Vividores en engorda

Sep 28th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Durante las campañas políticas locales del 2010, Alejandro Ceniceros Martínez, el eterno dirigente del Partido del Trabajo en Tamaulipas, se fue de compras a tiendas como Waldo´s, HEB y del ISSSTE.

Los gastos que hizo, un total de 19 mil 193 pesos, los “metió” a la cuenta de “material promocional” del partido para que se pagaran con el subsidio oficial.

Sin embargo los auditores del IETAM se pusieron duros y en su informe de fiscalización no aceptaron los comprobantes “chafas” que se presentaron.

El viernes anterior, el Instituto Electoral “sancionó” (si es que así se le puede llamar) con tres mil 812 pesos al PT por no rendir buenas cuentas con esas compras en las tiendas de autoservicio.

Esto significa que, de todas maneras, Ceniceros se agandalló poco más de 15 mil pesos.

Lo más probable es que, para el presente ejercicio (2011), Ceniceros gaste más en sus compras personales, al fin y al cabo que la multa apenas será de una quinta parte de lo irregular.

No hay duda que se necesita un mayor apriete de tuercas a los “artistas” que dirigen los partidos políticos en Tamaulipas.

Por su parte los actuales líderes perredistas van a tener mucho cuidado a la hora de presentar sus facturas de gastos y… ¡Hasta de ingresos!.

El órgano electoral acaba de sancionar a los amarillos con la nada despreciable suma de 243 mil pesos.

Los multó, entre otras cosas, porque el anterior jerarca, Mario Sosa Pohl, no comprobó miles de pesos salidos del erario, o sea, no presentó facturas.

Pero se quiso ir de agandalle en escasos documentos que tenía, como un recibo telefónico de junio del 2010 del comité de Reynosa, por la suma de cuatro mil 776 pesos, que presentó dos veces.

Otros recibos, estos de telefonía celular, por la suma de 16 mil 712 pesillos, no estaban a nombre del partido.

Tampoco aparece uno por 30 mil que presuntamente se le pagó (el mero día de la elección) a la “operadora” del PRD en Madero, María de la paz Soriano Rojas ¿qué hizo con el recurso? ¿compró votos?.

Son los parásitos del sistema, los vividores del sistema de partidos.

Pero las cosas se empiezan a auditar con más cuidado.

Por ejemplo, en la sesión del viernes 23 del presente, los consejeros también multaron al PRD porque no supo comprobar ingresos por 21 mil 662 pesos. No se supo de quien venían.

Un depósito a la cuenta del partido fue por diez mil pesos, con fecha 13 de diciembre del 2010 ¿quién los depositó? ¿acaso Sosa Pohl? ¿fue Pedro Alonso Pérez? ¿sería Francisco Chavira?…¿quién le regaló ese dinero al partido?.

Otro depósito de particulares fue por once mil 662 pesillos ¿acaso de Dianita Chavira? ¿De Juan Manuel Rodríguez Nieto?…¡Por el amor de Dios!.

De todas maneras, Sosa Pohl  y los ahora dirigentes salieron ganando, pues las irregularidades fueron por 334 mil y la multa por 243 mil –que a fin de cuentas no es dinero de ellos-.

Tenga usted la seguridad, querido lector, que lo seguirán haciendo.

Después de todo, esa lanita es como quitarle un pelo a un borrego, si el PRD está recibiendo en el 2011 un subsidio del gobierno por 3.6 melones de pesos, y el PT por 2.9 millones… Sin hacer nada.

Los mas jodidos fueron los del Partido Convergencia. La irregularidad fue de siete mil 492 pesos (faltó el recibo de pago de renta –junio del 2010- del comité de Matamoros), y la multa por siete mil 516 tepalcates.

Tales irregularidades se detectaron en el manejo de los subsidios del 2010.

Ya en la cuenta del 2009 (reunión del IETAM del 24 de junio del 2011), los partidos habían recibido una pequeña lección de que las cosas se pondrán más duras.

Por ejemplo, el PAN tuvo una sanción de 83 mil 120 pesos; el PRD por más de 25 mil; PT por la suma de 90 mil 900 y Convergencia seis mil 500.

Y sirvió de lección de aprendizaje, dado que para el año siguiente Acción Nacional ya observó mas cuidado en presentar su contabilidad.

Por su parte los petistas bajaron la danza de los miles a unos cuantos pesos.

Conforme avanzan los años, a los dirigentes de los partidos se les están poniendo duras las cosas.

Así por ejemplo, el 26 de febrero del 2009 se reunieron los consejeros del Instituto Electoral para aprobar los trimestres (no era anual) del subsidio  correspondiente al 2008, y todos salieron ¡limpiecitos!.

Las cuentas se aprobaron sin chistar, no hubo multa y al año siguiente se incrementó el subsidio estatal para los partidos.

Ahora, lo que cabe preguntar es si con el nuevo jefe político los dirigentes de los partidos seguirán en engorda o el subsidio quedará en lo mismo y habrá apriete de tuercas.

Y es que el pueblo tamaulipeco ya no debe pagar hasta las francachelas de los representantes del sistema de partidos.

Cambiando de canal, de Tula nos llega el reporte de que hace dos meses estuvo por allá el delegado de SAGARPA, Roberto Salinas Salinas, para prometer que en una semana se liquidaría todo el Procampo a los habrientos campiranos.

De paso les mandó “rasurar” 50 pesos por piocha para pagar la comida de cabrito que degustaron.

Ya solo falta que el pago de ese programa les llegue el mero uno de julio del 2012, o sea, a unas horas de los comicios.

Mejor nos vamos por ahora.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*