Historias de vivales

Oct 2nd, 2011 | By | Category: Opinión Pública
Spread the love

Cuando alguien comete un delito y logra evadir la cárcel o pagar sus responsabilidades, siempre vuelve a las andadas.

Por lo general evaden el “bote” quienes trafican con terrenos, bienes inmuebles en general, y los delincuentes son gente de más o menos ingresos o “bien acomodados” en puestos del gobierno.

Mire usted por qué se lo digo.

La semana anterior el regidor Raúl Yépez López se vio envuelto en un escándalo de terrenos en el ejido Loma Alta, que lo obligó a pedir el amparo de la justicia federal.

El viernes, ante la prensa, el señor Yépez se dijo inocente de las acusaciones, pero no fincó responsabilidades.

La verdad es que, como gran pillo, aparece nada menos que el profesor Armando Garza Williams, ex director de la Normal Federalizada de Tamaulipas y muchas otras chambas en la época de “La Banda del Zapato Blanco”.

El dato agrega que fue Garza quien se comprometió con el ejidatario Ascensión Barrón Pérez a pagarle cuatro millones de pesos por seis hectáreas, y ahora le hace al enmascarado.

Yépez –que desde luego no es una blanca palomita-, solo se dedicó a lotear y vender.

Parece que el asunto se resolverá antes de llegar a los tribunales porque el profe le tiene miedo a “la pinta” (hotelito de Tamatán).

Claro, sería muy penoso que sus ex alumnos profesores le lleven sus cigarritos al reclusorio.

El maestro ya mandó a sus abogados y prometieron que pagarán todo, hasta las copias del juicio.

Mientras tanto el buen Yépez “pasó saliva” sin necesidad. Se amparó antes de tiempo, cuando  la orden de aprehensión está muy lejos.

Bien dicen que el miedo no anda en burro… ¡Vuela!

Otro caso de trafique de terrenos está al descubierto e implica a cierta damita de la sociedad victorense junto con conocidos funcionarios de la pasada y presente administración estatal.

Una fuente de la Procuraduría dice que ya hay cuatro demandas acumuladas sobre la primera personita, aunque los nombres se manejan con sigilo “para no entorpecer las averiguaciones”.

Los que escribimos tenemos la obligación de respetar la secrecía con que se manejan las autoridades y solo vamos a dar un dato: El fraude se está dando con un inexistente fraccionamiento exclusivo llamado Los Prados.

La publicidad del espacio privado dice que se encuentra “a solo 150 metros de la nueva Torre de Gobierno”.

Señalan las denuncias que fue en la época del tristemente célebre Arturo Díez Gutiérrez cuando los funcionarios transexenales pidieron permiso de fraccionar.

La verdad es que no hay autorización y el “privado” no existe.

Aquí no se sabe si los procesados ya enviaron a sus abogados para negociar, pero lo más probable es que lo harán. Dicen que el botellón está muy “feo”

Ya continuaremos con el tema.

Y si de pillos se trata, pues mire que recibimos el notición de que un juez administrativo de la ciudad de México decidió regresar a los cooperativistas el ingenio azucarero de El Mante, mismo que fue enviado a la quiebra por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Antes de incautar la empresa y sus propiedades, Salinas se lo había regalado en 59 melones de pesos al Grupo Sáenz.

Eso fue hace 20 años.

En los siguientes días habrá mucho qué escribir, sobre todo de los méritos del dirigente cooperativista Joel de la Rosa González.

Y deberán comparecer funcionarios del gobierno estatal porque, en aquel entonces, Américo Villarreal Guerra se quedó con cientos de hectáreas que incluye el estadio de béisbol.

A su vez Manuel Cavazos Lerma escrituró cientos de hectáreas a nombre del gobierno, incluyendo fraccionamientos habitacionales, campos deportivos y escuelas.

El asunto es que los Sáenz ahora sí tendrán que pagar a los cooperativistas.

Se sabe que tienen como socios a inversionistas británicos con un 49 por ciento, y estos podrían demandar penalmente a quienes detentan el logotipo de Ingenio El Mante, S. A. de C. V.

Vamos a decir que a partir del 27 de septiembre –fallo del juez-, la empresa no tiene bienes, solo es un membrete ¿presentarán apelación? Parece que no. Van a negociar y pagar a los obreros y ejidatarios.

Estaremos pendientes porque algunos ex dirigentes del gremio podrían alcanzar cárcel.

Aparte, mire que el seis de octubre, a las ocho de la mañana, arrancará en Matamoros la Tercera Feria Regional del Empleo que organiza la administración de Egidio Torre Cantú.

La cita es en un salón del Holiday Inn de la fronteriza con la participación de 60 empresas ofreciendo mil 400 puestos vacantes.

De un total de siete ferias efectuadas –locales y regionales-, la Secretaría del Trabajo ha logrado colocar a seis mil 324 personas.

Lo que pasa es que en ocasiones los factores de la producción, -capital y trabajo- no se encuentran con facilidad.

Chamba sí hay, pero a veces se esconde a los interesados.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code