Entre comillas

Jul 3rd, 2011 | By | Category: Editoriales

Por;  José Luis Ávila.

UNA GUERRA SUCIA

1.-  Este domingo hubo elecciones para gobernador en tres entidades del País; Coahuila, Estado de México y Nayarit; todas importantes, pero en mi óptica tal vez por la cercanía y la presencia familiar existente en la primera de las entidades en mención fue la que mas me llamo la atención, ahí los candidatos tanto del PRI y PAN, Rubén Moreira Valdés y Guillermo Anaya Llamas, de manera respectiva siempre fueron las alternativas mas fuertes para el electorado.

Y mas llamo la atención porque gente de Tamaulipas estuvieron como observadores electorales, encabezados por los legisladores federales  Edgardo Melhem Salinas y  Cristabell Zamora Cabrera, acompañados por el regiomontano Rogelio Cerda Pérez, todos distribuidos en diferentes distritos pues existía la denuncia de que había muestras evidentes de que el PAN trataría de violentar la elección en Coahuila, fue por ello que el PRI nacional desplego todo un grupo de 16 senadores y diputados federales con el fin de vigilar las votaciones.

Pues a parte de la Gubernatura estuvo en juego  16 diputados locales, fue por ello la necesidad de que arribaran  más de mil observadores, quienes fueron ubicados en todo el estado para ayudar al buen desarrollo del proceso.

El PRI nacional llego a dicha entidad con todo un aparato humano de colaboradores, encabezado por su líder Humberto Moreira Valdés, hermano del candidato,  pues en los últimos días se había rumorado mucho de que los panistas tenían la intención de imitar y aplicar la misma operación practicada por el viejo PRI, a fin de  alcanzar lo que ellos tanto han reclamado en materia de democracia, con recursos de otro estado y con personas dispuestas a todo en el proceso electoral de ayer domingo.

Todo ello con panistas violentando  la ley electoral, pues se decía que realizarían  actos de reuniones proselitistas y acarreo de personas de otras regiones hacia las zonas en donde el PAN no tiene presencia, fue por ello la preocupación del PRI nacional para evitar que se violente el proceso y se infrinja la ley electoral con la compra de votos.

Pues también se dio la denuncia de que  jóvenes panistas habían sido reclutados para ofrecer a otros jóvenes la compra del voto a cambio de 700 pesos, esperemos que eso no diera entre los jóvenes de Coahuila, sobre todo porque de ocurrir así y de existir una denuncia es obvio que  se aplicará todo el peso de la ley.

De ser verdad la compra de votos entre los jóvenes panistas estamos seguros que se iría contra los principios de Gómez Morín y del PAN que tanto han pregonado, pero que no han encontrado la forma de convencer a los ciudadanos en su mayoría de sufragar en su favor; por lo pronto estamos seguros que estos procedimientos de imitar al PRI los van aplicar entras entidades y en otros procesos es decir los panistas pretenden pagar con la misma moneda al PRI.

Y con ello, con esta guerra sucia iniciada por el panismo claro es que se olvidan de las propuestas  de  campaña,  porque lo importante para ellos es armar una guerra sucia, con la compra de votos y de amenaza al proceso electoral olvidando  la intención realmente de hacer una competencia sana.
Por lo pronto estamos seguros que este tipo de artimañas pretendidas por el PAN allá en Coahuila es el claro reflejo de la falta de trabajo, pues comenzaron a trabajar justo en la campaña y no hubo posicionamiento previo de sus aspirantes a candidatos y ahora pagarán el costo con los electores, quienes no recordarán sus propuestas pues no se dieron tiempo en darles fuerza y promoción.

Por tal motivo queda al descubierto que los panistas no se quieren ni a ellos mismo y  ya nadie le cree, sobre todo porque también han mostrado incapacidad de regenerarse y de atraer mas adeptos con el único objetivo de entrar, y cuando menos pensar en una reorganización hacia su interior, y todo ello le puede afectar para  entrar, en los próximos comicios, en una clara competencia contra su mas acérrimo enemigo que es el PRI.

Aquí en Tamaulipas se utilizan las mismas conductas que en otros comités estatales, sus integrantes envueltos en sus grupos políticos internos en el propio partido se dan con todo y cada quien pretende llevar agua para su propio molino, ejemplos claros esta el hecho de que Herminio Rodríguez tuvo que realizar como pretexto una muy buena comida para ver y buscar las formas de que Maqui Ortiz sea candidata a senadora y Juan García para diputado federal, mientras Don Herminio pretende llegar a la Dirección del Hospital de Alta Especialidad.

También a otro panista que muestra plena ambición es el regidor de chiripa Arturo Gutiérrez Pérez, pues ahora resulta que amenazo en corto y muy por debajo de la mesa en quitarle el voto de confianza a alcalde Miguel González Salum, el angelito le pido a cambio una casa para seguirlo apoyando; bueno hasta Sarita González se encuentra envuelta en un lio muy serio. Todo ello es de acuerdo a una simple observación de conducta entre los panistas; pudiera ser el resultado de la derrota que traen a cuestas y que mucho menos han podido digerir, pero también el claro resultado de una carente formación política e ideológica. Ya veremos los resultados. Correo electrónico; joseluis_avila_2@hotmail.com

Leave Comment

*