Entre comillas

Dic 4th, 2011 | By | Category: Editoriales

Por;  José Luis Ávila.

LA OTRA GUERRA SERA PARA EL PRI

1.-  Una vez dada la renuncia del profesor Humberto Moreira Valdés como dirigente nacional del PRI, se desprende una sola causa principal sobre esta decisión y claro es la ácida campaña mediática encauzada, más que en aras de la transparencia y la rendición de cuentas, a menoscabar el poderío del PRI y la fuerza del único candidato  como es Peña Nieto.

Y no cabe la menor de las dudas que en otras  circunstancia el ahora ex presidente del PRI bien podría haber dejado correr el tiempo para que las investigaciones y las denuncias presentadas, se fuera aclarando poco a poco a fin de poder demostrar la otra cara de la moneda que seria en ese caso la inocencia del ex líder y ex gobernador del Estado de Coahuila.

Pero  ahora el tiempo  no fue el más cercano de sus aliados  pues  urgía acelerar las cosas ante el inminente inicio de las campañas.

Al final de esta guerra mediática  el panismo fue el ganador, mas sin embargo dicen los priistas de hueso colorado, los de verdad, los que siempre traen la camiseta bien puesta, que la otra guerra la que viene para este 2012 quienes la van a perder son precisamente los azules, y eso lo van a ver y contemplar  el 2 de julio del año próximo.

Es obvio que los panistas habrán de continuar insistiendo en este asunto, del cual ya han hecho su causa y, lucrar sobre ella esta es la gran oportunidad que estamos seguros no van a desperdiciar, y la van a explorar hasta el hartazgo, el fastidio,  como haciendo leña del árbol caído .

Sin agarrar partido político pero sentimos que el profesor demostró ser una buen operador político, pues en su cuenta como presidente del tricolor registro cinco triunfos consecutivos, incluyendo el último cuando Fausto Vallejo ganó el gobierno de Michoacán.

Dicha campaña fue dirigida por el propio profesor y luchó a brazo partido y con una enorme desventaja, pues el PRD fue gobierno en dos periodos y la candidata del PAN era nada menos que la hermana del presidente Calderón Hinojosa.

Y estamos seguros que tanto el PAN como el PRD, en aquella entidad, se agarraron de toda clase de recursos y acciones en su claro afán y desesperación por ganarle al PRI.

Humberto Moreira llegó a la presidencia de su partido cuando el instituto atravesaba por una seria crisis. Se había perdido Oaxaca, Guerrero, Puebla y Sinaloa y las perspectivas eran muy adversas, sin embargo el PRI logro sus objetivos; Moreira empezó a ganar elecciones y levantó el ánimo del priísmo, pero Calderón nunca le perdono sus desplantes.

Así con la llegada de  su hermano Rubén como gobernador de Coahuila, Humberto cerró su ciclo, y el mismo candidato a la presidencia de la republica por el PRI, Peña Nieto, remarcaba sobre el desgaste político del profesor, pero se le dio la confianza  para que él mismo tomara su decisión, una decisión que seguramente fue asumida entre ambos, Peña y Moreira, con relación a su separación del partido como líder nacional.

Ahora para dicha responsabilidad se dejar ver como muy seguro a Pedro Joaquín Coldwell, quien en dado caso tendría que entrarle  a la competencia por la Presidencia de la República, por la renovación de las dos Cámaras del Congreso y, por si fuera poco, habrá elecciones para gobernador en Jalisco, Guanajuato, Morelos, Chiapas y Tabasco, así como de nuevo Jefe de Gobierno en el Distrito Federal. Finalmente, en nueve entidades más habrá elecciones para renovar ayuntamientos y congresos locales.

Sin embargo en este caso tan importante quien registra una basta experiencia es el político Jesús Enrique Jackson Ramírez; pues en su larga vida como político ha sido presidente del Senado de la Republica,  Delegado político en Cuauhtémoc, Secretario de Seguridad y de Transporte, Presidente del PRI en el Distrito Federal, Presidente de la Fundación Colosio del PRI, Diputado Federal, coordinador del grupo parlamentario del PRI en la Cámara Alta, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Y así ya en corto Enrique Jackson determina que con Enrique Peña Nieto, los priistas tienen al mejor candidato, aunque advierte que  no se deben confiar mucho ni menos caer en la división de grupos políticos, como ocurrió hace seis años, pues de ser así la posibilidad de recuperar la Presidencia de la Republica volvería a fracasar. Ok

Correo electrónico;  joseluis_avila_2@hotmail.com

Leave Comment

*