Cuestion pública

Ene 9th, 2012 | By | Category: Editoriales

Luis Lauro Carrillo

PERSPECTIVAS ECONOMICAS.

Los expertos Vaticinan el 2012 como un año más difícil para la economía mexicana, que podría entrar en recesión por la crisis financiera internacional que afecta a Estados Unidos y Europa, previéndose una expectativa preocupante del bajo crecimiento económico y gran volatilidad del peso.

De tal suerte que la crisis mundial  terminará por lastimar el comercio internacional de México y, en consecuencia, el crecimiento de su producto interno.

Al efecto se predice un crecimiento económico del 3.2 por ciento, lo cual representa una cifra por debajo del 3.7 por ciento estimado en la Ley de Ingresos de la Federación, que no es suficiente porque apenas se estaría generando la mitad del millón de empleos que el país necesita.

No obstante lo anterior  algunos especialistas menos optimistas piensan que la crisis mundial y el des aceleramiento de la economía nacional impactara el Producto Interno Bruto (PIB) que si bien le va solo crecerá el 1 por ciento.

La inflación de acuerdo a los analistas financieros está controlada, no obstante de que en noviembre y diciembre registró niveles elevados, que llevó la tasa anual a cerca de su techo proyectado del 4 por ciento.

De ahí que debamos prepararnos para este 2012 que no será un río tranquilo, sino un año de esfuerzos y concentración, con una combinación de problemas, como la desaceleración de la economía mexicana, la recesión en estados Unidos y Europa.

Es conveniente señalar que México tiene al decir de las autoridades, indicadores macroeconómicos sólidos, una banca solvente, un nivel récord de divisas internacionales, la Línea de Crédito Flexible con el FMI y un nivel manejable de deuda pública.

De ahí que no debe haber complacencia, ni echar las campanas al vuelo porque existen muchas asignaturas pendientes, pues la mitad de la población aún tiene grandes carencias, con condiciones de desigualdad muy grandes, y hay retos de infraestructura, de competitividad, de productividad de desarrollo económico y social.

Sin embargo, esa “estabilidad” es una condición necesaria pero no suficiente para garantizar un crecimiento sostenido que se refleje en el nivel de vida de los mexicanos.

Por otro lado 2012 se presenta como un año complicado, desde el punto vista electoral, de seguridad pública y en un momento económico muy incierto, volátil, viendo cómo se estanca la economía nacional, así como las economías de los países desarrollados están en crisis.

La sociedad mexicana debe de estar consiente en que las condiciones van a estar difíciles, se va tener una grave crisis económica, pero también depende mucho de los mexicanos de que cuiden su trabajo, su dinero si lo tienen y en su caso algo de ahorro.

En definitiva gane quien gane las próximas elecciones presidenciales, México debe realizar reformas estructurales laborales energéticas, políticas y económicas, para crecer a mayores tasas y crear los empleos que se necesitan, inclusive recurriendo a las tesis de Keynes del pleno empleo y a la inversión pública.

lucarrso@hotmail.com

Twiter: luiscarrs

Leave Comment

*