Entre comillas

May 22nd, 2011 | By | Category: Editoriales

Por.- Jose Luis Avila.

PROBLEMA DE RAIZ EL ACOSO SEXUAL

1.- Hace algunos días un padre de familia se nos acercó para hacer una denuncia que llamó mucho la atención sobre las  revelaciones de abuso sexual en escuelas públicas y particulares, hechas por algunos maestros arbitrarios y prepotentes que igual vuelve a poner esta situación en la mesa de las discusiones, pues es evidente que las autoridades educativas y el gremio del magisterio, en ningún momento deben arropador a estos abusadores quienes aprovechan su posición de poder para cometer acciones tan sucias y denigrantes como son los delitos sexuales.

En generaciones, el abuso sexual cometido por maestros o profesores con cierto desequilibrio mental, ha tambaleado la estructura del sector educativo y ha provocando un escándalo general por los casos cometidos, por aquellos quienes se dicen profesionistas pero que aun y con las recomendaciones y las amenazas, se comprueba que de manera reiterada ocurre en escuelas y planteles de cualquier nivel.
No se explica como aprovechando su postura quienes son objeto de denuncias por las atrocidades cometidas en contra de niños y adolescentes, les sigan permitiendo ejercer una labor tan importante; como es la de educar, y mas aun  que les permitan hacer con sus alumnos una manipulación tan fuerte solo para lograr propósitos sexuales.

El hecho es que esta denuncia la hace un padre de familia ofendido quien acusa, al parecer,  a un profesor y Doctor de apellido Martínez que supuestamente ejerce en un centro educativo de esta Ciudad, impartiendo materias relacionadas con la medicina. Y también por si fuera poco labora en uno de los hospitales de esta localidad.

El abuso sexual cometido por este “profesor”, se encuentra ampliamente documentado, pues no es posible que este tipo de procedimientos se mantengan en medio de una defensa a ultranza y de encubrimiento inmoral, ya que nada mas mire usted, este desequilibrado mental aprovecha su posición de maestro para reprobar a sus alumnas y luego a cambio de saciar sus instintos sexuales les ofrece buenas calificaciones, ¿será posible que sigan manteniendo a una persona así?
Nada lleva a pensar que el abuso de poder y de fuerza física y moral, en el medio educativo contra niños y adolescentes, por ello en el magisterio en general no puede ni debe ser pretendidamente intocable con el solo propósito de poder evitar a toda costa la exhibición de sus enfermos mentales, y de la descomposición que bien podría caer el sector solo por cubrir a sus manzanas podridas.
Por ello en las pocas ocasiones que hemos logrado conversar con el Senador de la Republica, JOSE JULIAN SACRAMENTO AGUILAR, hemos coincidido en el sentido de que las penas de acoso sexual deben ser elevadas para dar cárcel a quienes se empecinan a cometer este tipo de conductas del todo indebidas, pues tal pareciera que no existe un procedimiento legal en contra de maestros abusadores por parte de las autoridades educativas y tampoco existe una acción ministerial en su contra.
Lo importante es que en esta escuela donde se tiene entre otras profesiones la medicina, pero que por obvias razones nos reservamos el nombre, se inicie una acción judicial contra los profesores violadores y abusadores, a parte de separarlos de su cargo y bajo este sentido que en todo centro educativo se adopten medidas para mejorar la seguridad en las escuelas.
Cabe hacer mención que este “profesor” ya ha sido denunciado por quejas directas de sus alumnas al tratar de cometer violación, estupro, falta a la moral, tocamientos, perversión de menores y hasta de pornografía: por ello la necesidad urgente de elevar a rango constitucional para sancionar este tipo de delitos a castigos carcelarios del todo ejemplar.

Por ello insisto que las altas autoridades de esta escuela, en base a pruebas aportadas por los ofendidos, deben actuar y al menos levantar
un acta circunstanciada o una investigación, que llevara finalmente a la integración de una averiguación previa. Pues al no hacerlo, sentimos, está encubriendo delincuentes sexuales y auxiliándolos a eludir la acción de la justicia.
El asunto es de interés público, pues mientras este tipo de criminales sexuales se encuentren en libertad sus delitos seguirán cometiéndose bajo la complacencia de sus autoridades, por ello insisto que ni las autoridades educativas y responsables de esta escuela no deben de seguir incurriendo con acciones prepotentes para proteger a delincuentes sexuales, pues de lo contrario quienes dirigen este plantel educativo ante la sociedad serán calificados como encubridores al no demostrar tan solo una idea de la gravedad del caso, pues son los hijos de esta misma sociedad victorense los que se encuentran en riesgo de ser violados, profanados de sus cuerpos y sus mentes, por maestros enfermos e indolentes.Ok

Desvío de recursos en Salud.

2.- Antes del cierre mire usted que algo fuerte está sucediendo hacia el interior de la Secretaria de Salud Publica allá donde se encuentra al frente nada menos que el Doctor Norberto Treviño García Manzo, resulta que un tal Francisco Ruiz de la Fuente al parecer se encuentra implicado en el manejo y desvió de ciertos recursos de esta misma dependencia, sin embargo según esto dicha persona goza de buena protección, tanto que hasta ahorita no han podido con él.

De la Fuente se encuentra en un grave problema que lo debe solucionar a la voz de ya, pues de no ser así le podría llegar personal de La Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, pues  se trata de recursos federales convenidos con el estado, y todo ello daría como resultado la inhabilitación y cárcel directa.

Y se dice también que por su culpa se acaban de desechar medicamentos por una suma superior a los tres millones de pesos, el problema no termina ahí sino que hay mas pero en la próxima volveremos a tocar el tema pues el espacio se terminó. Ya  veremos los resultados. Correo electrónico; joseluis_avila_2@hotmail.com

Leave Comment

*