Cuestión pública

May 30th, 2011 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carillo

EL DESTAPE DE ERNESTO CORDERO.

Al más puro estilo del viejo PRI, se realizó el destape del secretario de Hacienda Ernesto Cordero Arroyo, como aspirante a la nominación presidencial del PAN para los comicios federales de 2012, que provocó una confrontación interna en el PAN, entre quienes lo apoyan y quienes reprocharon la falta de respeto a los tiempos internos del partido.

Está de vuelta el tapadísmo, el madruguete (anuncios anticipados) el dedazo (designación de candidato por el presidente) y de todo el folclor que rodea el destape, la lógica calderonista sólo dejaba abierta la opción del hombre que conduce las finanzas públicas del país del actual sexenio.

Ernesto Cordero quien al decir de sus adversarios, trae ya los dados de los Pinos cargados a su favor. El madruguete lo género una carta de apoyo de 134 líderes panistas de todo el país, donde hablan de que le dan su respaldo al secretario de Hacienda.

Entre los gobernadores que suscribieron la misiva apoyando la candidatura de Ernesto Cordero, figuran Rafael Moreno Valle, Guillermo Padrés Elías, José Guadalupe Osuna Millán y Marcos Covarrubias Villaseñor.

El dedazo a favor de Ernesto Cordero, en los hechos fue confirmado por el presidente Felipe Calderón, quien declaró que “hay decisiones difíciles, como la definición de las candidaturas”… De ahí que el destape tiene toda la intención de frenar las aspiraciones de los precandidatos no oficiales como Santiago Creel, Josefina Vázquez Mota y Emilio González, mejores posicionados en las encuestas.

Fue, a la vista de toda la estructura de gobierno, el destape de Ernesto Cordero como el precandidato favorito de Felipe Calderón. Porque el presidente de la república y toda la parafernalia oficial olvidaron el protocolo, el programa y la presencia de otros aspirantes, para dar Tribuna ha dicho secretario.

Las preguntas obligadas que surgen ahora que Cordero se ha destapado: ¿Renunciarán Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota  a sus aspiraciones presidenciales o seguirán por la libre? ¿Javier Lozano y Alonso Lujambio se bajarán de la carrera presidencial para sumarse a “la cargada” a favor de Cordero o continuarán en la competencia?

En la real Politik el destape de Ernesto Cordero, constituye una estrategia política de los Pinos y del PAN para la construcción de una imagen impactante, para posicionarlo a nivel nacional, para levantarlo en las encuestas.

El secretario de Hacienda es de los hombres del Presidente el más cercano, Licenciado en Actuaria y Maestría en Economía, ex Jefe de asesores cuando fue diputado Calderón, ex vocero económico de la campaña presidencial calderonista, ex subsecretario de ingresos, ex secretario de Desarrollo Social y finalmente secretario de Hacienda.

De lo que se desprende  que Cordero es un tecnócrata que no tiene experiencia político electoral, ni sensibilidad política evidenciada por aquellos tropezones, cuando dijo que en México se puede vivir con casa, coche, pagar colegiaturas, paseos y más con 6 mil pesos al mes y al presumió tener los mejores parámetros para medir la pobreza, exhibiendo con ello limitada visión social,  haciendo como consecuencia el ridículo político.

En  definitiva Ernesto Cordero con su destape provocó todo una explosión mediática a nivel nacional, pasando por alto la legislación federal electoral al utilizar recursos e instalaciones públicas para dar a conocer su intención de contender por la candidatura panista a la Presidencia de la republica. Lo anterior sin importar el desastre de la economía nacional.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*