La más grande carcajada

Dic 19th, 2011 | By | Category: Opinión Pública
Spread the love

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Por lo general esta colaboración no maneja temas nacionales; geográficamente no son de interés específico para la región.

Bien decía Don Bladimir Joch González que, siendo director de un periódico local, un colaborador suyo le “atizaba” duro y tupido al dictador Augusto Pinochet después del golpe de estado en Chile.

No hallaba el maestro Joch como decirle a su colaborador, sin que se ofendiera, que aquel tema poco interesaba a los lectores victorenses, hasta que encontró lo menos ofensivo para el redactor:

-¡Ya párale! El señor Pinochet debe estar muy preocupado por las críticas que usted le hace en ciudad Victoria.

Con esa introducción, ahora le voy a confesar, querido lector, que jamás había soltado tan tremenda carcajada como la que me causó un hecho insólito en los anales de la política mexicana: Que el presidente de la República se fue a la iglesia “a orar por la paz en México”.

De acuerdo con la información de los medios nacionales, aunque usted no lo crea, así quiere el presidente solucionar los problemas de la inseguridad que nos mantienen a los mexicanos con el Jesús en la boca.

Semejante disparate hace reír a cualquiera y no solo a su servidor. Habráse visto tamaña desfachatez de un inquilino en la Presidencia ¿así quiere resolver los miles de crímenes ocurridos en su sexenio que tienen poco o nulo esclarecimiento?.

Por eso yo opino que la ocurrencia del señor debería quedar en el libro de los récords como el  mejor chiste inventado por un mexicano.

Está cañón, pero el hombre se lo inventó, él solito, y se fue con su familia al templo, a orar, según sus boletineros.

Y la promesa es que habrá “tres días de rezo para frenar las actividades de la delincuencia” ¿así se frenan? ¿y los militares? Pues que mejor los regrese a los cuarteles.

Por Diosito Santo que me seguiré riendo por el resto del sexenio calderonista, de los “métodos” que el hombre tiene para resolver los grandes problemas de los compatriotas.

En lugar de ponerse a chambear, el inquilino de Los Pinos ¡se pone a orar! Para que el Señor haga el trabajo en lugar suyo.

Mi tocayito debería patentar su método para resolver los problemas nacionales y los de cada uno de los mexicas.

¿Hay pobres? … A orar cabrones!.

¿Problemas de sequía en el campo? A orar.

¿Faltan hospitales? A rezar para que lleguen las obras.

¿Mataron a estudiantes en Guerrero? La solución está en orar.

¿Corrupción en el gobierno federal? A rezar, por Dios chinga´o!.

¿Subejercicios porque el dinero se va a las campañas del PAN? A rezar.

¿Faltan empleos? Hay que ir a la iglesia para que el Señor los consiga.

¿Daños por inundaciones? El camino es la oración.

¿Qué la deuda externa? Rogarle al Señor para que nos la pague.

Ante este procedimiento que utiliza, que supongo le es efectivo para que lo haga y lo difunda, desde cuando debió haber ordenado la desaparición de la PGR si no sirve para esclarecer los delitos.

¿Los muertos de San Fernando? A orar porque se castigue a los culpables.

¿El crimen de Rodolfo Torre? A pedir en oración porque se resuelva.

Por Dios que los tamaulipecos te necesitamos aquí, Jelipe, aquí hay muchos problemas que puedes resolver con tu devoción espiritual.

Vente para acá que aquí hay crímenes, asaltos, robos, corrupción y muchos problemas en la realización de obras porque en el 2011 le escamoteaste al gobierno del estado más de mil millones de pesos ya comprometidos.

¿Acaso debemos ponernos a orar porque regresas tal cantidad? ¿Rezar para que le des mantenimiento a nuestras carreteras? ¿para que construyas las presas de la zona sur y el acueducto de la frontera?.

Lo hubieras dicho hace más de cinco años, cuando llegaste a la silla, y nuestros problemas estuvieran resueltos. Así de fácil hombre!.

¿Te robaron el automóvil? Ponte a rezar.

¿No tienes para comer? A orar.

¿Enfermó tu hijo? A orar.

¿No tienes para pagar el recibo de la luz? Ya sabes: Rogar y orar.

¿Comapa te cortó el agua por falta de pago? Rogar porque te la reconecte.

¿No llega el Procampo? Ahí está la solución, ya la sabemos.

Después de teclear estas líneas, así como la “preocupación” del General Pinochet por las críticas de aquel periodista local de los años setentas, de seguro así está, ya, ya,  “preocupado” el señor Calderón por las que enderezo desde esta colaboración.

Pero bueno, el espacio que me destinan ha sido cubierto cuando en periodo vacacional los temas de interés local escasean.

Ahora miso me voy a catedral a rogar para tener un tema para mañana.

Batallamos porque queremos, el camino ya nos lo enseñó el panista presidente.

P.D.- Si yo pudiera reelegirte amigo mío!.

http://www.janambre.com.mx

Leave Comment

*

code