión), de inmediato comenzó su operación para hacerse de centavitos.

Para ello mandó llamar a uno de sus hijos, de nombre Claudio Villarreal Serna (vivía en Abasolo), para que encabece el desvío de recursos de los programas oficiales que se van a aterrizar.

Epigmenio (“Epidemio” le dicen) y su suegro Pedro Serna ya se lamen los bigotes con la primera lana que llegó.

Por lo pronto, el tal Claudio aterrizó la suficiente lanita para instalar una granja porcina de engorda, hacia donde se están desviando los recursos.

Dicho proyecto lo manejan ya el suegro y el hijo del alcalde.

Hacia el interior de algunos grupos políticos, como el de Juana Campa, la seguridad de que en Jaumave habrá progreso en estos tres años, pero progreso en las propiedades y para los bolsillos del alcalde y su familia.

Por tradición, en Jaumave los alcaldes y sus colaboradores han saqueado a manos llenas.

En los tiempos de Gudiño Cardiel desapareció la mismísima campana con que los presidentes daban “el grito” el 15 de septiembre.

Antes de irnos, mire que siguen las especulaciones de por qué fue suspendido el evento priísta de este domingo en ciudad Victoria, en que rendirían su protesta los nuevos presidentes de los comités municipales del PRI.

Unos dicen que porque el Gobernador Egidio “no quiso” que viniera su antecesor Eugenio Hernández Flores, de quien estaría distanciado desde hace tiempo, peleados pues.

El efecto, se dice –de venir Geño con Moreira-, podría ser la ausencia de Egidio en el evento tricolor.

Otra versión señala que, como Eugenio no tiene todavía su nombramiento como Secretario Técnico del Consejo Político Nacional, Moreira prefirió esperar hasta el cinco de junio, cuando ya esté la ratificación.

Las más infantil dice que porque el dirigente nacional del tricolor tenía un compromiso de antemano en Nayarit.

Por lo tanto, habrá que esperar hasta el primer domingo de junio. Ahí sabremos si realmente viene Geño; si Egidio asiste al evento, y… “Todo lo demás”.

Lo que sí es seguro, es que no se corre prisa.

http://www.janambre.com.

Leave Comment

*