Cuestión pública

Ago 1st, 2011 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

LAS CIFRAS DE CONEVAL

Es objeto de preocupación las cifras de medición, reportadas por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que registran un incremento a nivel nacional de 3.2 millones de pobres, para llegar a un total de 52 millones en esa situación, donde el modelo económico neoliberal ha incidido en el aumento de las carencias y niveles de pobreza de los mexicanos.

Factores como la caída del PIB que experimentó la economía mexicana durante el 2009 a raíz de la crisis económica nacional y mundial desatada en el 2008, el desempleo, así como el incremento en el precio de los alimentos, contribuyeron a agravar la ya de por si deteriorada economía nacional.

El que siga persistiendo que el 50% de la población mexicana vivan en la pobreza, incluidos los 12 millones de individuos sobreviviendo en una situación extrema, refleja la ineficiencia y el fracaso de la política económica  y que se ha traducido, durante las últimas tres décadas, en muy bajas tasas de crecimiento económico.

La estadística difundida eleva la tasa de pobreza en 1,7 puntos desde 2008, que ese entonces se encontraba en esa situación el 44,5% del país, los actuales 52 millones de pobres, no consumen proteínas suficientes y necesarias. Tienen menos educación, salud, vivienda, son los marginados, desempleados, sub empleados, incluso delincuentes, en suma los excluidos sociales.

Los que viven en extrema pobreza  no tienen absolutamente de nada: ni casa, ni sanidad, ni educación, ni nada que llevarse a la boca, careciendo del ingreso  suficiente para comprar los alimentos básicos de un mes.

De ahí que la economía no ha experimentado una mayor tasa de expansión que en los hechos hace prácticamente imposible reducir de manera significativa la alta incidencia de pobreza.

El documento ilustra la otra cara de la moneda de la economía del país, que revelan lo alegre de las cifras macroeconómicas que inclusive sitúan las previsiones de crecimiento económico en un 4%, pero se desmoronan cuando se analiza la profunda desigualdad social.

Para la clase política la pobreza es tema central en el discurso político. Desde el presidente de la republica, gobernadores y legisladores, todos dicen estar muy preocupados por ella y prometen dedicarle la mayor atención.

Discursear sobre la  pobreza, sin crear las condiciones necesarias para su terminación, es hacer imposible tal propósito.

La pobreza en México se mantiene en niveles inaceptablemente altos en los últimos 15 años, tres lustros perdidos en combatir ese flagelo que afecta a más de la mitad de los mexicanos.

El saldo es de desigualdad social y económica, expresada en cincuenta y dos millones de pobres que habla por sí sola de un fracaso.

En  definitiva los números del Coneval son contundentes, reflejan la realidad económica y social de México, exhiben de cuerpo entero el fracaso del modelo económico sostenido desde hace 30 años, caracterizada por la concentración del ingreso, sin énfasis en lo social, por lo que de no haber variación en la política económica, no habrá crecimiento económico pero si más mucho más pobreza.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*