Cuestión pública

Sep 8th, 2011 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

EL CASO RUIZ PACHUCA

Santiago Espinoza Camacho juez segundo penal encontró elementos suficientes para dictarle el auto de formal prisión a Mario Ruiz Pachuca ex coordinador general de Comunicación Social  en el Gobierno de Tamaulipas,  con ello se dió formalmente inicio su proceso penal para determinar su responsabilidad en los cinco delitos que le fincó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE)

Así pues al ex jefe de asesores del ex gobernador Eugenio Hernández Flores se le acusa por los delitos de secuestro, tortura, asociación delictuosa y otros ilícitos cometidos en el desempeño de sus funciones administrativas y no por delitos derivados de actos de corrupción como peculado o enriquecimiento ilícito.

Una observación importante en el caso Ruiz Pachuca es que no aparece el estado como víctima agraviada, sino particulares como es el caso del editor y director de un periódico local y un trabajador de ese medio de comunicación quienes fueron objeto de la conducta antisocial del ex funcionario, mismos que interpusieron la denuncia penal  desde hace tres años sin habérseles procurado justicia.

Está visto que lejos quedaron los tiempos de la llamada “justicia política”, donde la corrupción y los excesos de poder de los servidores públicos, solo eran castigados con el envío a  la banca y al ostracismo político. Justicia o no, el sistema político con esos mecanismos establecía el balance y equilibrio del poder.

En ese tenor ahora el sistema político depura, ajusta, premia, castiga e intenta corregir.

De ahí que el juicio contra funcionarios públicos de los gabinetes salientes fue tomando carta de naturalización en la administración de Manuel Cavazos Lerma y Tomas Yarrington  cuando se sancionó a ex directores generales y ex secretarios como Pedro Silva y Pedro Hernández Carrizales, quienes fueron encarcelados.

He aquí que Mario Ruiz Pachuca fue uno de los más cercanos colaboradores del ex gobernador Hernández Flores desde que este se desempeño como presidente municipal, fue su director de Comunicación Social, en cuyo trayecto el conde de charcas ascendió notoriamente en la escala socioeconómica, logrando en tierras tamaulipecas lo que nunca pudo alcanzar como reportero  en San Luis Potosí.

«Estos puestos son para hacer dinero», habría manifestado el potosino Mario Ruiz Pachuca ex jefe de Comunicación Social en el anterior sexenio tamaulipeco. Las conclusiones prácticas de semejante razonamiento son la amoralidad y el cinismo.

Por otro lado si las indagaciones practicadas por gente del procurador  Bolívar Hernández Garza en la averiguación previa penal128/2010, no estén debidamente sustentadas y se encuentran prendidas con alfileres, las imputaciones a Ruiz Pachuca corren el riesgo de no ser comprobadas, mediante un juicio de amparo, como siempre sucede, podrían, caerse como castillo de naipes en los tribunales.

En definitiva en términos de la real politik el encarcelamiento de Mario Ruiz Pachuca al margen de su presunta responsabilidad penal, podría considerarse como un mensaje político a los emisarios del pasado reciente de las consecuencias jurídicas y políticas a que se exponen al desafiar y obstaculizar al líder de los tamaulipecos.

lucarrso@hotmail.com

Leave Comment

*