Solo a Dios le tengo miedo

Feb 15th, 2012 | By | Category: Opinión Pública

Cd. Victoria, Tamaulipas.- De seguro el hombre ya habló con Diosito, ya se tutea con él y por tanto le perdió el miedo, o… Le pidió permiso.

Lleva varios años con su afirmación:

-¡Solo a Dios le tengo miedo!.

Su proyecto futurista ya lo tiene “armado”, ya se siente senador por Tamaulipas y a lo mejor hasta soñó que le cayó a su bolsa la primera quincena.

La armó en un abrir y cerrar de ojos: Pasar a cuchillo con cien pesillos a cada trabajador del sistema educativo de Tamaulipas, para la jornada proselitista, y mandar a cada uno a votar en su favor.

Según los cálculos de Don Arnulfo Rodríguez Treviño, el gerente de la sección 30 del SNTE, en la nómina magisterial de la entidad aterrizan 60 mil cráneos que, de a cien chuchos cada uno, le dejarán seis melones de pesillos para su campaña.

Como la lana y los sufragios van “pegados”, el maestro tuvo otra genialidad: Ordenó que cada cráneo que aterriza –aunque no laboren-, se consiga a la de a hueffo nada menos que cinco votos más para depositarse en las urnas el próximo uno de julio.

Debe ser matemático el maestro de Villagrán, porque tendrá la nada despreciable suma de 360 mil sufragios constitucionales, que le darían –le darán ¡hombre¡- la senaduría por la primera minoría.

Para usufructuar la de mayoría, nuestro personaje necesita por lo menos –lo menos- 430 mil votos.

Si usted quiere entender por qué esa cantidad, le damos a decir querido lector, que en el 2006 los panistas se llevaron las dos posiciones con un total de 428 mi sufragios que representaron el 35.7 por ciento de los emitidos.

Pero más antes, en el 2000, el ex invencible PRI conquistó para los suyos la apetecible nómina con un acumulado de 461 mil sufragios.

Como el maestro es oposición, la clientela electoral se dividirá entre PRI y PAN, y él será el ganón. Así de fácil.

Así que, con toda oportunidad, a partir de ya, todo aquel individuo o individua que aterrice en las nóminas de la SET deberá pasar a cuchillo con cien del águila y, de paso, conseguir cinco “amigos” que vayan a depositar su voto a favor del maestro.

Pero no solo es de “pico” sino que los reclutadores de nuestro hombrecillo necesitan copia de la tarjeta de elector, o los datos de la misma.

Da la impresión que Arnulfo ya habló con Dios, porque mire usted, el 23 de noviembre del 2011 declaró a los periodistas que le preguntaron sobre una posible candidatura.

-Habrá que esperar los tiempos, y a Dios.

Y el once de enero del presente, ya más confiado en el Topoderoso:

-Con la bendición de Dios, siempre me he sentido seguro (de ser candidato).

Toda su chamba, su vida, se la encarga, la pone en manos del Señor.

-Dios y los órganos del gobierno sindical van a decir cuándo debo entregar.

Y en el mero día de su cumple, en el 2011, cuando enfureció como animal ahí en las instalaciones de la Feria.

-Ni el huasteco ni el norte (vientos) me van a tumbar, solamente Dios.

Otra más que salió de los labios del espécimen magisterial:

-Yo se que nada mas Dios es perfecto –cuando los reporteros le preguntaron sobre el doctor Diódoro Guerra y la SET-.

Ante este escenario –como dicen los políticos-, no cabe duda que el maestro convence y ha convencido al de la pluma, su servidor, para votar por él rumbo al senado.

Con la ayuda de Dios, Arnulfo, los contrincantes nos van a pelar los ojos.

Mira que ya la tenemos armada, nada mas ten cuidado en que no nos vayamos a pasar en los topes de gastos de campaña porque los tricolores y azules van a poner el grito en el cielo.

Bueno, en ese tema yo de oriento mi maestro y desde ahora te digo que el “donativo” de cada mortal llegará a los seis melones, muy distantes todavía del tope.

Por eso yo –el de la pluma- te aconsejo Arnulfillo, que el bajón a los profes aumente a los 150 pesillos por cráneo.

Dicha lana no significa nada para esos macuarros, y lo más seguro es que se la chupen de alcohol en un sentón en la cantina.

Nuestro querido IFE dice que puedes utilizar ocho millones 962 mil 988 pesillos con 91 centavitos.

Por si no lo sabes, Arnulfo, esa cifra es el resultado de sumar el tope de campaña de los candidatos a diputados, que es de un millón 120 mil, por los ocho distritos que tenemos en Tamaulipas.

Yo, el columnista, como tu partidario, te voy a dar otra orientación para que pases a la báscula a todos: Que los 150 del águila se les descuentes en el cheque quincenal… Primero la mitad y luego la otra mitad, para que no la “sientan”. Solo tienes que decirle a los jefes de la SET que es para tu campaña.

No te preocupes mi querido Arnulfo ¡Vamos a ganar la senaduría!. Solo te pido que me invites a la celebración ¡mondao!.

Me haz ganado muchachote, y es así como recuerdo cuando opinaste sobre nuestro Gobernador Egidio Torre.

-Le voy a pedir a Dios que lo proteja.

No me queda duda que eres un tipo noble, de buenas intenciones, humano, decente, honrado a carta cabal… Un tipo a toda mader…

Antes de irnos, el Club Webberson de Ciudad Victoria y Anexas recuerda  a los socios que el viernes a las dos de la tarde hay “junta” en la palapa del 31 Juárez, para festejar el Día del Amor y la Amistad.

De paso los webbones le entregarán reconocimientos a Gerardo Ramírez Alcalá, líder saliente, y al maestro Carlos Peña García, jerarca del Venerable Consejo de Ancianos, por su laboren pro de la organización.

Y el que no es webber es el alcalde victorense Miguel González Salum, quien este martes estuvo en el Relleno Sanitario para poner en servicio una nueva “celda” de almacenamiento, la quinta, que tuvo un costo de 1.5 millones de pesos.

www.janambre.com.mx

Leave Comment

*