El perdón de los pillos

Jun 29th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- El IETAM sigue sin publicar los motivos reales, las anomalías financieras por las que multó (multitas de juego) a los partidos que no son “amigos” del PRI.

Esto en cuanto al subsidio del gobierno del estado para el ejercicio ordinario del 2009 y la jornada electoral del 2009-10.

De los acuerdos correspondientes (dictámenes) subidos a la página de Internet, fueron borradas las causas.

Parece interesarles más a Jorge Luís Navarro Cantú y a su jefe, que se sepa que los líderes de los partidos gastaron la lana en hoteles de paso, en borracheras y fiestas, que a los mismos protagonistas.

Así por ejemplo, solo publica el joven consejero, que el PAN se fue al baño con la nada despreciable suma de 378 mil pesillos del subsidio estatal.

Los líderes, léase Francisco Garza de Coss, no informaron sobre el destino de ese dinero, no justificaron los pagos ¿a manos de quien fue a parar?.

Otro que no comprobó el buen uso del dinero es el PRD, por la suma de 194 mil (ejercicio 2009) y 132 mil en la campaña del 2010. En total 157 mil pesillos.

El jovenazo Emiliano Canales Fernández, del PC, se fue al baño con 43 mil del águila, en tanto que Alejandro Ceniceros Martínez, del PT, no pudo comprobar en que gastó la bonita suma de 772 mil (en las dos cuentas).

A los socios del PRI (Verde Ecologista y Panal) no se les tocó ni con el pétalo de una rosita.

Los informes de auditoría del IETAM más bien parecen el perdón para los pillos. Autorizadas las cuentas, ya no hay reversa.

El dinero fluye a manos llenas hacia los partidos como lo establece el dictamen del propio señor Navarro.

En el 2011 el PAN está recibiendo 11.9 melones de pesillos mexicas; el PRD 3.6; PT los 2.9 millones y PC 2.3 milloncillos.

De la revisión de cuentas, solo por ahí se hace alusión a que en las campañas del año pasado, los jerarcas del Partido del Trabajo presentaron una factura por la compra de llantas, procedente del municipio de Miguel Alemán, pero la misma tenía fecha de un día antes del arranque de las campañas.

No se habla más. El señor Navarro debe estar espantado por ejemplo de que el entonces gerente del PRD, Jorge Sosa Pohl, metió casi un millón de pesos en gastos personales donde destacaron las facturas de prostíbulos.

En ambas cuenta los perredistas presentaron irregularidades por la suma de 326 mil tepalcates, en tanto que recibieron multas por 157 mil.

Entre las irregularidades, solo se menciona que elevaron facturas no correctas, de gasolina, en los municipios de Aldama, Guémez, Mante, Madero y Tampico.

Bueno ¿y las facturas de restaurante compadre? Esas quedan en lo oscurito, se borraron del dictamen-acuerdo.

No se duda que vayan alteradas, como sucedió con las del restaurante Don Elías, de ciudad Victoria, que ahora son motivo de una demanda en la Procuraduría.

Sobre el monto de las amonestaciones económicas, seguramente a usted, querido lector, le interesa saber.

Mire por ejemplo, el PAN no pudo comprobar 378 mil pesillos, pero se le infraccionó con 83 mil.

Esto significa apenas un 16 por ciento del monto de la malversación.

Donde parece que sí fue justa la multa es en el ejercicio 2010 (campañas), donde el PRD no pudo comprobar en qué gastó 132 mil 800 pesos, y se le castigó con una cantidad similar.

Vamos: Las multas suman un millón 156 mil chuchos, en tanto que la malversación llega apenas a 452 mil.

En estas condiciones, tenga usted la seguridad, querido lector, que para el ejercicio 2011 los dirigentes (¿líderes?) de los partidos políticos seguirán presentando cuentas mochas.

Enderezarán su ruta cuando el monto de la infracción sea igual al recurso distraído.

Es más, con el descuento de la mitad del subsidio tendrían para hacer las cosas conforme marca la Ley.

El Código Electoral dice que se les puede descontar hasta el 50 por ciento y, cuando cometan irregularidades más graves, suspenderles el ciento por ciento.

Pero falta otro ingrediente: Exhibir a los pillos.

Por eso te recomendamos Jorge Luís, que den a conocer el informe completo de los señores dirigentes.

Que no te apene si vienen facturas de congales, de cantinas o guarapetas, o que estén alteradas las de restaurantes.

Tu solo tienes el encargo de supervisar, aplicar la Ley. Allá ellos si no tienen vergüenza.

En otro tema, mire que la nota llega de un funcionario de El Mante, mismo que trabaja para el dentista Humberto Flores Dewey.

Se quejan del “Comandante Tinajero”, quien en la última gira –dicen- les puso gorro en sus exigencias.

-Por largos días nos exigió acondicionar una oficina especial porque el señor recibiría ahí comisiones de ciudadanos. La quería apartada y con lo último en tecnología.

Pero llegó el mero día de la gira y, “el señor Tinajero solo utilizó la oficina para ir a descansar con sus colaboradores y colaboradoras”.

Como llega la pasamos a nuestros lectores, con la última frase del mantense: “Así debe estar pasando en las giras por otros municipios de Tamaulipas”.

Y bueno, nosotros no sabemos porque no andamos en las giras, pero ahí está el comentario.

Ahora sí nos vamos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*