De la epopeya un gajo

Ago 24th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Por experiencia ancestral sabe de ingratitudes y traiciones. Se las ha contado su familia, las ha leído y las tiene presentes en su decálogo político.

Su abuelo fue víctima de las trampas de un zorro cabrón que le jugó el dedo en la boca, Don Porfirio Díaz.

A finales del siglo19, su ancestro recibió la promesa de Don Porfis que lo haría Gobernador de Tamaulipas si venía a “hacer arraigo” y a servirle de “informante” (al viejo) sobre la paz y tranquilidad de la entidad, o de alzados que pudieran surgir.

Y se vino, escogió Victoria como ciudad y residencia la hermosa hacienda de Tamatán.

Pero cuatro años después –un vez muerto Guadalupe Mainero- fue a ver a Don Porfis pero este lo mandó por un tubo argumentando que no tenía la edad (44 años) para ser Gobernador.

Su familiar se fletó más de cuatro años viviendo en este rancho después de haber estado en París y la ciudad de México, para que, al final, el dictador lo mandara  a la fregada.

Se le había ido de las manos el sueño más preciado: Ser Gobernador de Tamaulipas… Que por la edad (fue el argumento, aunque un hermano, menor, fue Gobernador de Morelos).

La siguiente víctima de los aconteceres políticos fue su padre. La candidatura se la negó José López Portillo en los tiempos en que brillaba el dedazo priísta.

Los amigos y colaboradores se fueron con “la cargaba de los búfalos” hacia la decisión presidencial a favor de Martínez Manautou.

Hoy, él se encuentra en la antesala de cumplir el sueño ancestral de la familia “y servir a la Patria desde Tamaulipas” como lo había dicho aquel viejón.

Y es cierto, va que “vuela” para el senado. Ya es consejero tricolor y solo hay que esperar los tiempos del ex partidazo.

Por eso, sabiendo de traiciones, extraña que, sin confirmar la lealtad, haya enviado a los municipios para hacer proselitismo, a un individuo que tiene antecedentes de traición.

Su “enlace” para recorrer cada pueblo, en lugar de hacer los “amarres” necesarios, se anda promoviendo él mismo para un escaño en el Congreso de la Unión.

Nuestro hombre parece olvidar las ingratitudes y traiciones que sufrió su abuelo –por ejemplo- a manos de Emilio Portes Gil y sus huestes “revolucionarias”.

Los hermanos Emilio y Domingo (un tren lo atropelló y perdió una pierna; murió de tuberculosis), vivieron años de gorra (uno estudiando Leyes y el otro de mantenido) en la casa del abuelo en la ciudad de México.

Llegado el momento, cuando Portes fue Gobernador de Tamaulipas y Presidente de México, mandó afectar las tierras que la familia tenía por varios municipios.

Está preparado, es inteligente ¿acaso no sabe en quién confiar y en quién no? ¿por qué le hace caso en sus cuentos?.

De todas maneras su destino parece estar en el Senado en la siguiente “comalada” y, en unos cantos años, entonces sí de esa epopeya quedará un gajo o ¿se repetirán las historias de sus ancestros?.

En otro orden, parece que sale sobrando la demanda de protección de derechos políticos que el 22 del presente elevó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación la señora Silvia Cacho Tamez, exigiendo que se respete la convocatoria para renovar el tres de septiembre el comité estatal del PAN.

La demanda es en contra del CEN de su partido, cuando la realidad es que este ya procede a nombrar una Comisión Provisional en sustitución de Francisco Garza de Coss.

El comité de Garza pasará a la historia como el primero que es destituido en la historia del panismo en Tamaulipas.

Por cierto, se habla que el todavía presidente quiere presidir esa comisión para seguir al frente del organismo, aunque ya no como comité ¿tendrá ese descaro?.

Y mire que, como estaba previsto, el Congreso del Estado recepcionó solicitud del ejecutivo para solicitar otro préstamo, ahora por mil 500 millones de pesos que se utilizarán en el presupuesto adicional destinado a la seguridad pública.

El anterior préstamo fue por 731 millones de pesillos, y un primero por 183 melones, que hacen casi los dos mil 500 millones.

No se habla de bancos, pero todo hace indicar que el gobierno realizará dichas operaciones con Banorte. Es el que ha estado “bateando” desde hace varios años con los gobiernos estatales.

Los tres préstamos se acabarán de pagar dentro de 20 años.

Si se pidieron, seguramente se necesitan para que la administración estatal pueda salir adelante en sus compromisos.

En otro tema, a la SEDESOL federal de Tamaulipas comenzó a regresar la gente que había sido despedida junto con la ex delegada Lucía Irene Alzaga.

Ya volvió la presunta que divulgó las grabaciones sobre corruptelas de Lucirene, llamada Nancy Yajaira Zavala Cruz, una presunta licenciada en sistemas computacionales (Altamira) cuya función era la de adjudicar, supervisar y controlar la realización de las obras.

La plaza de ella era de “enlace de alta responsabilidad” en el área de Microrregiones, y supuestamente era la encargada de cobrar los “moches” a  los contratistas.

¿Con qué puesto regresó? No se espante, es la secre de “Loncho”, el nuevo delegado.

Y regresó el señor Marco Aurelio Maldonado Ensignia, el jefe de microrregiones, que supuestamente estaba “hasta las manitas” en la corrupción de Lucía ¿acaso no se les sancionó?.

Hay muchas preguntas como esta ¿Lucía Irene estaba durmiendo con el enemigo?. Mejor luego le seguimos porque el espacio se agotó.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*