Cuestión pública

Nov 10th, 2011 | By | Category: Editoriales
Spread the love

Luis Lauro Carrillo

TENENCIA VEHICULAR

La eliminación de la tenencia federal vehicular en 2012, plantea un dilema al Estado de Tamaulipas, el de establecer nuevos impuestos locales, ajustar su gasto o recurrir a la emisión de deuda para cubrir el déficit de 600 millones de pesos, de no decidir se quedaría sin una importante fuente de ingresos.

En efecto la eliminación de la tenencia a nivel federal originó un ambiente de incertidumbre y  un escenario poco claro sobre si existiría algún mecanismo para resarcir los recursos que las entidades federativas dejarán de percibir a partir del 1º  de enero de 2012.

En ese tenor Alfredo González Fernández secretario de Finanzas del Gobierno del Estado, recientemente dijo que en este mes noviembre, se tomara la decisión que más convenga para seguir cobrando o no el impuesto de tenencia.

Cabe decir que la aversión de las entidades federativas a establecer nuevos impuestos o aumentar los existentes para sanear su economía, obedece al cálculo político de imponer  medidas impopulares, porque estas resultan lesivos y perjudiciales para la población en general, máxime de tratarse de una época de crisis económica y de seguridad, sobre todo de un año eminentemente electoral.

Sin embargo en los hechos la Tenencia vehicular no podría considerarse como nuevo impuesto, ya que por disposición del artículo cuarto transitorio de la propia Ley sobre Tenencia o Uso de Vehículos abrogada, faculta a las entidades federativas, a través de sus congresos a establecer impuestos sobre tenencia, para continuar en 2012 recibiendo ingresos por esta contribución.

De ahí que la tenencia, tendrá que decidirse antes de que se discuta el presupuesto estatal de egresos del siguiente año y se incluya en la respectiva ley de ingresos. La mitad de los estados ya optaron por la última opción. Una propuesta equitativa y proporcional sería cobrar únicamente el impuesto sobre la tenencia o uso de vehículos nuevos y seminuevos por un valor de 150 mil pesos en adelante.

Por otro lado la Tenencia es considerada la hija de la desidia  de la clase política, porque desde hace más de 40 años el gobierno federal no ha querido, ni quiere realizar reformas estructurales, ente otras una reforma fiscal profunda. El bono petrolero ya se agotó, permitió por mucho tiempo aplazar tal decisión de ampliar la base gravable y cobrar más a los que más tienen. Ya no será posible.

No pasa inadvertido que en 2012, existe la posibilidad para el caso de que las autoridades de las entidades federativas tengan plenas potestades para el cobro y las cuotas de la tenencia, se presente un canibalismo.

De tal suerte que las Estados se verán en un escenario donde un Estado que cobre un impuesto mayor respecto a la entidad vecina podría generar incentivos para que ciertos contribuyentes registren sus vehículos en la entidad donde la cuota sea menor y de esa manera practicar una evasión legal.

En definitiva  la tenencia fue eliminada como impuesto federal, el Gobierno de Tamaulipas requiere mantenerla en 2012, pero como propuesta de solución únicamente para los vehículos nuevos y seminuevos por un valor de 150 mil pesos o más, para resarcir en parte la situación financiera estatal, generada por la administración gubernamental pasada.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: @luiscarrs

Leave Comment

*

code