Perdió su casa millonaria

May 24th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria.- Pues nada, que el panista Juan García Guerrero, hombre que es un ejemplo de la cultura del esfuerzo, acaba de perder su casa de campo en el ejido El Roble, municipio de Guemes, de donde es originario, por un problema de embargo laboral.

Juan, miembro de la dirigencia estatal del PAN, creó un organismo de apoyo a los pobres llamado SIMAVASA , A.C., y se confió de los empleados.

Al último lo demandaron y hoy está en venta su casa con valor de un millón 380 mil pesillos.

Ingeniero civil de profesión, es uno de los políticos que sigue pensando en grande, como él lo propuso cuando fue candidato a alcalde de la capital: Techar la calle Hidalgo para que la gente no se asolee (o se moje) cuando haga sus compras; sacar de la zona centro las oficinas de la Rectoría de a UAT y crear un moderno edificio para la presidencia municipal.

Que no, no se ha realizado la asamblea del PRI en Victoria para nombrar dirigente porque “el que manda”, el único que manda no ha tomado la democrática decisión que le conviene a los militantes.

Esto podría ocurrir el fin de semana, por lo que los organizadores deben estar preparados para “armar” hasta en una hora una asamblea de 350 delegados.

La lista de aspirantes llega a diez más los que se acumulen en las siguientes horas, de tal  suerte que, en última instancia, no se descarta que el proceso se abra al que tenga más saliva.

Es de advertir que, quien quede en la presidencia del tricolor en la capital, aspirará a la alcaldía dentro de dos años y medio, o cuando menos a una de las tres diputaciones locales.

Cuando hay “voluntad política” (decisiones arbitrarias se le puede llamar), cualquier hijo de vecino puede ocupar la presidenta del partido y ser alcalde, como sucedió con Arturo Díez Gutiérrez.

Para cuando Humberto Moreira, el jerarca tricolor, venga a nuestra tierra, la decisión debe estar tomada y nadie debe inconformarse, o mejor dicho, nadie la hará de tos.

Tricolores tradicionalistas confían en que la democracia tricolor se inclinará por el mejor, o el menos peor, que sería satisfactorio.

Aparte, mire que en la sesión semanal de este miércoles, el Congreso del Estado deberá tomar una decisión respecto a la petición de Juicio Político solicitada por el PAN en contra de los consejeros y ex consejeros del IETAM ¿qué cree usted que vaya a pasar?.

El de la pluma cree que nada. Debe seguir la vida y tranquilidad económica de los consejeros que lidera Jorge Luis Navarro Cantú.

Es más, ya tienen la seguridad de que seguirán pegados a la ubre presupuestal por los años que les corresponden. No se irán antes ni después.

Para cuando los azules se inconformen a instancias superiores, ya no estará en la presidencia el señor Francisco Garza de Coss. Este emprenderá el vuelo el once de junio.

Vamos, vamos: El sistema no se puede descobijar y morder su propia cola.

O sea que, los señores consejeros (actuales) y los tres que ya se fueron, no deben pensar en barrote de cárcel o en que estarán fuera de la nómina.

En cambio, este mismo miércoles los diputados aprobarán el préstamo de 183 melones de pesillos solicitados por el Gobernador para cubrir la participación estatal al fondo de reconstrucción por desastres  naturales del 2010.

Desde un principio no hay oposición de los diputados para avalar el préstamo, ni los azules ni el amarillo, que son los independientes.

Variando, mire que buena medida la del Gobernador Egidio Torre Cantú, la de crear el Instituto Tamaulipeco para los Migrantes que tendrá su sede en Nuevo Laredo.

No se ha hablado de presupuesto, pero seguramente jamás alcanzará para atender a los miles de deportados desde el lado gringo.

Entre los empresarios constructores hay malestar en contra de la Secretaría de Obras Públicas y su jefe Manuel Rodríguez Morales, por el manejo y la asignación de contratos.

Como siempre, en la lista de beneficiados apenas aparecen unos cuantos, amigos todos del jefe de la oficina encargada del reparto del pastel.

Se convoca a concurso, a invitación o asignación, pero todo va “tamaleado”. De antemano se sabe quién va a recibir la obra.

Por eso la negativa de quienes no tienen influencias, a gastar miles de pesos en concursos que no van a ganar.

Hay constructores que van por su segundo aire, como los Gómez Tejeda-Elizondo, quienes hoy se sirven con la cuchara grande.

Lo mismo pasa en el Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa (antes CAPFCET), donde los constructores consentidos se cuentan con los dedos de las manos y son los que batearán los seis años.

La tarde de este martes fueron sepultados los restos del ex presidente municipal de Victoria, Magdalena Mata Blanco, recordado por una acción trascendente que emprendió en su tiempo: Cerró para siempre la zona de tolerancia

De los ex alcaldes victorenses, solo asistió Don Enrique Cárdenas González (también ex Gobernador) acompañado de su esposa Bertha. Los demás brillaron por su ausencia.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*