Los marranos de El Mante

Dic 11th, 2011 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- En la administración municipal de El Mante suceden cosas muy raras. Si nos vamos despacio, le iré explicando.

Por principio, a lo mejor tiene razón el joven José Luis Martínez Cabriales en tomar medidas extremas para que el alcalde Humberto Flores Dewey, le pague 200 mil pesos que el municipio le quedó a deber desde que lo regenteó el doctorcito Héctor López González (en realidad las decisiones se tomaban en el DIF del pueblo).

Al momento de escribir estas líneas, no estábamos enterados de si en efecto José Luis llevó y soltó tres marranos (cerdos) en el evento en que Flores rendiría su primer informe de labores, este domingo.

Era el último recurso del proveedor municipal para recuperar la inversión que hizo y le quedaron a deber los entes del ayuntamiento.

En el tono interpretativo ¿qué significado tiene llevar marranos al evento? Yo me imagino lo mío, usted querido lector, haga la suya.

El alcalde mantiene la comuna como si fuera un giro particular, le debe lana a medio mundo y a otros les regala recursos que no son suyos.

Decíamos que hay cosas que no se entienden, como la siguiente.

Una revisada a la información pública de oficio nos dice que en el 2011, el alcalde Flores festejó a lo grande y de lo lindo a los maestros del municipio.

Reportó el sacamuelas haber gastado la friolera de 303 mil 550 pesos durante el mes de mayo en la celebración de los mentores.

¿Cómo lo hizo? Bueno, según el reporte de Tesorería, se gastó 158 mil en la “tragacha”; 113 mil 900 pesillos en la compra  de un automóvil de agencia que les rifó a los sufridos obreros del gis.

Pero también reportó 23 mil 300 chuchos en “gastos del festejo” y otros ocho mil 383 en la compra de “regalos” para la misma celebración.

En total se chutó más de 300 mil del águila ¿informaría eso ante la ciudadanía este domingo?.

Lo más probable es que no, pero sí la celebración del Día del Niño en que reportó un gasto de 30 mil pesos en el festejo, y dos mil 510 pesillos para la compra de regalos.

A como va en su gestión, no es de extrañar que en el 2012 el señor Dewey les mande no uno sino dos automotores último modelo a los profes.

Otro gasto que seguramente el pueblo de Mante nunca le autorizaría, es que le regaló otros 75 mil del águila a los profes para meterle aire acondicionado al CENDI que tienen, como si fuera responsabilidad suya.

En la tabla de egresos, se pueden apreciar decenas, cientos de nombres de personas que reciben “apoyos”  de mil, dos mil y hasta más tepalcates, sin que se diga la justificación ¿acaso la compra de aplausos?.

No se entiende, no se entiende.

Tampoco se entiende que el sacamuelas mantenga cientos de pensionados del municipio que no ganan menos de diez mil pesillos al mes.

Solo para darle una idea, querido lector, vemos el siguiente caso:

Los datos de contabilidad de la Tesorería dicen que los regidores y síndicos del ayuntamiento se chupan la cifra de once mil 500 pesillos cada 30 días, pero una pensionada, tan solo una, María Luisa Silva Guevara, cobra hasta 19 mil pesillos cada mesquite.

El Secretario del Ayuntamiento –según la información oficial- tiene un sueldo mensual de ocho mil 500 pesos, en tanto que el pensionado Arturo Martínez López, operador de una barredora, se lleva16 mil 600 en el mismo ciclo…. Lo doble.

En otro dato, las cifras del alcalde y su tesorero dicen que cada mes le pagan 15 mil 539 pesillos a Aurelio Ramírez Coronado, que tiene un puesto de mecánico del taller del  municipio.

¿Será cierto todo eso? Quien sabe, apenas lo puede investigar la Auditoría Superior del Congreso.

Señalan los datos que otro barril sin fondo es el DIF que comanda Anabell Garza Campos, donde también se dan cosas un poco oscuras.

Por ejemplo, que se pagó la friolera de 50 mil 140 pesillos, para instalar el “montaje” con que El Mante “celebró” el Día Internacional de la Mujer.

En otro renglón, habría que investigar quién factura la renta de sillas, mesas y manteles, porque son miles y miles lo que ha pagado el señor Flores Dewey por ese concepto ¿acaso negocio familiar?.

Una erogación más, dice que se gastaron exactamente 18 mil 676 pesillos por conceptos de “postres para evento social” ¿de qué serían los postres? ¿acaso chapeados en oro?.

Ah!, y la decoración también viene desde el DIF.

Se pagaron por ejemplo 14 mil 425 pesotes por unas macetitas (donde se depositan plantas) instaladas a la entrada de la Presidencia Municipal ¿será cierto?¿quién es el proveedor? ¿alguien de la familia?.

Si continuamos, nunca vamos a terminar porque el señor Dewey también reporta el pago de miles de pesos en coronas de flores para muertos ¿le manda una a cada difuntito del pueblo?.

Y en el renglón de agua, durante el 2011 se pagaron miles y miles en “agua para eventos” y reuniones, cuando el garrafón anda en los diez pesillos.

Elaboramos esta colaboración antes que el dentista rindiera su informe como alcalde, pero seguramente nada de esto incluyó en su documento.

Hablando de otras cosas, mire la recomendación que la hace el CDE del PRI a los militantes, políticos y aspirantes a chambas de elección popular.

A partir del miércoles 14, habrá un curso taller de fomento de lectura llamado PRIMERO LEO, que tiene como fin arraigar el hábito y que a los lectores no se les olviden los nombres de las obras y menos los autores.

Se presume que el curso fue programado antes de los problemillas del señor Peña Nieto.

Los aspirantes a las chambas de elección no deben echarlo en saco roto.

Este miércoles también, a las once de la mañana, rendirá su primer informe el alcalde victorense Miguel González Salud, en el Centro Cultural.

Nos despedimos con la felicitación del columnista para el maestro Max Avila Hinojosa, por el reconocimiento y galardón que recibió el fin de semana por parte de los compañeros del gremio de Comunicadores Unidos de Tamaulipas.

Bien merecido.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*