Funcionarios hacen “el feo” a Arnulfo en su megafiesta, y este amenaza: “Nos quieren pegar pero no me voy a dejar, óiganlo bien”

Ago 15th, 2011 | By | Category: Nota del día

Fotos: Agencia Contraluz

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Al viejo estilo de los “pachuchos” del cine -en el 65 aniversario de su natalicio-, llegó estrenando pelo y bigote negros (repintados).

Entró con su automóvil hasta la “cocina”, casi sobre los micrófonos y sillas que su gente había instalado desde un día antes para el macroagasaje.

Arnulfo Rodríguez Treviño, sonriente y saludador, justificó su retraso de hora y media por un evento que habría encabezado en el edificio de  SARTET,  para entregar nombramientos.

Feliz, el dirigente de la sección 30 del magisterio tenía ante sí alrededor de 12 mil súbditos que había mandado llamar para que lo enaltecieran y le “ofrecieran” una comida.

Dos y media de la tarde en los terrenos de la Feria y Exposición Victoria, por segunda vez el escenario de los sueños principescos del secretario general del magisterio en Tamaulipas.

Pero su semblante cambió en dos segundos y su mirada se volvió torva y maligna: Ningún funcionario del gobierno del estado se hallaba en el escenario que se había mandado montar.

Los desairaron, aunque invitó a  todos, como dijo.

Ni siquiera el de su área, el Secretario de Educación, estaba allí. No había un representante del poder ejecutivo.

Apenas se hallaba el presidente municipal de Victoria, Miguel González Salum, acompañado de varios regidores.

Y entonces, habló el energúmeno:

-Si iniciaran campaña el próximo mes de septiembre, aquí estuvieran nuestras personalidades.

Y la amenaza velada:

-Estaremos pendientes con ustedes en el 2012… Dijo el creador: Perdónalos pero que no se te olviden los nombres.

Va más allá y enfila sus baterías contra los funcionarios del gobierno:

-En lugar de valorar lo que hicimos para que ellos estén en el poder, ahora nos quieren pegar. Pero no me voy a dejar ni nos vamos a dejar, definitivamente, óiganlo bien.

No solo los funcionarios estatales lo desairaron, también los federales. Apenas asistió el delegado del ISSSTE, Sergio Zertuche Romero.

De los ex secretarios generales de la sección 30 –colocados fuera del presídium- solo participaron en el besamanos Jorge Guadalupe López Tijerina y Jaime Medellín Cepeda.

Despistado (y poco conocido), el alcalde panista de Río Bravo, Diego Guajardo Anzaldúa, fue colocado en el área de “primera” (para los invitados especiales).

No podían faltar los diputados locales del Partido Nueva Alianza encabezados por Aurelio Uvalle Gallardo, más un “colado” del PAN, Rolando González Tejeda.

El desaire fue general y tampoco asistió el dirigente nacional del magisterio, Juan Díaz de la Torre, y menos la cacique (presidenta vitalicia) Elba Esther Gordillo, como lo había boletinado Rodríguez Treviño.

La representación del SNTE estuvo a cargo de un Alfonso Cepeda Salas, secretario del colegiado de Organización del CEN.

Cuatro comensales en el presídium –la mesa principal-, y su esposa “Lolita” Hernández de Rodríguez.

COMO ENLOQUECIDO: “SOLO DIOS ME PUEDE TUMBAR”

Arnulfo pronunció un discurso de 12 minutos en que mencionó 15 veces al Creador, a Dios, pero entre ellas las amenazas por haberlo dejado solo.

No dio nombres pero son evidentes los destinatarios.

-Que no se les olvide lo que hemos luchado los maestros de México y de Tamaulipas. Hemos sido respetuosos con todas las instituciones, pero valórenos un poquito: Un gobierno municipal y estatal, sin los maestros, no puede cumplir su función.

A sus otros enemigos, los del propio gremio:

-Estamos reunidos a pesar de la Intenet y las mantas que pusieron los de adentro… Y los de afuera.

Más hacia estos últimos:

-Pero bueno, allá está un Dios, allá está Rodolfo Torre Cantú viéndonos aquí, por él nos la partimos los maestros para que ganara como Gobernador… Pero bueno, mañana será otro día.

Reiterativo:

-Dios es muy grande; lo único que hemos hecho es apoyar, y nos duele que luchamos para que ganasen y que no nos valoren.

Dijo que “me duele” andar él –Arnulfo- en un carrito y aquellos a los que les ayudó a ganar, en una suburban.

Pero una vez más sobre el Creador:

-El que manda aquí es Dios. Solamente Dios y los órganos de gobierno sindical saben cuando debo entregar.

Negó andar buscando un puesto público o de elección popular:

-No ando detrás de un puesto político. Esta reunión no es para decir que Arnulfo quiere una diputación. No, de ninguna manera porque primeramente Dios y los politólogos.

De cuando se retire de la sección 30:

-Si cumplí, Dios me va a ayudar, pero si fallé, no puedo pedirle al Creador que me de otra posición.

Rodríguez Treviño dio que él es ranchero, de Villagrán, y se comparó con un mezquite.

-Ni el huasteco (vientos) ni el norte me van a tumbar… Solamente Dios.

LA COMELITONA MILLONARIA

En días previos al evento, miles de disidentes de Arnulfo convocaron a no asistir y a protestar.

Para evitar la presencia de manifestantes, en los terrenos feriales apenas se abrieron dos puertas bajo la vigilancia de integrantes del Comité de Vigilancia –una especie de policía represiva privada-

Decenas de profesores que traían mantas y pancartas en apoyo de “su líder”, fueron obligados a extenderlas para constatar que no fueran protestas.

Solo cabían aduladores: Muchas felicidades por su aniversario… Siempre a su lado rumbo al éxito.

Los estacionamientos de la Feria fueron insuficientes. Se trasladaron alrededor de 150 autobuses foráneos, además de miles de vehículos particulares.

Sin embargo, cálculos de profesionales (Informantes de Gobernación ) señalaron que en esta ocasión asistieron menos “comedores” que en el 2009 cuando se dio la primer magafiesta.

Esta vez se habrían instalado once mil sillas. En el 2000 fueron 20 mil.

El gasto fue millonario, pero inferior: Menos abasto en agua, refrescos y comida, en conjuntos (uno solo).

Alrededor de dos mil personas quedaron de pié. No hubo forma de proporcionarles asiento.

Muchas las versiones, pero la principal pregunta de la tarde: ¿Habrá celebración del 66 aniversario?.

-¡Solo Dios lo dirá!.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*